El blog de 道


¿Qué es no-conceptualidad? (III)
13/09/2020, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

¿Debo, de hecho, renunciar a alguna conceptualidad? ¿por qué?

Es importante pues, ver que hay tres categorías de la realidad pura a la falsedad, pasando por las simplificaciones y creencias, y no dos. Al final solo es eso… ¿Suena razonable?

Y vivimos inmersos en la de en medio, en la que está a medio camino. Todo lo que hacemos lo basamos en razonamientos simplificados. En aproximaciones y generalizaciones.

¿Es eso malo?

Pues no, no lo creo, creo que es lo único que podemos hacer por ahora, para ir sobreviviendo en el mundo. Si el ser humano no hubiera logrado garantizarse techo y comida, la espiritualidad no hubiera ni comenzado a existir, y eso ocurrió gracias a la conceptualidad humana, a su intelecto (que es uno de los frutos de la inteligencia, pero no son lo mismo).

¿Podemos, pues, renunciar a esa conceptualidad?

Visto así, ni podemos ni debemos.

Entonces ¿qué es todo es rollo espiritual de no-conceptualidad? ¿por qué se insiste tanto?

Al final es un problema de equilibrios. Estamos muy desequilibrados hacia lo conceptual, hasta el punto que menudo ni podemos entender que es “la realidad cuando retiramos lo conceptual”, a pesar de ser lo mas obvio del mundo (es más obvio que la conceptualidad), de tal manera que mitificamos esa Talidad cuando es lo más obvio y rudimentario.

En el Zen son expertos en intentar hacerte aterrizar eso… por eso el palo de remover la letrina, también es un buen ejemplo zen de talidad.

Mi gato, asumo que no se habla interiormente, así pues toda su vida es Talidad muy probablemente. De las tres categorías comentadas solo conoce una. Y es la que nosotros apenas conocemos.

Y no es un Buddha, sufre y se queja… es egoísta y caprichoso. Es un niño malcriado (¿de quién será la culpa?).

Luego no parece que la no-conceptualidad perfecta sea una gran solución, excepto si queremos ser gatos ¿Entonces?

Las doctrinas que elevan la no-conceptualidad a un absoluto a alcanzar suelen tender al Hinayanismo (vehículo menor) y su solución siempre está “en otro plano”, en un samadhi eterno en otras dimensiones. Ese es el Nirvana Hinayana y también podrá encontrarse en otras doctrinas.

Y eso es, porque hasta para ellos es obvio (o no lo es, pero no han podido hacer otra cosa) que no se puede sobrevivir en este mundo en una no-conceptualidad perfecta. Luego tendré que irme a otro plano y abandonar el Samsara.

Siempre que separamos Samsara y Nirvana, hablamos aquí de Hinayanismo, así pues no me refiero al uso tradicional de la palabra. Aquí se usa de una manera algo diferente a la habitual.

Y cuando unimos Samsara y Nirvana, hablaremos de Mahayanismo.

Las meditaciones en las doctrinas Hinayanistas, por tanto, suelen excluyir la conceptualidad. Por ejemplo los Jhanas no son posibles con intelecto presente. Incluso en las prácticas vipassana hinayanistas, que no son concentrativas, el pensamiento no suele ser un objeto de estudio (lo es la respiración u otros elementos no intelectuales) y no debe aparecer. Mientras que si vemos la propuesta vipashyana Mahamudra vemos lo contrario, el pensamiento es el principal foco de nuestra visión clara, de nuestro estudio.

Si encuentras liberación solamente en la no-conceptualidad (ausencia total de procesado intelectual), estamos separando Samsara y Nirvana. Porque esta liberación no va a ser posible fuera del plano meditativo o parinirvana o condiciones de “laboratorio”.

Seguimos desgranando la margarita… 🙂



¿Qué es no-conceptualidad? (II)
11/09/2020, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Y aún así, tu realidad “relativa” está construida con palabras, tus marcos mentales están acotados por conceptos.

Eso que llaman “verdad relativa” es nuestro marco conceptual formado por palabras, nuestra realidad interna y eso que llaman Talidad o verdad absoluta, es simplemente la realidad ordinaria tras retirar ese marco.

Alguien ve un combate y ve un genocidio, otro ve la misma guerra y percibe justicia. La talidad es la misma, es el combate sin interpretaciones, opiniones, conclusiones e incluso descriptores. Pero el marco conceptual (eso que llaman verdad relativa) creado por cada uno de ellos es muy diferente.

¿Cual de los dos acierta en su marco conceptual? ¿cual es el “real” (aunque sea relativamente real)? ¿y la otra versión? ¿es “verdad relativa” o “falsedad relativa”?

Ved como la palabra (dos palabras) “verdad relativa” nos inclina a pensar que hay algo “verdadero” en ella, cuando en realidad no lo hay. La supuesta “verdad relativa” es más bien “aproximación conceptual o marco conceptual”. Nada más. Esa sería una mejor forma de decirlo, no es una forma demasiado tradicional (pero este blog tampoco).

Cuando decimos”no hay camino, ni budeidad, ni realización” al estilo sutra del corazón estoy adquiriendo una posición no-conceptual pura pero expresada en palabras (lo cual la distorsiona), por eso suena tan rara. Eso no es verdad. La Talidad no puede ser expresada en palabras, luego es solo otra aproximación, solo que en este caso a la verdad absoluta (Talidad). Luego el sutra del corazón también debería avisar de que es falso él mismo. Denuncia todas las falsedades pero olvida la propia, hubiera sido un final alternativo adecuado al texto.

Cuando digo “hay camino, hay budas y hay realizaciones”, estoy simplemente mostrando una aproximación a la realidad formada por palabras. No es una “verdad relativa”, pues ni es verdad estrictamente, ni es relativa a nada (¿a qué?), es solo una aproximación útil a lo que te va a ir pasando o parece que te va a ir pasando.

Esto puede verse más claro con conceptos mas terrenales.

Yo puedo decir “la primavera no existe” y es cierto, ¿dónde la vas a encontrar? Ni tan siquiera estaremos de acuerdo en si ahora es primavera cuando hablo con un chileno o argentino… Es una posición absolutamente correcta: la primavera no existe. Aunque expresada conceptualmente crea confusión pues obviamente todos usamos el concepto primavera a menudo.

Pero ¿acaso existiría algo llamado primavera sino existiera el hombre que la piensa? Luego pertenece a la capa añadida por el intelecto (lo cual supongo que ya nos era obvio).

Pero a la vez puedo decir “planta los tomates en primavera” y eso es útil, me ayuda. ¿Cómo podría ser si es inexistente?

No es una verdad, y no es relativa a nada. Es una aproximación utilitaria al paso del tiempo (que es inatrapable). Esa palabra es un invento conceptual, un trasto útil aunque arbitrario.

En Tíbet, de hecho, siempre se habla de tres niveles de verdad y no dos:

  1. Talidad (sin palabras). Que no es lo mismo que no-conceptualidad (lo veremos).
  2. Verdad relativa o ignorancia budista: es decir aproximación conceptual a la realidad que nos es muy útil. Como decir “la sangre es de color rojo” (aunque tal cosa como el rojo, no existe estrictamente).
  3. Error o mentira: como decir “las casas tienen todas siete piernas.”. Es decir algo conceptual pero que no es una aproximación a la realidad sino que va en dirección opuesta. Sería una conceptualidad pervertida, inútil, que no sirve para nada. O útil solo a efectos estéticos (por ejemplo poemas fantásticos), es decir cuando lo que importa es la forma o el divertimento, y no si eso es real, o útil o ninguna de las anteriores.

Esta última categoría es importante y se olvida en muchas doctrinas algo radicales (y simplonas) con la no-conceptualidad y acaban en un buen lío dialéctico, pues obviamente no es lo mismo decir el cielo es azul, que no es cierto del todo, que decir el cielo es a topos rosados, que es totalmente falso.

Ambas cosas no son del todo ciertas pero no es lo mismo… Igual que no es lo mismo indicarte un camino correctamente (aproximado) que enviarte en dirección contraria…

Es radicalmente diferente la categoría dos de la tres, ¿o no?¿debo renunciar a ambas? ¿a ninguna? ¿solo a la tercera?

Seguimos



¿Qué es no-conceptualidad? (I)
09/09/2020, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

El despegue o aparición de nuevos ámbitos de conocimiento va asociado de forma ineludible a la creación de nuevas palabras (o nuevos significados para las existentes, que viene a ser casi lo mismo aunque alg más confuso).

No hay psicoanálisis sin nuevas palabras, no hay informática sin nuevas palabras, no hay matemática, ni mecánica cuántica sin nuevas palabras (o símbolos).

No es posible, o al menos no es fácil,no podemos pensar fácilmente sin ellas. O al menos no suficientemente bien… sin ellas se hace todo demasiado farragoso y confuso. Alguien hace aflorar una palabra nueva y de repente eso que era residual pasa a ser común.

En matemáticas y física ocurre continuamente, se toma un bloque de ecuaciones que se repite a menudo y se substituye por un símbolo único. Quizá esencialmente nada ha cambiado pero el matemático puede operar de forma más clara y rápida y obtiene conclusiones con mayor facilidad. Nuestra manipulación simbólica en ese ámbito se ha optimizado.

La ausencia de palabras como tales en espiritualidad (pues existen pero cada personas les da un significado diferente, luego no existen como palabras útiles), la ausencia de un diccionario espiritual preciso, nos bloquea en un caos de discusiones y desencuentros sin sentido, donde cada interlocutor realmente está hablando un idioma diferente con las mismas palabras. Y lo raro entonces sería que se entendieran. Pero tristemente, casi nadie se da cuenta.

Por tanto no hay despegue o aparición de una espiritualidad sólida y consistente, tal cosa apenas ha existido en la historia de la espiritualidad. Más bien la norma es justo lo opuesto: grandes maestros y pocos discípulos realizados.

¿Qué ha ocurrido con la supuesta transmisión?

Quién cree tener claro lo que significa una palabra, está siempre en un  error cuando hable usándola, pues lo relevante no es lo que él crea, lo relevante es ¿mi interlocutor asigna ese mismo significado a la palabra? ¿hablamos el mismo idioma?

Estar seguro de lo que significa una palabra espiritual, suele ser un error intrínseco, pues sin diccionario oficial, la palabra no tiene ningún significado oficial. Es ligeramente diferente para cada persona.

Luego no puedes estar seguro de algo que no existe, estás en un error de partida.

Y cuanto más “integrista” seas al respecto de lo que significan las palabras que usas, más dificultosa será tu conversación con otros (es decir, más discusiones o desencuentros).

Lo curioso es que a menudo se cree que ese renunciar o acordar significados, implica algún tipo de renuncia doctrinal. Cuando más integrista doctrinalmente seas, más te costará este proceso (si es que lo inicias).

Es la hipnosis de las palabras, creer que tienen algún valor intrínseco más allá de ser símbolos útiles. Esto dicho así es evidente que es falso, pero luego inadvertidamente lo hacemos. Les damos valor intrínseco

Ese es un primer apego a renunciar, no ya por sus valor espiritual sino porque incluso te ayudará a entenderte con los demás en tu día a día.

Seguimos



¿Qué es no-conceptualidad? ¿qué es no-dualidad?
07/09/2020, 7:07 am
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , ,

El blog está en deuda con Juan y este sugiere hablar de no-conceptualidad. Haré tan bien como sepa y de paso hablaremos de no-dualidad.


Vivimos en la época de la no-dualidad, doctrinas denominadas no-duales aparecen por todas partes con sus maestros asociados (aunque más bien es al revés).

Sin embargo aquí hablamos más de no-conceptualidad (sin descartar la no-dualidad).

Pero en el budismo primigenio ni se nombra la no-dualidad, ni la no-conceptualidad.

En el budismo zen clásico tampoco, en el Tíbet se habla de ellas pero tampoco demasiado. Aunque quizá es el punto del budismo en que se empieza a hablar en esos términos.

Estoy hablando de fuentes clásicas, los autores contemporáneos de esas doctrinas sí las nombran.

Por ejemplo, en el que considero el mejor manual de budeidad jamás escrito “Moonlight” de Dakpo Tashi, no aparece la palabra no-dualidad en sus más de 400 páginas. Aunque si aparece alguna referencia a “dualidad” (por tanto se asume su contrario también), pero son referencias puntuales y que no son imprescindibles para entender el camino Mahamudra completo.

¿Entonces? ¿por qué es tan importante esa palabra hoy día? ¿Qué significa no-dualidad? ¿y no-conceptualidad? ¿y para qué sirve usar esos conceptos?

Lo primero es darse cuenta de algo que es tremendo y se tiende a obviar, es como el elefante en la habitación que nadie puede ver de lo grande que es  o es como el agua para los peces, que no ven… aunque lo permea todo.

Las palabras construyen nuestros pensamientos y marcos mentales. Vivimos inmersos en un universo de conceptos. Sí, hay más fenomenología (lo visto, lo oído) pero el mundo conceptual nos absorbe especialmente. Es esa una característica diferencial del ser humano.

Lo que quiere decir eso es que las palabras no son meros apuntadores inofensivos a la realidad. En esto los políticos, ya al menos desde Goebels, son expertos, saben que no es lo mismo usar una palabra que otra, aunque parezcan sinónimos, decir inmigrante (aquel que va a tu país a trabajar), que desplazado (aquel de tu país que se va a vivir fuera), etc…

Si ambos símbolos apuntan a lo mismo más o menos, ¿cómo es que no son iguales? ¿cómo es que despiertan en nosotros emociones y reacciones diferentes?

Más aún, si una palabra no existiera, por ejemplo: no-dualidad, como puede expresarse lo que ella significa, ¿se puede? y aunque se pueda ¿construirá un marco mental igual en nosotros que si tenemos la palabra? ¿o será diferente? ¿podremos razonar y deducir cosas de igual manera con la palabra que sin ella?

Crear palabras no es neutro, no es inofensivo, es tremendamente poderoso e influyente. Las palabras son pensamientos conceptuales, son lo mismo, no se parecen, son lo mismo. Y tu marco conceptual, tu prisión conceptual está construida por palabras. Luego tus pensamientos y lo que de ello se deduzca dependen de las palabras que usas. Si creo una palabra y logro que la uses, en cierta manera ya he hackeado tu mente. Si ya no ves desplazados sino inmigrantes (o viceversa), el cambio no es baladí. Has cambiado.

Cuando no existía la palabra psicoanálisis, o trauma, o subconsciente ¿cómo se hablaba de ese tipo de cosas? ¿o no se hablaba? ¿cómo afecta la ausencia o existencia de un concepto a nuestras conversaciones, conclusiones, marcos mentales, creencias y prejuicios?

Mucho. En realidad todo.

Seguimos



¿Dónde está mi mente?
05/09/2020, 7:07 am
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , ,

Con tus pies en el aire y tu cabeza en el suelo
prueba este truco ¡y gira!, sí
Tu cabeza colapsará
pero no hay nada en ella.
y te preguntarás
¿Dónde está mi mente?
¿Dónde está mi mente?

Estaba nadando en el Caribe,
los animales se escondían detrás de las rocas, sí.
Excepto ese pequeño pececito
pero me dijeron, él jura que está
tratando de hablar contigo, koy, koy…
¿Dónde está mi mente?
¿Dónde está mi mente?

Está por el agua
Mírala nadando.

Con tus pies en el aire y tu cabeza en el suelo
prueba este truco y gira, sí
Tu cabeza colapsará
si no hay nada en ella
Y te preguntarás
¿Dónde está mi mente?
¿Dónde está mi mente?

Por el agua.
Mírala nadando.

OooooOh
Con tus pies en el aire y tu cabeza en el suelo
OooooOh
prueba este truco y gírate, sí.
OooooOh
OooooOh
OooooOh

Versión original (Pixies)

-No tengo paz en mi mente. Por favor, pacifícala.
-Muéstrame esa mente que tantos problemas te da.
-Es imposible, no puedo localizarla y enseñársela.
-Entonces ya la he pacificado.

Bodhidharma




A %d blogueros les gusta esto: