El blog de 道


Ser un ermitaño en el siglo XXI (el increible caso de C. Knight)
25/12/2022, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Esta noticia de medios generalistas me llamó la atención, da que pensar, pongo solamente fragmentos:


Era el 4 de abril de 2013 y había pasado 27 años viviendo en un campamento oculto en un paraje conocido como Little North Pond o Little Pond, a secas. Tenía 20 cuando se alejó del mundo. En todo el tiempo que pasó escondido en la vegetación, pronunció una única palabra tras un encontronazo con dos tipos: «Hola». Ese fue también el único contacto humano que mantuvo desde que dejó atrás la civilización.

Hay dos cuestiones especialmente fascinantes en esta historia. En primer lugar, Knight no ha sido capaz nunca de explicar por qué tomó la decisión de abandonar la sociedad. En segundo lugar, regresó a ella por la fuerza tras ser apresado por el sheriff sin ninguna enseñanza, nada de lo que alardear, ninguna conclusión o destilado de sabiduría con el que poner la guinda narcisista a un encierro tan prolongado, el más largo sin contacto humano del que se tiene conocimiento. Cuando Mike le preguntó qué clase de verdad profunda se le manifestó en el bosque, Knight «se sentó en silencio, pensativo, furioso o ambas cosas» y, como si fuera un gran místico a punto revelar el contenido de una epifanía, dijo: «Duermes suficientes horas».

Knight no supo explicarle nunca al periodista qué le ocurrió en el bosque. Probablemente ni se lo preguntó a sí mismo y, si en verdad se interrogó acerca de ello, no parecía especialmente interesado en hablar sobre sus conclusiones. «Es complicado —le dijo a Finkel—. La soledad favorece las cosas valiosas. No puedo descartar esa idea. La soledad aumentó mi percepción. Pero aquí se complica el asunto: cuando me apliqué a mí mismo esa percepción mejorada, perdí mi identidad. No tenía público, nadie para quien actuar. No necesitaba definirme. Me volví irrelevante. Mis deseos se desvanecieron. No deseaba nada. Ni siquiera tenía nombre. Por decirlo de forma romántica, era completamente libre«.

«Prácticamente todo el mundo que ha escrito sobre la soledad profunda ha dicho una versión de lo mismo», sostiene el reportero norteamericano. «Estando solo, la percepción del tiempo y las fronteras se desdibujan. Estas sensaciones las han descrito los ascetas del cristianismo temprano, los monjes budistas, los trascendentalistas y los chamanes, los startsy rusos, los hijiri japoneses, los aventureros solitarios, los nativos americanos y los inuit en las búsquedas de visión», afirma.

«Merton escribe que el verdadero solitario no se busca a sí mismo, se pierde. Esta pérdida del yo es precisamente lo que Knight experimentó en el bosque. En público, siempre llevamos una máscara social, una presentación al mundo. Incluso cuando estamos solos y nos miramos al espejo, estamos actuando, y esa es una de las razones por las que Knight no tenía espejos en el campamento. Se desprendió de todo artificio; se convirtió en nadie y en todos», añade.

De hecho, no usaba un espejo ni tan siquiera para afeitarse, de modo que cuando el sheriff consiguió atraparle, el ermitaño no sabía ni qué rostro tenía; había perdido el sentido de la autoimagen. «Definitivamente, coincido contigo en que alcanzó una especie de estado de budeidad y de disolución del ego», añade Finkel. «Aunque, si se lo preguntáramos a él, diría que no debido a las connotaciones de divinidad de una afirmación así».

«El ser humano ha buscado la soledad en todas las épocas y culturas, y por ese afán algunos han sido venerados y otros repudiados», afirma Finkel. «Ninguno de estos ermitaños estuvo retirado durante tanto tiempo como Knight, al menos no sin la ayuda de asistentes o sin recluirse en un convento o monasterio, como hicieron los padres y madres del desierto», añade. «Puede que hayan existido, o que aún existan ermitaños que estén más escondidos que Knight, pero, de ser así, nunca se han encontrado. Capturar a Knight fue el equivalente humano a atrapar un calamar gigante. Se podría decir que Christopher es la persona más solitaria que se conoce en la historia de la humanidad», reflexiona.

Tras su detención, Knight aseguró que su escapada no debería tomarse como una crítica a la vida moderna. «No estaba juzgando conscientemente a la sociedad o a mí mismo. Solo elegí un camino diferente». Una vez ya en la cárcel, al ermitaño le preocupaba que le llamaran loco, porque esa es la clase de etiqueta que imposibilita una respuesta. Un psicólogo forense del Estado de Maine ofreció tres diagnósticos: síndrome de Asperger, depresión y un posible trastorno esquizoide de la personalidad. Jocosamente, un experto en autismo, Stephen M. Edelson, aventuró algo más osado. «Le diagnostico eremitismo», dijo.

Knight fue condenado a siete meses de prisión, que ya había cumplido en preventiva para cuando fue hecha pública su sentencia. Luego regresó a la casa de su familia. Finkel logró hablar con él en una ocasión, pero, tras la publicación del libro, desconoce qué ha sido de su vida. «¿Crees que fue feliz mientras anduvo solo por los bosques?», le pregunto. «Yo no diría que fue feliz», me dijo. «Esa es la clase de palabra que a él no le gustaría usar. En cierta ocasión, me corrigió y me dijo que estaba contento» [quizá es content en inglés que es más bien satisfecho, contenido]

Jamás sintió el impulso de escribir para ensanchar su ego. Puestos a compararse con alguien, él se ve más reflejado en Robinson Crusoe, aunque este tuviera a Viernes y no batiera su marca temporal de aislamiento. La ocupación en la vida del ermitaño de Little Pond era vivir. Él nunca lo expresó de una manera explícita y Finkel aparcó deliberadamente en su libro cualquier forma de especulación pero, con los datos que tenemos, bien podría aventurarse que Knight se fue a vivir al bosque porque no tenía nada mejor que hacer fuera de él.


Knight no era un santo, vivió 27 años robando casas del bosque pero sin contacto con la humanidad y jamás dañó a nadie.


22 comentarios so far
Deja un comentario

https://epublibre.org/libro/detalle/54698

Me gusta

Comentario por marcos

😦 no me deja acceder ahí con ninguno de mis tres navegadores dice que no es seguro 😦

Me gusta

Comentario por 道 貓的僕人

Te aseguro que es seguro😁.
Es un enlace al libro en formato epub y de descarga gratuita, de una página que visito a diario.

Le gusta a 1 persona

Comentario por marcoskenia

Pues no me deja, probaré desde otro dispositivo 😦

Me gusta

Comentario por 道 貓的僕人

Esto lo podría haber escrito literalmente cualquier eremita budista o taoista.

« La soledad aumentó mi percepción. Pero cuando me apliqué a mí mismo esa percepción mejorada, perdí mi identidad. No tenía público, nadie para quien actuar. No necesitaba definirme. Me volví irrelevante. Mis deseos se desvanecieron. Ni siquiera tenía nombre. Por decirlo de forma romántica, era completamente libre«.

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人

El «no sufrimiento» creo que se parecería más al «content» que a eso que entendemos por «felicidad».

Le gusta a 1 persona

Comentario por jorgeyordy

Totalmente de acuerdo, por eso me he permitido el atrevimiento del comentario sin tener ni idea de lo que digo originalmente.

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人

La mente despierta está en paz con la «contentura»; la que aún no ha despertado siente que falta/sobra algo.

Le gusta a 1 persona

Comentario por jorgeyordy

Que preciosa historia.
Me pregunto sobre el hambre y el sexo en su retiro.

Muchas gracias ☺️

Le gusta a 1 persona

Comentario por Jose

Para calmar el hambre robó de forma continuada en casas, siempre sin gente. De ahí que lo condenaran, no lo condenaron por eremitismo. 🙂

Para el tema sexo debió optar por la solución de Diógenes 😀

Me gusta

Comentario por 道 貓的僕人

jajaja qué bueno.
Abrazos

Le gusta a 1 persona

Comentario por Jose

Parece ser que Diógenes supuestamente dijo (¿?) cuando se aliviaba en el ágora: » ¡¡¡ ojalá se calmara también el hambre sólo frotando la barriga !!! » 😉

Le gusta a 1 persona

Comentario por Dídac

Eso es. Satisfacer la necesidad sexual es trivial si no se tienen prejuicios.

¿Lo de supuestamente lo dices porque te chirría? 🙂

No constan demasiadas dudas de que se masturbó incluso en el ágora. ;D

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人

Digo que supuestamente dijo esa frase. Como se le atribuye la orden a Alejandro Magno para que se apartara porque le tapaba el sol.

Lo de aliviarse y hacer todas sus necesidades biológicas en lugares públicos parece que era vox populi .

Le gusta a 1 persona

Comentario por Dídac

Ja, ja, sí, efectivamente, está más que documentado… Un abrazo

Me gusta

Comentario por 道 貓的僕人

De Diógenes no me chirriaría nada de lo que pudiera escuchar. Nadie en la historia ha sido tan beligerante contra los convencionalismos.
Como «tocanarices» era único, como cuando iba a veces con un farol gritando: «¡¡¡Busco hombres¡¡¡»..Cuando alguien se le acercaba, el respondía : «He dicho hombres». 😉

Le gusta a 1 persona

Comentario por Dídac

Jaja, he de leer más sobre él 😀

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人

Algunos dicen que Nietzsche se inspiró en esa anécdota cuando escribió (creo que en «la gaya ciencia») la historia del loco que iba con un farol al mercado gritando: «¡¡¡ Busco a Dios !!!»

Le gusta a 1 persona

Comentario por Dídac

Menos mal que no tuvo que sacarse una muela con un patín como tom hanks en náufrago! Jajjajaa. Tendría balón de bolley con el que conversar? Yo soy de Extremadura y en el pueblo de mi madre diría que hay gente que vive casi igual, pero con vino! Jajajjaa. Es broma…. Desde luego nada que ver con la experiencia y reflexión de Thoreau en Walden. Creo que en ese estado la supervivencia te tiene tan ocupado que te olvidas de ti mismo…pero no sé qué se le puede pasar a uno por la cabeza, por las noches delante del fuego…
1abrazo!

Le gusta a 1 persona

Comentario por JL

Nunca hizo fuego para que no lo pillaran. Es un caso intetesante… 😄

Me gusta

Comentario por 道 貓的僕人

Joder, mejor que John Rambo….jajajjaa.
Un abrazo!!!

Le gusta a 1 persona

Comentario por JL

De hecho, fue una sorpresa lo cerca que vivía de las casas, pero fue siempre extremadamente cauteloso…

Me gusta

Comentario por 道 貓的僕人




Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



A %d blogueros les gusta esto: