El blog de 道


Bodhidharma
26/09/2022, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Entender que la mente está vacía es ver a Buda. Usar la mente para buscar la realidad es una ilusión. No usar la mente para buscar la realidad es entendimiento. Liberarse de las palabras es liberación.

-Bodhidharma

 


40 comentarios so far
Deja un comentario

Y ole. Más claro y más directo, imposible. No se puede «alcanzar» la Verdad ni «captar» la Realidad a nivel o por medios intelectuales. Cuántas, cuántas veces he sentido que soy «la mismísima impotencia». Y esa absoluta impotencia (o imposibilidad o cualidad inaprensible o limitación, da igual) me resulta absolutamente maravillosa. Quizá resulta extraña esta forma de enfocarlo o describirlo.
Y escribir «soy», como se razonaba hace poco, es una muestra de cómo el lenguaje retuerce y tergiversa la naturaleza de los hechos, esa unidad o integración subyacentes. Sería más adecuado decir «Aquello que es, ES», o «la Realidad simplemente ES».
🙏

Me gusta

Comentario por whatgoesaround

Me apuesto a que sí… ¿Nunca habéis pensado que las palabras «iluminación» y «despertar» son pese a todo impedimentos «intelectuales» (etiquetas, conceptos, fotos fijas pese a que reflejan eventos reales)? ¿Y que pueden entorpecer o bloquear el entendimiento de la verdadera naturaleza de la mente, de la realidad, etc?
Si se plantean como «algo diferente, externo, que debo alcanzar, obtener, que me falta». Alimentando la dualidad, la búsqueda, el sufrimiento, el samsara. Es una paradoja esa «búsqueda».
🙏

Le gusta a 3 personas

Comentario por whatgoesaround

Puede ser interesante para los más zenistas comparar este párrafo de Bodhidharma con el párrafo famos del Genjokoan de Dogen.

Tiene una estructura muy parecida y e sun ejercicio interesante ver las diferencias:

Estudiar el Camino de Buda es estudiar a sí mismo. Estudiar a sí mismo es olvidarse de sí mismo. Olvidarse de sí mismo es ser iluminado por las diez mil cosas. Ser iluminado por las diez mil cosas es estar libre del cuerpo-mente de uno mismo y de los de otros.

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人

O por ejemplo, también del Genjokoan:

Surgir y experimentar las innumerables cosas es ilusión. Las innumerables cosas surgiendo y experimentándose a sí mismas es despertar.

Me gusta

Comentario por 道 貓的僕人

Cualquier concepto puede aportar ignorancia si es tomado por real, muy cierto. Por muy sabio y correcto que sea.

¿Y que significa correcto en este contexto?

Básicamente que sea útil para ayudar a liberar a otros o a ti mismo.

¿Es parcialmente falso o inexacto? Sin duda, no lo olvidemos. Unos más y otros menos.

¿Es útil? ¿te llevará en la buena dirección? Usémoslo.

Por eso en Mahayana, se habla tanto de upayas (medios útiles)

Un abrazo

Le gusta a 2 personas

Comentario por 道 貓的僕人

Me encanta esa estrofa de Dogen que has puesto. Especialmente…
“Estudiar el Camino de Buda es estudiarse a sí mismo. Estudiarse a sí mismo es olvidarse de sí mismo”.
No podría estar más de acuerdo. Hace años que la había leído en tu blog.
Pues me parece acertadísimo ese enfoque eminentemente pragmático de la sabiduría/conceptos/doctrinas, al modo de los upayas.
En cuanto a los conceptos, el propio Bodhidharma ya lo dice:
“… Erudition and knowledge are not only useless but also cloud your awareness. Doctrines are only for pointing to the mind. Once you see your mind, why pay attention to doctrines?”
(En una entrada que posteaste aquí en el 2013). 😀🙏

Le gusta a 3 personas

Comentario por whatgoesaround

Sí, si te interesa leer entero el texto ese de Dogen (es corto) se llama Genjokoan.

Un abrazo

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人

Muy zen, muy zas, directo, cortante, …
No hay más que decir, es para hacerse un tatuaje

Abrazos

Le gusta a 1 persona

Comentario por Hugo

Me gusta

Comentario por 道 貓的僕人

En base a lo dicho por Bodhidharma, no usaríamos la mente conceptual para buscar la realidad, sino para desenmascarar esa absurda e imposible búsqueda… «espina que saca a otra espina»

Le gusta a 2 personas

Comentario por Dídac

Y considero que los conceptos// upayas más interesantes, más “utiles” son aquellos que sirven para desmantelar:

los castillos en el aire metafísicos,

los que describen lo que no se puede describir,

los que afirman ser verdades últimas,

los idealismos ultramundanos, etc.

Aquellos que son una especie de quinta columna que conspira para dinamitar los constructos y apegos intelectuales.

De hecho, este blog se nutre de conceptos….útiles, muy útiles. Como muestra me remito a la entrada de hace muchos años.

El problema duro de la consciencia | El blog de 道 (blogdetao.org)

Escojo este párrafo:
“….… Introducir un observador dentro de la mente, lo llamemos consciencia o lo que queráis, da igual lo que sea, separado de la propia percepción no hace más que recomenzar la paradoja dual…
Creemos que el mundo exterior es dual y lo recreamos como dual dentro de nuestra mente. Pero así planteamos una situación imposible, irresoluble, puesto que tendríamos que suponer algún tipo de ojo-mental para poder percibir la luna-mente, es decir, tendríamos que explicar cómo percibir dentro de la mente lo que ya estamos percibiendo…”

Si no nos provoca un mini kensho este párrafo es que estamos muy dormidos🙂. Si lo comprendes, debe cambiar nuestra trayectoria para tratar de “realizar” lo comprendido: la falacia de la dualidad.

Le gusta a 1 persona

Comentario por Dídac

Aclaro porque la distribución de lo escrito podría confundir a error. En mi escrito, considero útiles aquellos conceptos que sirven para desmantelar (pongo cuatro ejemplos de conceptos a ser desmantelados) y aquellos que sirven para dinamitar como una quinta columna…..

Le gusta a 1 persona

Comentario por Dídac

Mi querido K., te informo (ya que eres amante del cosmos/orden ) que la hora de publicación de los comentarios a veces no es correcta y distorsiona el orden cronológico de aparición de estos mensajes. Exagerando un “poquillo”, no es lo mismo poner la conclusión antes que las premisas; el carro antes que los bueyes; soltar un improperio y luego pedir disculpas, que pedir disculpas y luego soltar el exabrupto😁.

Un abrazote querido mestre//amic

Le gusta a 2 personas

Comentario por Dídac

Creo que es por el cambio de hora, así que en pocos días se arreglará solo (durante 6 meses) 😀

Me gusta

Comentario por 道 貓的僕人

” Introducir un observador dentro de la mente”… esta expresión es muy brillante y tremendamente aguda. Muy probablemente funcionamos así durante muchísimos años, hasta que no empezamos a cuestionarnos esta asunción o creencia y empezamos a observar/indagar de forma vipassánica.
Se crea, sí, una dualidad dentro de nosotros, un desdoblamiento. A mi entender la propia cualidad de la mente, tan reflexiva y autoconsciente, hace que ocurra eso. Sería como una gran sala de espejos (reflejar-reflexionar) o un juego de muñecas rusas. Pero es una ilusión que exista una persona en miniatura, un pensador invisible ahí dentro de nuestra cabeza. Simplemente es la mente. Recuerdo haber leído en este blog, en entradas bastante viejas, una muy aguda comparación de este asunto: sería como imaginar que dentro de nuestra cabeza hay alguien distinto, aparte de la propia mente que ya está observando. Al modo del piloto Kōji Kabuto encerrado en la cabina ahí comandando desde la cabeza al robot Mazinger Z.
El problema duro de la conciencia. Y tan duro.

Le gusta a 3 personas

Comentario por whatgoesaround

Jaja, sí, ¿no nos imaginamos todos un poco así? Como un Koji Kabuto controlando todo este cuerpo-mente.

Pero claro, eso solo pondría el problema más atrás, no lo resuelve.

¡¡¡Qué cosas cuando Mazinger Z descubre que Koji Kabuto no existía!!!

¿Que hará?

Le gusta a 2 personas

Comentario por 道 貓的僕人

Ya que se ha mencionado a Dogen, otra famosa frase suya es la siguiente:
“Las flores se marchitan aunque las amemos; la mala hierba crece aunque la aborrezcamos”
Esto está muy relacionado con ese “segundo sujeto” (de Yordi…y de everybody 😀) que ansia o rechaza

Le gusta a 2 personas

Comentario por Dídac

Koan zen…
¿Flores hermosas, malas hierbas?
Toma otra taza de té.

Le gusta a 3 personas

Comentario por whatgoesaround

Hemos hablado que el lenguaje, y su necesaria división entre sujeto y objeto es un mal instrumento para describir lo inefable.

Pero existe otro enemigo gramatical: ¡¡¡ Marrrrditos (*) adjetivos que separan el cielo y la tierra (guiño a Sosang) ¡¡¡

Obsérvese el uso del adjetivo «marrrdito». Entraríamos en el bucle «marrrrdito «marrrdito» por su condición de adjetivo ,(metalenguaje….)

¿Veis lo fácil que es montarse una verbena con el lenguaje y quedarnos tan panchos? 😁

Le gusta a 2 personas

Comentario por Dídac

;D ;D

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人

Pues sí que te has montado una buena verbena, sí. Creo que todos estamos muy de acuerdo o tenemos muy clara la imposibilidad/limitación del pensamiento conceptual y en consecuencias de las palabras, conceptos, definiciones, etiquetas, etc.
Tú mismo (ay, perdón) en animada conversación con el anfitrión del blog (ambos) llegábais a la conclusión de que el lenguaje es malísimo para referirse a la espiritualidad y todas las facetas y eventos relacionados con este sendero.
Recuerdo haber expresado, en la noche de los tiempos, un comentario donde dije que el lenguaje era un burdo instrumento, pero instrumento al fin y al cabo. Sería difícil concebir el progreso y la inteligencia humanos sin la intelectualidad, aunque estas tres cosas en absoluto son equivalentes. Necesitamos del lenguaje, de los conceptos, aunque paradójicamente la auténtica realidad los trascienda. Así que en definitiva el lenguaje también es un upaya, un instrumento que debe desecharse llegado el momento (como las doctrinas y las enseñanzas, la barca).
En cuanto a los adjetivos, pues Jordi ya ha dicho en su brillante comentario “vomitando adjetivos”. Lo de “marrrditos” es muy gracioso y debo decir, cómo no, que el “marrrditos roedores” del gato Jinks son parte de mi memoria y de mi infancia. Pixie y Dixie siempre le ganaban la partida. De mi infancia al mismo nivel que el “beep beep” del Correcaminos o que las tribulaciones de la hiena Tristón. Siempre afligida, siempre preocupada, ceniza, deprimida. Pobrecilla. Si es que podría haberse llamado “la hiena Dukkha”.
Ay, la infancia. Tan llena de cosas hermosas e inocentes. La vida es hermosa, aunque a veces la nostalgia hace acto de presencia. No es que quiera “volver atrás”. Es que no soy perfecto. Como bien has dicho muchas veces, podemos y deberíamos ser como niños hasta el último de nuestros días.
🙏

Le gusta a 3 personas

Comentario por whatgoesaround

Pixie y Dixie hablando en mejicano, qué recuerdos… 🙂

Le gusta a 2 personas

Comentario por 道 貓的僕人

Tenemos una herencia común. El «marrrditos» era un guiño a Pixie y Dixie. Y recuerdo que el gato hablaba en andalúz 🙂

Le gusta a 2 personas

Comentario por Dídac

Además un andaluz muy salado, he estado viendo videos suyos en youtube hace un momento 🙂

Le gusta a 2 personas

Comentario por 道 貓的僕人

Reflexiones sobre la frase: “¿Hay que dejar de disfrutar de las flores o permitir que crezca la mala hierba”

Naropa diría: “No hombre, no. Nunca se ha dicho que no hay que disfrutar, que no hay que poner límites o que hay que abstenerse de “cortar” situaciones insanas. Lo que hay que evitar son los apegos (adherencias) o rechazos (resistencias)”

El no esfuerzo no es tirarse todo el día en el sofá comiendo un racimo de uvas ni el “dolce far niente” (aunque a veces no está mal ponerlo en práctica). El no esfuerzo es no oponer resistencia (segundo sujeto) a lo que es . Esto es la base de la acción desde la no acción. No nos damos cuenta que la mente controladora, identificada con el hacedor,
temerosa de desaparecer, apegada a la supervivencia , va por la vida con el freno de mano puesto…..y eso es agotador.

Le gusta a 3 personas

Comentario por Dídac

Al principio todo nuestro mundo es lenguaje, palabras. El lenguaje lo ha infectado todo: nos creemos seres lingüísticos reaccionando a cosas lingüísticas, sin ser conscientes de esta creencia.
Infectados, este mundo conceptual es la realidad, vagando en él como zombies, devorando conceptos, escupiendo palabras, vomitando adjetivos, defendiendo cada «uno» su idea de sí.

Estamos ante una pandemia lingüística: un virus invisible que sienpre mata, cuyo principal síntoma es el sufrimiento.

A mayor infección lingüistica, mayor afectación conceptual, mayor sufrimiento.

Trascender la conceptualidad es el descubrimiento de la vacuna: el lenguaje no existe como potestad constituyente de un algo o una cosa. Click.

Descubrir la vacuna es el nuevo principio, nunca el final. Comienza el tratamiento.

La infección sanará cuando no quede ni rastro de lenguaje como poder constituyente pues la fenomenología en sí siempre es neutra: la fenomenología por sí no afecta a «nadie/alguien» pues la fenomenología es también ese supuesto «nadie/alguien». Click.

Si sigue existiendo afectación es porque aún quedan restos de infección, por la potestad constituyente que todavía la mente QUIERE(*) seguir otorgando al lenguaje.

Disuelto dicho poder constituyente, la mente quedará vacía. No hay infección ni posibilidad de infectarse de nuevo.

QUIERE(*)= Segundo sujeto (funciones de rechazar, ansiar, aferrar)

Le gusta a 3 personas

Comentario por jorgeyordy

Un comentario espectacular, Jordi.

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人

Le gusta a 1 persona

Comentario por jorgeyordy

Son los aires malagueños que le sientan muy bien, K.
Muy original mi querido Jordi

Le gusta a 2 personas

Comentario por Dídac

«QUIERE(*)= Segundo sujeto (funciones de rechazar, ansiar, aferrar)»

Y hablando de upayas, lenguaje, juegos de palabras y conceptos útiles. El segundo sujeto se disuelve cambiando el agresivo verbo QUERER, por el verbo AMAR. 🙂

Le gusta a 2 personas

Comentario por Dídac

Me gusta

Comentario por jorgeyordy

Esto ya lo dijo el principito 🙂

—Te amo —le dijo el Principito.
—Yo también te quiero —respondió la rosa.
—Pero no es lo mismo —respondió él, y luego continuó— Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía. Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.“

Le gusta a 2 personas

Comentario por 道 貓的僕人

Debo decir que la claridad con la que te expresas y explicas las cosas es enorme, admirable, y que la brillantez y contundencia de tus reflexiones son extraordinarias. Y no solo en este comentario. A punto he estado en otros comentarios tuyos de contestarte a reflexiones o pasajes que me han parecido brillante y absolutamente acertados. Así que aquí tienes mis reverencias.
El primer párrafo de este comentario es brutal. Una vez más totalmente certero y definitivo. Toda la reflexión en torno a esos “seres lingüísticos reaccionando a cosas lingüísticas”. Muy de acuerdo. Vivimos presos de una total hipnosis al respecto, y es muy difícil salir de ella, aunque en absoluto imposible. Relacionado con esto (o digamos que meto en el mismo saco de esa ensoñación) ya no solo están conceptos y palabras, sino el constante torrente/fabricación de imágenes, que incluye la imagen de nosotros mismos (ego). En ese sentido es la “fatal condición” de pensarse a uno mismo, de pensar la vida en un alto grado o, dicho en otras palabras, de pasarlo todo por el filtro del pensamiento. Se puede trascender todo esto, claro.
Hay otra frase que me parece también demoledora: la fenomenología por sí no afecta a «nadie/alguien» pues la fenomenología es también ese supuesto «nadie/alguien». Así es. Es esa unidad sin partes ni discriminaciones conceptuales (en síntesis, Mente=Realidad) donde sujeto y objeto sencillamente… ¡¡no existen!! Son constructos del intelecto humano.
Hablas de que el lenguaje/conceptos no tiene potestad constituyente. Pues trazo una correlación. No tener potestad significa (que uno, en su mente, o precisando del todo “la mente”) solo tiene o experimenta impotencia/imposibilidad. Por eso hice esa reflexión el otro día y dije que sentirme o sentir esa absoluta impotencia me parecía maravilloso. Con esa reflexión quería significar que…
-La mente, y más aún en su faceta conceptual, no puede asir, atrapar, captar, retener nada.
-La mente no puede (o “no puedo”) asir ni acceder a la auténtica realidad porque en verdad no hay nadie que pueda hacerlo. No hay agente. De nuevo, soy… impotencia, lisa y llanamente. Y sin embargo de ahí nacen un enorme poder (energía, potencialidades) y libertad (liberación).
-Decir que la mente conceptual y las palabras no tienen potestad (en tus palabras) o que siento una absoluta impotencia (en mis palabras) son formas de expresar (creo) que la realidad o la fenomenología son vacuas. Nada tiene esencia o sustancia por sí mismo.
-Relacionado con todo esto (o se deriva de ello): la única, verdadera y auténtica acción es la no acción, el entender que no hay agente alguno que “pueda” hacer ni decidir nada.
Para concluir, muy de acuerdo en lo de que el sujeto no quiere disolverse o desaparecer. La resistencia es descomunal, pues queremos ser eternamente el testigo de todo lo que se cuece, de toda experiencia, “matar al sujeto y asistir al entierro” (Gary Weber). Y no es posible. El que se ha ido (Tagatha) se ha ido de verdad y para siempre.
🙏

Le gusta a 2 personas

Comentario por whatgoesaround

Decir “soy… impotencia, lisa y llanamente” es otra manera de decir que “estoy” vacío, o que solo hay vacuidad, nada más. En consecuencia: ¿de verdad “soy”, “estoy”, “existo”?
Where is my mind?

Le gusta a 2 personas

Comentario por whatgoesaround

«-La mente no puede (o “no puedo”) asir ni acceder a la auténtica realidad porque en verdad no hay nadie que pueda hacerlo. No hay agente. De nuevo, soy… impotencia, lisa y llanamente. Y sin embargo de ahí nacen un enorme poder (energía, potencialidades) y libertad (liberación).»

«Liberarse de las palabras es liberación».
-Bodhidharma

Sigo con las metáforas, creo que sirven.

En el estado inicial de ensoñación le damos a las palabras un índice de referencia hipotecaria igual al 10. Le damos a las palabras una carga de +10.
La hipoteca, la mente, es una carga.

Al despertar de la ensoñación, abruptamente, el índice de referencia baja al 3.

Mmmm… ya se vive mejor. Tipo de referencia que pagamos por las palabras igual a 3. No está mal pero sigo con la hipoteca a cuestas.

Acceder a la comprension no dual, el tipo hipotecario que pagamos por la mente (lenguaje) baja al 1,5.

La mente, la hipoteca por las palabras, se sigue pagando pero casi no se nota.

Ciertamente ya se siente el sabor de la liberación.

Como dice Diego, solo queda AMAR.

AMAR (= no acción, = no discriminación, = soltar, = acoger incondicional, = tipo de referencia de las palabras al 0, = no hay sujeto, = mente vacía).
En este punto solo queda un verbo efectivo y en presente continuo que tiende, irremediablemente, al CERO.

Un abrazo

Le gusta a 2 personas

Comentario por jorgeyordy

Jajajaja…la cabra tira al monte. Referencia a las hipotecas, tipos de interés, …..se nota que eres economista.
Oskar deja su impronta de ingeniero en la estructura impecable de su discurso.
Tú y yo, aludimos a la optimización de recursos en la espiritualidad, al equilibrio de los balances de situación, y a una cuenta de resultados que tienda Cero……😁
Existe una fuerte inflación en la profundidad de tu conocimiento, querido amigo 😉

Le gusta a 2 personas

Comentario por Dídac

Jajaja, buenísima la comparación con las hipotecas y los tipos de referencia.
Hoy estoy entregado a labores de jardinería, una (totalmente) nueva afición que me ha surgido. Plantando petunias y tagetes en tres jardineras colgantes. Quizá os cuente más otro día. Podemos hablar de raíces (otra contundente metáfora).
🙏

Le gusta a 1 persona

Comentario por whatgoesaround

Vaya, lo escribí mal dos veces en mis comentarios. No es “Tagatha” sino “Tathagatha”. Mil disculpas.

Me gusta

Comentario por whatgoesaround

Volver al mercado implica realizar que no hay un contenido de la mente más elevado que otro. Amar es aceptación radical (*) de lo que aparece tal cual es….¿Existe mayor liberación que esa?

(*) Y eso no significa que no hay que cambiar nada, sino la premisa para el cambio desde el «no esfuerzo» (una de las múltiples facetas de la «no acción»). El cambio desde el rechazo sólo genera más sufrimiento porque sigue vigente la intencionalidad del «segundo sujeto yordiano» (lo he bautizado)

Le gusta a 2 personas

Comentario por Dídac

¿Recuerdas aquella película titulada “Mentiras y gordas”? (qué buen título, por cierto). Pues rechazar es una acción… y de las gordas. Todo lo referente a apegos y rechazos, que no es baladí, muy al contrario.
Realmente (podemos concluir) que lo más difícil de todo es no hacer nada, pero de verdad (no me refiero a lo de comer uvas en el sofá). Porque implica la desaparición del agente o sujeto, de las intenciones y preferencias, del actuar movidos por resortes, reactividad.
No es fácil la cuestión (aunque como repites, el secreto es la simplicidad; es el intelecto el que lo embrolla todo). Pongamos por ejemplo una simple acción (también reflejada como pensamiento): “no pensar”. Ja, qué gracia. “No pensar” implica que ya le has puesto una etiqueta a ese estado y lo has calificado de “no pensar”, luego estás pensando que no piensas, ergo… estás pensando, o has pensado. Mientras etiquetemos cualquier acción, mientras haya testigo, observador o agente habrá acción desde el ego y por tanto un etiquetado. Mientras haya un “escalón superior” o un punto de vista superior, habrá un sujeto u observador que verifica o certifica la acción. Es retirarse o esconderse o camuflarse (el segundo sujeto, el tercero, el cuarto… ). Cuando se deja de etiquetar, conceptualizar, discriminar, observar, sea cual sea la acción que se desarrolle (especialmente el surgimiento de pensamientos, quizá la más tozuda y compulsiva de todas) entonces sí que podemos hablar de desaparición del sujeto u observador. Aunque tampoco vale acudir entonces a la etiqueta, concepto o foto fija de “el sujeto (por fin) ha desaparecido”, pues volveríamos a caer en lo mismo. La auténtica desaparición (Tagatha) no deja huella alguna en la mente, ni “verificación”. Cuando se alcanza ese estado neutral y vacío se trata de permanecer en él pero sin conceptualizar ni discriminar ni bautizar ni verificar en ningún sentido (no hay elaboraciones mentales, ni siquiera el sentido de un sujeto observando). No hay movimiento alguno (“permanecer en quietud”), ya que cualquier concepto que demos como válido (que nos creamos o identifiquemos con él) romperá esa “no acción” o “no imagen” o “no observador”. Considero interesante y útil reflexionar a fondo sobre el significado e implicaciones de esto.

Le gusta a 3 personas

Comentario por whatgoesaround




Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



A %d blogueros les gusta esto: