El blog de 道


Canción de las etapas y las trampas (Terma encontrada) – Aviso a los “despiertos”
18/05/2021, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Aviso a “los despiertos”.

La senda es paradójica no es un camino directo.
No es simple y no es corta.
Si te dicen lo contrario, te engañan.
Tiene múltiples trampas
en las que estarás encantado de caer
para que la individualidad pueda salvarse
en su intento de ser eterna.

Inicialmente eres el pensador,
que dirige su vida,
tiene logros y fracasos,
pero se sufre demasiado.

En base siempre a entender quién eres,
verás que no eres el pensador
y romperás esa conexión.
Eso es despertar.
Solo ocurre a uno de cien mil.
Pero no es tan raro.

Limita tu orgullo.

En tiempos pasados
quién no obtenía ni esto
se retiraba a un cementerio
a barrer la tumba de su maestro.

Tan fácil era.

Solo entonces puedes ver “la esencia” que eres,
pero inmediatamente sin prueba alguna,
la volverás convertir en un yo,
en un atman,
en algo que siendo personal,
es más profundo.

Lo llaman testigo.

Si caes en la trampa, siempre
serás un sujeto esencial
y el sufrimiento continuará aunque
afirmes que “no es tuyo” o que
“lo estás reduciendo”
poco a poco…

No te engañes.

Esa es la primera gran trampa.
La conversión es casi inevitable.
Pero puedes evitar creértela.
Y seguir adelante
para deshacerla.

Si eso ocurre
comienza el camino real a
la no-dualidad.

Así nuestra visión clara
puede llevarnos a realizar
que no hay un observador puro
y todo lo observado
sino una mente.

Eso ocurre a uno de cada mil
de esos diez mil.
Ya no sois tantos, pero aún
no has llegado.

Limita tu presunción,
en tiempos clásicos del Tíbet
un tercio de todos los monjes Kagyu
llegaba aquí.

Sin problemas.

Solo entonces puedes ver la no-dualidad que eres,
pero inmediatamente sin prueba alguna,
la volverás convertir en un yo
Y dirás “Yo soy todo”.

Eso es algo, que siendo ya, no personal
sigue siendo falso.

No eres todo.

Si caes en esta última trampa,
el sufrimiento continuará aunque
afirmes que “el mundo es así”
es perfecto como es
y yo soy aquello.

Esa es la última gran trampa.
La conversión no es inevitable.
Puedes evitar creértela.
Y seguir adelante
para corregirla.

De nuevo nuestra visión clara
puede llevarnos a realizar
que no soy todo
sino que todo ocurre
y yo
no soy.

Eso ocurre a uno de cada diez.

100.000x1000x10 =1.000.000.000

Es por eso que en este mundo,
aún así
a pesar de todo
deben haber unos 7 u 8
buddhas vivos.

Encuentra uno.

  • Terma encontrada en el espigón de la Mar Bella (allí la dejé).

6 comentarios so far
Deja un comentario

Es muy bueno, ya lo creo.

Por comentar, decir que la última parte, “yo no soy”, puede generar confusión (y parecer que no eres nada). Bajo mi punto de vista, sí eres, solo que no eres un “yo”.
Por otro lado, en efecto, puede ser fácil creer “yo soy todo”, dado que todo sucede en tu mente y nada es distinto de ti. Pero, en efecto, entonces vuelve a tomar protagonismo el ego y su pantalla diferenciadora. Pero, a estas alturas su sabor es inconfundible, por lo que no es tan fácil sucumbir a él y dejarse engañar si ya has decidido lo contrario, aunque tampoco lo es erradicarlo por completo. A pesar de despertar a esa realidad (a que todo sucede en tu mente, nada es distinto de ti, pero, a su no eres tú, pues simplemente es) aún queda trabajo por hacer y karma por acumular para liberarse por completo, si bien la “consciencia de certeza” facilita mucho las cosas, pues lo cognitivo siempre facilita lo conductual.

Gracias por el texto.
Saludos.

Le gusta a 4 personas

Comentario por joaquincarrizosa

Coincido plenamente.

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人

Qué maravillosa Terma, Tao!

El camino es largo y lleno de trampas… pero el que ha escrito la terma está sin duda muy avanzado en él y es una gran suerte poder estar aquí para tratar de intentar atrapar, aunque sea un poquito, la esencia de ello.

un abrazo.

Le gusta a 3 personas

Comentario por piramider

Me gusta

Comentario por 道 貓的僕人

Sobre las trampas en cada etapa: creo que siempre estamos en alguna etapa. Por tanto siempre estamos en alguna trampa… Dime en qué trampa estás y te diré en qué etapa estás… Cuando no haya trampas ya no habrá etapas.

Qué liberador parece el “puedes evitar creértelas” (las trampas). Es todo un antídoto contra el fatalismo…

¿Y cómo “puedo evitar creérmelas”?

Quizá haya una pista: lo que puede ser “creído” o “no creído” son siempre pensamientos… Quizá haya otra pista: si algo requiere ser defendido, es muy probable que haya caído en la trampa de identificación con un pensamiento (cada etapa tiene su falsa identificación correspondiente, su “Trampa”).
Y podemos deducir que los pensamientos y la identificación con ellos son intrínsecamente “falsos” pues requieren ser defendidos… Por tanto… siempre “puedo evitar creérmelo”, soltar las defensas…. todo aquello que necesita de defensa es sospechoso 😜, y por tanto, esa defensa podría ser una pista que me ayude a detectar una trampa que siempre es susceptible de “evitar creerse”.

¿Y cómo puedo saber si finalmente evité creérmelas?
Creo que lo que se decía en un comentario anterior: “la consciencia de certeza”… A medida que consigo evitar creérmelas (las trampas, los pensamientos…) hay menos espacios que requieran ser defendidos, y la certeza, que no requiere de defensa, se hace mas y más espaciosa.

Un abrazo

Le gusta a 2 personas

Comentario por jorgeyordy

Me gusta

Comentario por 道 貓的僕人




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .



A %d blogueros les gusta esto: