El blog de 道


Los ocho principios vitales de los grandes seres (III)

El quinto principio consiste en no descuidar la atención plena. A esto se le llama correcta atención plena. Esto es, preservar el Dharma y no extraviarlo. A esto se le llama “mantener la atención plena” o “no descuidar la atención plena”.

El Buddha dijo:

¡Monjes! Si buscáis un buen maestro y una buena protección, mantened la atención plena. Gracias a ella los deseos ladrones no os asaltarán. Mantened siempre vuestra mente en atención plena. Si no lo hacéis, perderéis todos los méritos. Si permanecéis en atención plena, nada podrá perjudicaos. Aunque vayáis al mundo de los cinco deseos, seréis como un soldado protegido por una armadura impenetrable. A esto se le llama “no descuidar la atención plena”.

El sexto principio es practicar meditación. Permanecer en el Dharma más allá de toda confusión es “meditación estable”.

El Buddha dijo:

¡Monjes! Aprended a recoger vuestra mente, puesto que esto os proporcionará estabilidad. Así podréis comprender el nacimiento y la muerte de todas las cosas del mundo. Sed además, diligentes en vuestra práctica de los diversos aspectos de la meditación. Un práctica así estabiliza la mente e impide las distracciones. Esto es parecido a un lugar en que el agua es escasa, así que se construyen diques para que no se pierda. La estabilidad es un dique que impide la fuga del agua de la sabiduría. A esto se le llama “meditación estable”.

(continua)




A %d blogueros les gusta esto: