El blog de 道


Sentado en la cabeza del elefante
06/10/2019, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Sentado en la cabeza del elefante,
pese no haber dado ni un paso,
me recupero del dolor de pies.

Atrapado por la trompa
ha sido domado
aunque el miedo solo estuviera
de este lado.

Y aunque sus patas sean de piedra,
me muestra el mundo
en sus diez direcciones
y veo el baile del Tao
por primera vez.

Siento el viento soplar para serlo,
las montañas eternas
convertirse en momias y obispos,
las nubes volverse espacio y tierra húmeda.

Las plantas surgen y florecen,
pero ¿y su corazón?
¿dónde disparará el cazador?
Todos los seres se afanan de un lado a otro,
tras una hormiga siempre hay otra
aunque ninguna sepa quién lidera.

Acompañado por los 1.156 inconvenientes
que nos unen, no hablo,
y aunque no me siento solo,
sé que hay al menos dos razones,
por las que no estoy acompañado.

Todo baila y nada ha ocurrido.

No hay bailarines.



Algo que leer
04/10/2019, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Presento aquí algunas sugerencias de lecturas budistas para quien busque algunas.

Son simplemente textos que me han aportado, que han hecho que entendiera cosas que parecieron relevantes.

No pretenden ser ni mejores ni peores referencias de ningún tipo, ni estar en ningún top de lo mejor que se ha escrito del budismo, ni mucho menos. Algunos de ellos solo los encontrareis en inglés (y algunos ni completamente en inglés). Tampoco he querido hacer la lista muy larga, he puesto los textos que me han surgido antes en la mente como relevantes o mejor dicho, competentes. Ese es el único criterio de selección. Si es interesante ya haremos segundas partes…

Ninguno de ellos es un texto fácil, algunos son más bien difíciles y otros son textos de referencia, como los diccionarios-Abhidharmas, pero aún así:

  • Sutras: Lankavatara, Samdhinirmocana, Surangama, Diamante y Bahiya.
  • Theravada: Mastering the core teachings of the Buddha.
  • Zen: Shobogenzo de Dogen.
  • Yogacara y Mahamudra: Bhavanakrama (de Kamalashila), cualquier libro de Dakpo Tashi Namgyal, Yogacarabhumi Sastra (cualquier pedazo que encontreis, completo no me consta que exista traducción ni al inglés), Abhidharmakosabhasyam de Vasubandhu, Pointing out the great way.
  • Dzogchen: The Supreme Tantra of the Dzogchen Semde, Buddhahood Without Meditation.

 

  • Textos no budistas: Non-duality de David Loy.

 



La diferencia entre entendimiento, experiencia, sabiduría y realización (PDF)
02/10/2019, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Un poco tarde, el PDF sobre este tema:

La diferencia entre entendimiento, experiencia, sabiduría y realización



¿Qué es Talidad? (y II)
30/09/2019, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

A veces se asocia Talidad a noúmeno. El noúmeno, exista o no, es por definición inalcanzable. Si quieres percibir el noúmeno deberás cambiar su definición, y entonces ya no será noúmeno. La Talidad no es el Noúmeno. De hecho múltiples ramas budistas no aceptan la existencia del noúmeno pero la Talidad es un concepto fundamental en ellas.

Talidad es ver las cosas tal como son, pero no porque cambie nada en como son las cosas, ni tan siquiera en como se perciben (siguen siendo los ojos), sino porque cambia tanto la interpretación de lo percibido (procesado sería más correcto), como aquello que interpreta como son las cosas deshaciéndose el teatro cartesiano o dual.

También parece pensarse a veces que Talidad es algún tipo de percepción especial obtenida en meditación profunda dure o no posteriormente o algún siddhi (poder especial) que te permita ver de otra manera.

Las cosas son tal como son en samadhi, con siddhis, pero, como diría un maestro al estilo LinJi también cuando vas al lavabo o haces la compra. Porque no estamos tratando del “contenido” de la realidad presente, sino de como entendemos ese contenido. No hay un contenido más elevado que otro. En eso el Zen ha sido muy explícito.

Aunque hay que decir que “como se ven las cosas” sí que cambia ligeramente durante el camino espiritual, pero no son esos cambios los que definen la Talidad sino que son la consecuencia del camino cognitivo hacia ella.

Cuando se tiene el primer Despertar (o incluso antes via kenshos o incluso antes en post-meditación) se retira aunque sea temporalmente y no del todo, una primera capa de interpretación que es la intelectualidad más gruesa. La post-meditación en los dos primeros yogas (pre y post-kenshos en zen) es semi-talidad porque se ha retirado temporalmente la capa más gruesa de interpretación y de ahí la visión brillante y unificada que se obtiene de la realidad. Aún no es talidad, pero empieza a interpretarse el mundo de forma algo diferente.

Esta capa corresponde a lo que los Madyamikas y el Zen por herencia, llaman verdad relativa (frente a la Absoluta) y en Yogacara oscurecimiento o ignorancia respecto a los dharmas (objetos). Y tal como hemos comentado, en Mahamudra su trascendencia completa ocurre completando el segundo yoga.

En Madyamika o Zen no se distingue la siguiente capa como tal, pues al ser perceptiva no encaja en el concepto de verdad o falsedad, aunque se contempla que tal cosa, tal cambio ocurrirá. En Yogacara se trata del oscurecimiento (ignorancia) respecto al “yo” o lo mío, o dicho sencillamente la famosa creencia en que hay sujeto y percepción separados, y en el modelo Mahamudra se retira durante el tercer yoga.

Así pues la Talidad aparece completamente cuando no haya interpretación de la realidad basada en conceptos e intelecto, ni tampoco basada en una visión dualista (teatro cartesiano) de fenómeno y sujeto. Es decir, trascendencia de objetos y sujeto (dharmas y atman).

Talidad en Madyamika y Zen equivale completamente a lo que ellos llaman “Verdad absoluta” de hecho usan ambos términos de forma intercambiable. Aunque Talidad es más bien “ni verdad, ni no verdad” pues no se va a emitir ningún juicio al respecto. Es “esto” y no hay otra cosa.

Y dado que para acercarnos a lo que el budismo considera Talidad, lo que cambian son procesos cognitivos y configuración mental, parece muy correcto, como dice el budismo, que el cambio básico es adquisición de sabiduría trascendental o eliminación de ignorancia, en este caso, como siempre en budismo, entendida desde una perspectiva superior, no-intelectual. sino vivencial y que reorganiza la mente.

La palabra sánscrita para Talidad es Tathata, curiosamente similar al castellano.

Si no puedes encontrar la Verdad donde estás, ¿dónde esperas encontrarla? – Dogen

Hierba, árboles, y piedras todo son igualmente la mente inseparable, igualmente marcas de realidad. El mundo entero en sus diez direcciones, la naturaleza búdica de la talidad, es igualmente las cosas en su condición natural.

¿Cómo puede haber hierba, árboles y piedras dentro de la naturaleza búdica de la talidad? Las cosas no son ni creadas ni no creadas, pero son realidad. Talidad es realidad tal como es. -Hotsu Mujō Shin

Talidad es este cuerpo y mente ahora mismo.

 



¿Qué es Talidad? (I)
28/09/2019, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Talidad es otro concepto espiritual de uso habitual, al menos en budismo, pero ¿qué significa exactamente?

Aquí vamos a ver una posible definición, bastante poco ultra-mundana como suele pasar en este blog, pero siempre intentando que el resultado de esa definición sea coherente con la tradición espiritual, y aprovecharemos la excusa para hablar de otros términos budistas relacionados.

Con Talidad ocurre algo parecido a lo que ocurre con frases como “vivir en el Ahora”. Es decir si Talidad es “las cosas tal como son”, la Talidad es una obviedad tal como lo es “vivir en el Ahora”.

Es decir, es… inevitable, ¿Cómo voy a vivir en el Mañana o el Ayer? ¿Cómo voy a ver las cosas tal como no son?

Esto último pudiera parecer más que posible pero es especialmente flagrante que no es posible en un escenario Yogacara o Mahamudra o incluso Mahayana en general, pues en un escenario no dual en el que “todo es mente” o “todo es proyección (de la mente)”. Y si todo es proyección de mi mente (y no un reflejo de otra cosa, como se dice mal dicho) ¿que opción hay para que vea las cosas tal como no son? Si no hay dos posibilidades, no hay alternativa errónea posible…

Ninguna.

Porque las cosas son lo que me muestra mi mente y no hay otra opción. Porque no hay nada más.

Ver las cosas como no son, solo parece posible para quién sigue anclado en el paradigma dual del “espejo”, es decir que cree que lo que vemos es el reflejo de algo que es igual solo que un poquito mejor. Tal cosa no es así, es bastante platónico pero es una visión muy superada (por espiritualidad, budismo e incluso ciencia), un estadio de partida que debe pronto ser descartado (como en el combate entre Huineng y Shenxiu)

Luego la Talidad ya correspondería con tu forma de percepción de forma ineludible, igual que nunca, ni por un segundo has dejado de vivir en el “ahora”.

¿Entonces?

Leído todo esto, ya podéis suponer que lo primero que se descarta es esa creencia que surge a veces de que “Talidad” es “otra” realidad, sea la que sea que hay que descubrir. Pues no, es justo esta. Y tal cual. Sin cambios. Por eso también Samsara es Nirvana.

Eso es así porque, si a efectos de mero lenguaje, acordamos que hay un universo perceptivo y una inteligencia que lo interpreta y determina las reacciones al mismo (Samantabadra y Samantabhadri para los aficionados a las alegorías tibetanas), entonces la Talidad siempre está ante la inteligencia, inalterable e inapelable. La cuestión solamente es ¿la inteligencia, la interpreta correctamente?.

Ocurre, siguiendo con el símil, como con ese famoso “residir en el Ahora” en el que estás siempre, pero ¿dónde está tu atención?. Pues en este caso ocurre parecido. El problema no está en la percepción, que no va a cambiar (mucho), está en tus procesos cognitivos. Igual que el problema de “residir en el Ahora” no está en el timepo sino, de nuevo, en tus procesos cognitivos.

Así pues “Talidad” en lenguaje espiritual debe redefinirse ligeramente para que el concepto nos aporte: Talidad es la correcta interpretación de esta proyección mental que llamamos realidad. Por tanto es sabiduría (vease Experiencia realización…).

Y si la Talidad es eso, debemos suponer que ahora estamos interpretándola mal. Eso además está ocurriendo a dos niveles, niveles que son la conceptualidad y el teatro cartersiano (la dualidad).

Esa doble interpretación errónea (o desviada) se suele denominar gruesa cuando es intelectual y sutil cuando es meramente es perceptiva-dual (y por eso se trascienden en ese orden).

Ambas interpretaciones correctas, o correcta visión (y esto suele extrañar más) son justo también la definición de Sunyata, es decir la ausencia de objetos por descripción intelectual y la ausencia de realidad percibida inherente. Es decir, los objetos no existen porque son solamente interpretación mental-conceptual y la percepción es una co-emergencia en tu mente, no corresponde a una realidad inherente (haya o no haya noúmeno, eso no va a cambiar, luego esa disyuntiva no es relevante).

Así Talidad y realización de Sunyata son la misma cosa. Hablamos de realización no intelectual, directa, por supuesto.

Seguimos




A %d blogueros les gusta esto: