El blog de 道


Un camino espiritual no-dual: tus dos mentes.
16/03/2020, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Actualmente en tu experiencia existen muy probablemente dos modos mentales muy diferenciados (contando que no has despertado) y es importante distinguirlos con claridad, porque eso ayudará muchísimo a entender las práctias y las transformaciones de la mente por las que se transita.

En realidad uno de ellos es notablemente más dominante que el otro, pero ambos son absolutamente ordinarios, así que cuando los definamos no mires buscando nada especial. Son tus estados ordinarios habituales, lo único que ocurre es que quizá aún no has percibido que en tu vigilia hay dos estados mentales muy diferenciados.

A estos estados, los llamaremos:

  • Mente reactiva o inconsciente.
  • Mente consciente o mindful.

Un dia oí a un coach decir en la radio que pasamos solo el 5% de nuestro tiempo conscientes (antes de empezar a entrenar el mindfulness).

No sé de donde sacó el dato, pero suponiendo que se acerque a la realidad (es posible que sea incluso menos), podríamos decir que una persona sin intereses en su mente o en espiritualidad, pasa cada día algo menos de una hora en el modo consciente de funcionamiento y algo más de 15 o 16 en el reactivo o inconsciente, y eso sin contar el sueño con sueños, que es también modo inconsciente o reactivo a menos que tengas sueños lúcidos (por eso no nos damos ni cuenta de que estamos en un sueño, por extraño que sea el mismo, eso es ignorancia).

Ese reparto temporal solo cambiará con entrenamiento.

Pero ¿para qué sirve cada modo? ¿por qué usamos tan poco tiempo el modo mindful? ¿qué son esos dos modos? ¿qué aportan y de qué carecen? ¿qué funciones del sistema mente implican?

Hablemos de inconsciencia y reactividad.

Como ya comentamos, nuestra situación de partida es que pasamos, si no todo, casi todo nuestro tiempo en esta mente. Incluso durante los sueños…

Esta mente tiene diversas características, vamos a repasarlas.

Como hemos comentado anteriormente otro buen nombre para describir esta mente también sería “absorta”, pues eso es lo que la define, su incapacidad para salir de determinada forma de absorción casi permanente, de la que solo sale como el buceador a respirar (con la mente mindful) algunos minutos al día.

El nivel de absorción (o atención, si quieres) de esta mente en los contenidos mentales (qualia) es tal que realmente no hay casi nada más en ella.

Es una mente basicamente reactiva y sin apenas sensación de autoría. La autoría siempre la imputamos después.

Por ejemplo como cuando conduces al trabajo sin darte ni cuenta de los movimientos de tu cuerpo porque estás absorto en los pensamientos planificando el día. Durante la conducción tu sensación de ser el autor de la conducción era cero, pero luego es imputada.

Con los años se me ha hecho tremendamente curioso que “la sensación de ser” o “de autoría” o “de identidad” se afirme en algunas doctrinas como algún tipo de “ultimismo” o “eternalismo” cuando es tan variable, parcial y fragmentada como el caso visto.

De hecho convertir esa sensación en permanente y global es un indicador de ser espiritual altamente evolucionado. Pero es una situación claramente construida con entrenamiento y no pre-existente. Lamento ser tan terrenal pero el pensar que está siempre es una gran muestra de falta de “visión clara”.

Lo que ocurre es que cuando estamos en ella tampoco sabemos eso (que estamos actuando como robots). Somos capaces de saber tan poco, que no sabemos ni si estamos o no, si nos sentimos presentes o ausentes. Y mientras estás en tu sueño de vigilia, por ejemplo intentando resolver un problema futuro dentro de tu cabecita.

Solo tras cierta evolución espiritual uno empieza a ser capaz de “recordar-sentir” que mientras estuvo en ella, no había apenas sensación de identidad o autoría.

En esa mente somos como robots funcionando siguiendo su programa.

Y nuestro programa, el programa que nos mueve se llama en budismo…

¿Te animas a acertarlo?

Se llama Alaya. Alaya determina como piensas reactivamente, como conduces automáticamente, etc… Alaya es el desencadenante y conductor, pero todas sus intenciones de acción mental o física son mediadas por un mínimo de inteligencia que las ejecuta.

Realmente hace un buen trabajo ¿no?

Seguimos


7 comentarios so far
Deja un comentario

Cuánto tiempo perdido…, cuánto daño causado…, cuánta inconsciencia…, cuánta ignorancia…. Gracias.

Le gusta a 2 personas

Comentario por lola

Me gusta

Comentario por


Gran aportación.

Sí , podría ser lo mismo visto desde un pto de vista no-espiritual. Lo leeré con detalle.

Muchísimas gracias y un abrazo

Me gusta

Comentario por

Fíjate cuando dice:

In a legal metaphor, a judge limited to heuristic thinking would only be able to think of similar historical cases when presented with a new dispute,

En nuestra nomenclatura diríamos, un juez pensando de forma solamente reactiva solo será capaz de pesar en casos similares que ya ha vivido cuando se le presente una nueva disputa… ¿Alaya? 😀

Y el modo dos de pensar es:

System 2: Slow, effortful, infrequent, logical, calculating, CONSCIOUS.

Con los matices a que nos lleven nuestras respectivas influencias, creo que sí, que vió lo mismo que lo que se cuenta en este blog.

Me gusta

Comentario por

En la red se puede encontrar en pdf la versión en castellano. Para mi és interesante que el autor trabajó con voluntarios para determinar las características físicas del modo mental 2. (pensar rápido, pensar despacio)

Le gusta a 1 persona

Comentario por Manel Salvat

Las partes inaccesibles de forma consciente son Alaya y la inteligencia. No tengo información acerca de si es posible acceder a las mismas, pero todo está incluido en las mismas. Parece que tan solo podemos afectar de alguna manera al condicionamiento de Alaya mediante la inteligencia, y esta a su vez es afectada por la atención sostenida y las técnicas desarrolladas as respecto. Aunque todavía no está totalmente claro par mí como este conjunto se interrelaciona, estando claro que es interdependiente, no puedo menos que admirar y agradecer profundamente la labor de aquellos que nos precedieron y aportaron su realización y experiencia, y de aquellos que continúan su labor. Bajo la influencia de la práctica, la realización espiritual parece remodelarse para convertirse en algo mucho menos personal y bastante más universal.

Gracias nuevamente por estar aquí y ahora. Un abrazo.

Le gusta a 1 persona

Comentario por JuanV




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .



A %d blogueros les gusta esto: