El blog de 道


Hardware, sistema operativo, software y resultados (III)
06/03/2021, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

El entendimiento de cualquier cuestión puede ser meramente intelectual o más profundo, en el primer caso, obtenemos un resultado simbólico, igual que el proceso para llegar a él ha sido simbólico. Y por tanto guardamos esos símbolos en memoria, eso es un entendimiento conceptual.

Nos dicen “todo es mente”, lo ponderamos, lo entendemos, parece razonable y básicamente guardamos poco más que esa frase en memoria: “todo es mente = cierto”.

Ese es el entendimiento intelectual, y eso es lo que ofrece, poco más.

Como hemos entendido eso, ahora ya podremos “rescatarlo” en nuestros razonamientos y aplicarlo para deducir nuevas cosas e incluso ir a los foros de internet a explicarlas. Pero ya está, no hay mucho más. No cala demasiado más (un poquito más).

No parece gran cosa ¿no?

Por eso el entendimiento intelectual aporta poco, guardamos símbolos dándolos por ciertos y que nos permitirán en el futuro deducir nuevos símbolos que dar por ciertos. Eso es lo que comúnmente se llama “pensar o deducir o razonar”, y que no es poco, es muy útil en el nivel operativo, no tanto para hacernos felices.

Pero hay más…

Y por eso se habla tanto (o no lo suficiente) de entendimiento no-conceptual en el caso de la espiritualidad.

El entendimiento no conceptual ocurre, por ejemplo, en Zen al resolver un koan, pero también en uno de esos momentos cumbre en los que de repente entiendes algo que no entendías antes, pero de una manera tan profunda que notas especial. También son entendimiento (aprendizaje en este caso) no conceptual todo aprendizaje operativo, por ejemplo aprender a tocar el piano.

Sin duda has aprendido algo, pero no es algo que sean símbolos en tu memoria.

A menudo tendemos a minimizar este tipo de aprendizaje. Es parte de nuestra obsesión con el intelecto. Pero en los animales este es El Aprendizaje. O eso o acabas devorado por otro animal. Nosotros queremos aprender a no sufrir. Y eso no será un aprendizaje intelectual, aunque pueda ser apoyado por el intelecto.

Y eso se guarda en otra memoria o cambio mental pero que es no simbólico. Y aquí es donde nos empezamos a acercar al hardware pues dicen que la mente de un pianista cambia al aprender a tocar el piano.

Y la mente de un meditador cambia (físicamente) al meditar consistentemente… Todo eso se ha observado.

Aquí la diferencia entre hardware y software se diluye un tanto, porque nuestra mente no es un ordenador, esto es solo un símil. Perdonadme.

Esta modificación del hardware, de estos entendimientos espirituales, es débil. Es como haber estudiado piano un par de días, sí vale, eso debe modificar tu mente, pero poquito.

Es por eso, que normalmente, aunque no se olvidan del todo, de las experiencias cumbre puede apagarse su esplendor en poco tiempo, y “perderse” o casi, pues realmente siempre queda esa pequeña memoria no-conceptual del entendimiento. Pero las memorias se apagan…

Como cuando no podemos recordar una palabra y de repente, nos viene a la cabeza. Pero al día siguiente ya no la volvemos a recordar. Es el mismo proceso y es la misma frustración porque es un proceso que ves claramente que no está en tus manos.

Además es ese un buen ejemplo de como realmente todo esto nos viene de fuera de la parte consciente. No está en “nuestras” manos conscientes… Viene de La Mente (parte no-consciente).

En el caso del entendimiento espiritual ocurre una cosa curiosa. Este entendimiento pretende cambiar la propia mente, cosa que el aprender a tocar el piano no pretende. Eso marcará una diferencia con esos otros aprendizajes.

Seguimos


11 comentarios so far
Deja un comentario

La mayoría de las veces veces que se comparte con otras personas un entendimiento espirtual no conceptual (el cual se vive internamente como relevante y emocionalmente con entusiasmo) se te devuelve un enorme pedazo de ladrillo. Da igual que dichas personas estén en la misma senda espiritual. Pareciera que hay una sobrevaloración del intelecto, en todos los ámbitos pero llama mucho la atención que también se produzca en “lo espiritual”. Todo un oxímoron, ¿no?
Escribiendo estas líneas me doy cuenta que el simple hecho de compartir lo inefable es también quizá un intento de la mente de cosificarlo, lo cual es imposible. Quizá sea absurdo por sí mismo el simple hecho de compartir aquello que no puede ser expresado en palabras. De ahí el ladrillo de vuelta. 😂😂

Un abrazo!

Le gusta a 1 persona

Comentario por jorgeyordy

Voy incluso algo más lejos.

Transmitir cualquier experiencia a otro es imposible.

Y digo cualquiera. No las espirituales o las sutiles. Por cierto que toda experiencia es no-conceptual (poca broma ya solo con esto), otra cosa es que la describamos con palabras. La única experiencia que podría aceptar como conceptual es el propio hecho de pensar/hablar/oir conceptualmente. No hay otra.

Hay algún artículo en el blog que lo amplía, pero la base es que al igual que no puedes describir un color a un ciego, eso en realidad es ampliable a todo. Nunca se puede describir el amor a alguien que no ama, el sonido a un sordo, el tacto a quién no lo tiene, el samadhi a quién no lo ha vivido, etc… no se puede. Pero no porque el samadhi sea algo místico y especial. Ocurre igual con un dolor de barriga.

No se pueden transmitir experiencias con palabras.

Solo podemos “sincronizarlas”. Es lo que hacemos cuando señalamos una pared y decimos “blanco”. Y el otro ya sabe que para ti, la experiencia de blanco es esa. Pero ni tan siquiera sabemos si la ve igual, solo lo asumimos. Nos hemos sincronizado.

Ocurre así con todo. Todo.

Así construimos un edificio inmenso (Babel) con pies de barro, muy de barro.

Por eso todo nuestro Babel particular, del que tan seguros estamos, en realidad es un monstruoso edificio de asumpciones, razonables o no tanto. De tanto, en tanto la realidad nos sorprende con alguna muestra de ello y nos deja descolocados.

Le gusta a 2 personas

Comentario por 道 貓的僕人

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人

Podría ser el titulo del blog:

Contar lo que no puedo contar. 😀

Contar lo que no puedo contar
mientras ande sobre la Tierra,
anclado en mi conciencia,
atado a electrodos de silla eléctrica.

Yo era un ciego harto de antifaces,
apeteciendo transparencia.

“Al identificarse con el tiempo,
muriendo estamos a cada instante.”

Qué buenos son…

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人

Así construimos un edificio inmenso (Babel) con pies de barro, muy de barro.

Por eso todo nuestro Babel particular, del que tan seguros estamos, en realidad es un monstruoso edificio de asumpciones, razonables o no tanto. De tanto, en tanto la realidad nos sorprende con alguna muestra de ello y nos deja descolocados.

De ahí, más o menos subyacente surge el miedo, la desesperanza, la profunda sensación de fragilidad, la lucha kamikaze ante una “muerte” que acecha en cualquier momento de forma inexorable y que la mente prefiere ignorar buscando seguridad en ese edificio inmenso (Babel) que construimos para proporcionarnos esa seguridad.
Ese Babel son solo un conjunto de pensamientos y creencias construida por la mente.

En algún pasaje de Un Curso de Milagros, creo que en el prefacio, se utiliza la frase “Tiene que haber otra manera” una vez que Babel y el sufrimiento asociado a Babel se hace evidente e insoportable.

Un abrazo!

Le gusta a 1 persona

Comentario por jorgeyordy

Quedarnos solo con el entendimiento conceptual sería como contratar Securitas Direct para proteger Babel.

Sin embargo, creo que es necesario también acceder a dicho entendimiento conceptual sin anclarse en él…

Por ejemplo, leyendo tu escrito sobre el Sistema Mente, la propia mente puede comprender el funcionamiento de una especie de maquinaria base que luego es muy útil para posteriores entendimientos no conceptuales.

Le gusta a 1 persona

Comentario por jorgeyordy

En algún pasaje de Un Curso de Milagros, creo que en el prefacio, se utiliza la frase “Tiene que haber otra manera”

Esa fue la frase que dijo deseperadamente la psicológa canalizadora de UCDM, y a raíz de ella le llegó el primer mensaje.

Le gusta a 2 personas

Comentario por Diego

Cuenta la leyenda que hasta el mismo Buda, cuando alcanzó la iluminación, dudó en transmitir su vivencia.
Nadie es profeta en su tierra, Jorge….Repartes perlas y te lanzan ladrillos, como tú dices. Siempre me ha gustado la parábola cristiana del sembrador, que echaba semillas y según el tipo de terreno sobre el que las arrojaba se perdían o fructificaban.
No se puede compartir lo espiritual, la liberación, como “algo”, ya que eso es “cosificarlo”. Se comparten semillas, potencialidades, indicadores, mapas…..palabras y conceptos en definitiva….no puede ser de otra manera…Las semillas no fructificarán si nos acercamos a través de los extremos: a) el rechazo absoluto, como la Iglesia con las ideas de Galileo b) la aceptación absoluta….no pasar por el tamiz de la propia experiencia, dogmatizar, creer apasionadamente sin haberlo vivido realmente
Es un proceso “vertical”….Desde la cabeza (aprehensión intelectual) debe bajar al corazón y las entrañas…..el conocimiento no-conceptual es “ENCARNACIÓN”, no es una chaqueta de quita y pon.

Pero ojo, también en principio comprendemos sólo intelectualmente que no se puede compartir ninguna experiencia. Cuando te lanzan el ladrillo (a mí me han lanzado muchos)…empiezas a “encarnar” esa comprensión….

Y, sin embargo, Buda compartió…..

Le gusta a 3 personas

Comentario por Diego

Las palabras sirven de poco. No hay otra manera que mostrar la flor (y recibir una sonrisa). Señalar la luna y que no miren sólo el dedo. Menos palabras y más acción sincera y por ello, ejemplar (correcta). Por eso, la compasión y el desapego.

Le gusta a 2 personas

Comentario por Xylocopa

El hardware ¿seria el cuerpo fisico y el software lo mental? por cierto siempre leo al blog no comento muchas veces por como decian arriba quizas el texto no deje lugar a dudas aunque tambien es cierto que no soy de preguntar mucho sino mas bien leer y tratar de entenderlo y ver a donde apunta 🙂 en este caso tire una duda XD

Le gusta a 1 persona

Comentario por odysseus

Hola Odysseus 🙂 Muchas gracias 🙂

Desde el punto de vista convencional, el hardware es el sistema nervioso completo (por tanto, cuerpo), incluidas las neuronas en el cerebro, y el software serían las corrientes y neurotransmisores que le dan vida y que, como dices darían lugar a lo que llamamos La Mente. Pero seguramente eso es llevar todo esto demasiado lejos, porque seguramente es más complicado y confuso que eso. Esa división no debe ser tan clara.

Desde un punto de vista menos convencional, supongo que son otra cosa. 🙂

Un abrazo

Le gusta a 1 persona

Comentario por 道 貓的僕人




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .



A %d blogueros les gusta esto: