El blog de 道


Terma encontrada
04/11/2020, 7:07 am
Filed under: Poemes

El Dharma de los Buddhas ciertamente
es profundo y sutil.
Entenderlo no es fácil, y no es difícil errar el camino
permaneciendo indefinidamente sufriendo en el samsara.

Hay gente sencilla, que nada hace
más que vivir despreocupadamente,
porque dicen ser ya un buddha,
pero sueles encontrarlos
vagando por sus pueblos,
llorando sus penas.

Seres angelicales,
hacen de las perfecciones su vida completa.
Llenos de compasión y amor
ayudan a los demás sin descanso.
Pero sin más ayuda que su voluntad,
la depresión les alcanza a menudo.

Los soñadores encuentran consuelo
en vidas por venir.
Y así la reencarnación
se vuelve su principal obstáculo
La muerte les llega, embargados
por el terror de la duda.

Los intelectuales leen y leen
buscando encontrar el misterio
que nunca aparece, o la sabiduría
que nunca pudo ponerse en palabras.
Y así su mayor falta suele ser
acabar escribiendo libros.

Gente atormentada
entrenan la atención
en todo momento.
Pero incluso los vencedores
solo obtienen un escudo razonable
esperando a ser roto.

Los yogis
buscan dentro suyo, sentados,
el estado de gozo en que refugiarse
huyendo de su karma.
Pero incluso los que lo encuentran
solo consiguen hacer un infierno
del resto de su tiempo.

Muy pocos se retiran del mundo
en busca de la paz
que les acerque al nirvana
pero lo más habitual es que
el mundo se niegue
a retirarse de ellos.

Y así el buddhadharma sigue oculto
a las personas a pesar de estar
ante nuestros ojos.

Despreocuparse, amar, cultivar los paramitas
cuidar nuestro karma, meditar, atender, leer
y reflexionar, observar y abandonar los apegos.

Son todas acciones de mérito.

Pero jamás ninguna rueda,
tuvo un solo eje.

No renuncies a uno solo de ellos
o el cielo y la tierra nunca se reunirán.

  • Terma encontrada en una memoria USB cerca de los jardines de Gandhi (15/10/2020)


¿Cómo se predica el dharma en un lecho de muerte?
26/12/2016, 7:44 am
Filed under: Poemes | Etiquetas: , , , ,

Para finalizar me dijo : Bodhisattva de las montañas ¿Cómo anda todo?

Pero ¿cómo puede responderse? ¿cómo miras hacia abajo?

¿Acaso miras a los ojos brillantes de agua salada y explicas un sutra?

¿Eres así de frío?

¿O cuentas un triste tópico neo-espiritual?

¿Eres acaso tan incapaz?

¿Cómo te sientas al pie de una cama, miras una cara aterrorizada, y te atreves a contarle teoría?

¿Acaso eres tan insensible?

¿Cómo ayudas en el pánico? ¿con historias que no se pueden creer?

¿Acaso eres tan ignorante?

¿Cómo puede uno atreverse a decir entonces “ya no queda tiempo”?

¿Acaso eres tan cruel?

¿Cómo respondes a los ojos brillantes de agua salada si no es con lágrimas?

¿Cómo respondes al terror si no es con abrazos?

¿Cómo respondes a un gemido de dolor si no es con silencio?

¿Cómo se predica el dharma en un lecho de muerte?

Yo te lo diré.

No se predica el dharma en un lecho de muerte.

thumb_P1160830_1024

Para Pepe. (¿? – 23/12/2.016)



Muerto
29/11/2015, 4:37 pm
Filed under: Poemes | Etiquetas: , , , , ,

Tengo muchas enfermedades
y he muerto muchas veces;
muertos están mis prejuicios
en la vasta esfera de la visión;
todas mis distracciones y desidias
han muerto en la esfera de la práctica;
mis pretensiones e hipocresías
han muerto en la esfera de la acción;
muertos están todos mis temores y esperanzas
en la esfera de la realización;
y en la esfera de los preceptos
yacen muertos todos mis afectos y ostentaciones.

Yo, el yogi, he muerto en el reino del Trikaya.

-Milarepa



Alberto Caeiro
10/07/2015, 2:36 pm
Filed under: Poemes | Etiquetas: , , ,

Soy un cuidador de rebaños.
El rebaño son mis pensamientos
y mis pensamientos son todos sensaciones.
Pienso con los ojos y con los oídos

y con las manos y los pies
y con la nariz y la boca.

Pensar una flor es verla y olerla
y comer una fruta es conocerle el sentido.

Por eso cuando en un día de calor
me siento triste de gozarlo tanto,
y me echo de espaldas sobre el pasto,
y cierro los ojos calientes,
siento todo mi cuerpo echado en la realidad,
sé la verdad y soy feliz.


La asombrosa realidad de las cosas
es mi descubrimiento de todos los días.
Cada cosa es lo que es,
y me cuesta explicar lo mucho que eso me alegra
y lo mucho que me basta.

Sólo hace falta existir para ser completo.

Escribí muchos poemas
y voy a escribir muchos más, naturalmente.
Cada uno de mis poemas dice eso,
y todos mis poemas son diferentes,
porque cada cosa que hay es una manera de decir esto.

A veces me pongo a mirar una piedra.
No me pongo a pensar si siente.
No se me ocurre llamarla mi hermana.
Me gusta porque es una piedra,
me gusta porque no siente nada,
me gusta porque no tiene ningún parentesco conmigo.

Otras veces oigo pasar el viento
y creo que sólo para oír pasar el viento vale la pena haber nacido.

Yo no sé qué pensarán los demás leyendo esto;
pero creo que debe estar bien porque lo pienso sin esfuerzo
y sin pensar que otras personas me puedan estar oyendo;
porque lo pienso sin pensamientos,
porque lo digo como mis palabras lo dicen.

Una vez me llamaron poeta materialista,
y yo me sorprendí porque no creía
que me pudieran definir.
Yo ni siquiera soy poeta: veo.
Si lo que escribo tiene valor, no soy yo quien lo tiene:
el valor está allí, en mis versos.
No hay nada, en todo eso, que dependa de mi voluntad.



Ryokan
19/06/2015, 3:05 pm
Filed under: Poemes | Etiquetas: , , ,

Veo a las gentes en el mundo
desperdiciar sus vidas por la codicia,
sin poder nunca satisfacer sus deseos,
cayendo en una desesperación cada vez más profunda
y torturándose a sí mismos.

Incluso si obtienen lo que desean
¿cuánto tiempo serán capaces de disfrutarlo?

Por un solo momento de placer celestial
sufren diez tormentos infernales,
atándose con más firmeza una losa a sus cuerpos.

Gente así son como monos
tratando de alcanzar frenéticamente la luna en el agua
para acabar precipitándose en un torbellino.

Cómo sufren estos seres atrapados en el fluir del mundo.

A pesar de todo, no puedo evitar inquietarme durante toda la noche
ni dejar de verter mis lágrimas por ellos.


¿Quién dirá que mis poemas son poemas?
No, no lo son.
Si ya entiendes que no son poemas,
¡podemos comenzar a conversar de poesía!




A %d blogueros les gusta esto: