El blog de 道


Paparruchas
17/07/2013, 4:16 pm
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , ,

Hay gente que descarta algunos textos místicos por incomprensibles, ni se plantea que tengan sentido y que simplemente ellos no tengan la capacidad para entenderlos, que les falten las bases para ello (teóricas y/o experienciales).

En cambio si se habla de ciencia (por ejemplo física), todo se acepta como verdad por imposible de entender que sea y aún careciendo de cualquier base experiencial (¿quién ha visto un quark?).

A eso se le llama fe o creencia. Entonces paradójicamente la física hoy día, para el grueso de la población es una cuestión de fe, al igual que la mística.

¿Cual es pues la diferencia? Poca. Simplemente tú eliges tu religión. Dado que no tienes tiempo para profundizar en todo lo que ocurre en el mundo, decides que crees y que no, pero sin criterio especial alguno. Para ti (no físico) es tan religión la física como las otras.

Paradójicamente de nuevo, un Jnani solo va a considerar real aquello que puede ver con claridad y experimentar. Mientras que la física más pura para ti es es solo fe y religión.

Hemos dado la vuelta a la tortilla…

Leamos un texto de cuántica cogido «al azar» teóricamente «de divulgación»:

La energía gravitacional o la de interacción entre espines se describen como “potenciales” de interacción. El modelo estándar incluye el potencial de un hipotético campo escalar (de espín cero): el campo “de Higgs”. En el estado de mínima energía (¡el vacío!), el campo rompe la simetría gauge y una de sus componentes, que es neutra, adquiere un valor constante no nulo (su valor en el vacío). La teoría “rota” tiene pues un vacío que no está vacío, sino permeado por una “substancia”: un campo constante. A diferencia del viejo éter, este vacío es invariante relativista (es el mismo para un observador que para otros en movimiento respecto a él) y hasta invariante general-relativista (el valor del campo en el vacío no se diluye, aunque el universo se expanda).



Multi-verso y Uni-Tao (y 2)
13/07/2013, 4:05 pm
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , , ,

El universo percibido es interpretación al 100% (ya sea por los sentidos más la mente, o por los sentidos a través de maquinitas que inventamos, como por ejemplo microscopios) y por tanto subjetivo, creado a partir de imágenes mentales.

Y el universo no percibido no tiene características.

La magia del universo es el nacimiento del perceptor, el observador, la percepción (si es que nació). Ese es el verdadero Big Bang. El universo no existió como tal hasta entonces. Y a partir de entonces existe un universo diferente por cada ser que perciba…

Mientras no existió tal cosa, en el universo no hubieron ni objetos, ni colores, ni característica alguna en el mismo. Solo Tao/noúmeno sin nombre, forma ni característica (nombre, forma y característica son propiedades de la percepción o del lenguaje en el primer caso)

Evidentemente el noúmeno tiene en sí mismo la potencialidad de crear universos, pero las posibilidades son infinitas y no colapsan en una realidad concreta hasta que existe el perceptor (esto suena extrañamente cuántico, si al final todo coincide).

Vayamos incluso algo más allá: cuando se explica que el color es simplemente la frecuencia del fotón, todos nos quedamos tranquilos, como si hubiéramos explicado algo de la realidad, pero hablar de la frecuencia del fotón es cambiar una percepción (la vista) por otra forma de percepción (medida de frecuencia), aún no hemos ido más allá, ni podremos, pues cualquier medida es percepción, seguimos «creando» nuevas percepciones que ya hemos visto que son finalmente creaciones mentales subjetivas.

Se podrá profundizar aún más y decir que la frecuencia en realidad es parte de la función de onda cuántica del fotón colapsada y seguiremos simplemente cambiando nuestros sistemas de percepción por otros manufacturados más complejos, estaremos cada vez más lejos de los que nos son naturales, serán más sofisticados y alienígenas, pero sin llegar jamás al noúmeno que no tiene características.

Simplemente es un viaje infinito sobre sistemas de percepción cada vez más pequeños o más grandes. ¿Algún dia se llegará a los límites de la percepción? Quizá, pero seguiremos sin haber llegado al noúmeno, todo es un juego de percepción nunca habremos visto la Realidad desnuda porque cuando desvistes la realidad no queda nada que tú puedas percibir.

Finalmente:

¿Qué es lo percibido? Una construcción mental
¿Qué es la percepción? Un proceso mental
¿Qué es el perceptor? Una sensación mental

Todo Mente. Solo Mente. Y por tanto una única cosa.

El Noúmeno está allí fuera, fuera, fuera de tu alcance.



Multi-verso y Uni-Tao (I)
11/07/2013, 4:01 pm
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , ,

El tema del universo como imagen mental y concepto subjetivo es algo complicado de explicar, pero una vez entendio es evidente y autodemostrado.

Quizá se entienda mejor con un ejemplo: imaginemos una animal cuyos únicos sentidos son la percepción de ultrasonidos y de infrarrojos, nada más.

Ambos tipos de percepción no existen para el hombre. Y lo que nosotros percibimos quedaría velado para ese ser.

¿Qué clase de universo crees que percibe ese animal? ¿eres siquiera capaz de imaginarlo?

Y lo mismo él respecto a nosotros ¿no?

El universo que él percibe no se parece en nada al que percibes tú, no es solo que donde tú ves rojo el vea en blanco y negro, o alguna trivialidad así, es que está en una dimensión de percepción totalmente separada de la tuya, no teneis ningún punto de contacto…

Vivís en universos diferentes.

Si ambos universos percibidos son absolutamente diferentes, cosa que parece obvia. ¿Cual es verdadero?

Visto así parece claro que ninguno de los dos, ¿no? Ambos son solo construcciones mentales de mentes diferentes a partir de cierta información parcial creada por los sentidos.

Un persona bajo los efectos del LSD puede «oir» los colores o «ver» los sonidos. La experiencia debe ser realmente especial. Normalmente descartamos esas experiencias de un plumazo como fruto de un cerebro funcionando mal pero el hecho es que ese universo es tan válido como el nuestro. Algún ser podría percibir el mundo así y esto sería igual de válido.

Pero nuestra costumbre nos lleva de nuevo siempre a nuestra forma de universo y nos hace creer que ES el válido. Y eso no es así, no hay razón alguna para creerlo. Es otro caso de antropo-centrismo (creer que somos especiales en el universo), como cuando pensamos ilúsamente que somos el único ser de la creación con libre albedrío (no es que hayan otros, es que no hay ninguno)

La Realidad Pura (Tao, noúmeno) no tiene características hasta que es percibida, es el acto de percibir lo que le da color, mientras no exista percepción solo es noúmeno sin características.

Noúmeno: este concepto ha sido usado para hablar de la cosa-en-sí, es decir, la cosa en su existencia pura independientemente de cualquier representación. La cosa en sí misma, fuera de su relación con nuestro modo de intuirla o percibirla; no es objeto de nuestros sentidos, ni por lo tanto de nuestro conocimiento. Para Kant no cabe un conocimiento de la realidad nouménica. (Fuente Wiki)

(continua)



Mente y mundo (I)
18/02/2013, 3:40 pm
Filed under: Descripcions | Etiquetas: , ,

Es curioso que un problema que plantea la ciencia sobre la consciencia es como puede el cerebro mostrar el mundo a la persona, como se pasa de impulsos eléctricos a una imagen del mundo que percibimos.

A mi lo que me parece curioso es que un científico no se dé cuenta de que ese planteamiento es totalmente erróneo.

El misterio no es saber como la mente reproduce el mundo dentro de tu cabeza. Principalmente porque no podemos saber como es el mundo de forma directa, lo único que sabemos del mundo es lo que nos muestra el cerebro en nuestra cabeza.

Es decir lo que vemos y llamamos “mundo” en realidad es “la forma en que el cerebro muestra el mundo a la consciencia”. No existe una “imagen del mundo” que sea correcta, si otro cerebro, por ejemplo el de un gato, le muestra el mundo de manera totalmente diferente, esa imagen del mundo es tan correcta como la nuestra.

Y no me refiero solo a cosas sencillas como que el gato vea en blanco y negro o en color. Las diferencias pueden ser mucho más profundas, es imposible saberlo

Es decir, lo que entendemos como «mundo» en realidad es la forma de expresión de nuestro cerebro.

El mundo no tiene características como las que percibimos, y es diferente para cada cerebro potencial. Cuanto más diferente la herramienta de percepción e interpretación, más diferente su visión del mundo.

Sabemos que el color es solo una representación arbitraria de las diferentes longitudes de onda de ciertas fuerzas/partículas que hemos denominado fotones.

Lo único real (si hay algo real) son esas partículas/ondas vibrando (curiosamente la física cuántica dice que son partículas y ondas a la vez, es decir algo que no sabemos ni interpretar en nuestro cerebro).

Luego cada sistema de percepción/cerebro puede o puede no captar esas partículas y le puede dar una interpretación u otra.

Igual que no se pueden explicar los colores a un ciego, es imposible hacerse una idea de como podría «verse» de otra manera la luz, pero está claro que la interpretación de cada cerebro podría ser radicalmente diferente.

Si eso es así solo para la luz, imagina el resto (tacto, olor, oido, infrarrojos, ultrasonidos, campos magnéticos terrestres, etc…)

¿Cómo verá el mundo un ser que percibe solo campos magnéticos y ultrasonidos?

Es imposible de imaginar pero desde luego no puede parecerse en nada a como lo vemos nosotros.



Advaita zen búdico revisitado (y 3)

Entonces si no tiene características, mi Yo es igual al tuyo, ¿no? En realidad es EXACTAMENTE igual al tuyo. Tú y yo, en el fondo, en lo permanente somos exactamente lo mismo, entonces ¿podríamos decir que somos UNO?

Aquí empieza a revelarse el porqué al Advaita Vedanta se le llama filosofía no-dual…

En base a las prácticas explicadas, se supone que uno llega a todas estas conclusiones y la revelación que obtiene es doble: El Yo habitual no existe (o yo soy solo el observador) y de eso se sigue que todos somos exactamente iguales (consciencia), luego todos somos realmente uno, luego yo soy todo (todo es consciencia).

Y justo ese es el sentimiento más sorprende que relatan todas las ¿personas? que han Despertado: que contra todo pronóstico pasan a sentir que son TODO, que cualquier cosa que perciben, también es ellos.

Y por tanto lo aman, igual que te amas a ti mismo. Todo está bien y todo es perfecto, porque todo es una expresión MIA. Y también por eso el budismo dice que no hay yo, puesto que si tu Ser es todo el Universo, ¿de qué sirve inventar o usar esa palabreja?

Todo y nada acaban siendo lo mismo siempre…

Otra forma de verlo (más intelectual) es que lo que determina el curso de acción y mi vida, es en realidad todo el universo. Como decía Nisargadatta la idea de una causa única para cualquier cosa, es ridícula.

Todo el universo está conectado y todo el universo es en cierta forma la causa de cualquier cosa. Si rompes con tu pareja, las causas que han motivado esa decisión son infinitas y a poco que te pongas a escarbar a fondo y con sinceridad verás que influye incluso quizá ese rasgo de carácter que se imprimió en tu mente a los ocho años al ver que moría tu mascota o que ese dia había luna llena y estabas algo más nervioso de lo habitual, eso y miles de cosas más. Lo único que no influye en tu decisión es algo llamado “libre albedrío” que nadie sabe de donde surge, donde reside, ni por qué mecanismos podría actuar en un universo de leyes rígidas, etc… luego lo sensato es pensar que no existe…

Si lo que define qué haces y qué eres es todo el universo, entonces llegamos de nuevo a la conclusión de que todo está conectado de forma totalmente inseparable, la realidad es un bloque único, no hay partes…

Y si no hay partes… ¿Adivinas? Otra vez llegamos a lo mismo: no-dualidad. Tú eres todo. Las partes las genera la mente, experta en trocear para analizar porque es incapaz de analizar la globalidad…

Quizá nuestra piel nos transmite otra idea, pero esa separación de “Yo soy hasta donde está mi piel y más allá no soy yo” cae totalmente en el momento de la realización.

Y creo que eso es básicamente todo lo que quería explicar. 🙂

Nota: Este texto está lleno de simplificaciones que equivalen a errores o medias verdades, pero espero que haya dado un marco conceptual con el que interpretar muchos de los textos de este blog.




A %d blogueros les gusta esto: