El blog de 道


Las neo-filosofías y el budismo (IV)
10/05/2019, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Hay que hacer aquí una aclaración para entender las dinámicas de lo que observamos por el mundo: para tener un despertar (una realización o entendimiento no conceptual, sea mayor o menor) no hace falta práctica, puede ocurrir sin ella. Porque es básicamente prajna (sabiduría) y no entrenamiento mental (este es un error habitual de los meditadores).

Pero para estabilizar ese despertar hará falta práctica. Siempre. Seguro.

De hecho “estabilizarlo” es práctica, pues cumple perfectamente con la definición hecha antes: “cualquier cosa que no haces habitualmente y que se te pide que hagas para progresar en tu camino espiritual”.

Es decir que quién decide “no practicar” si lo hace muy, muy bien, en realidad está auto-negándose la estabilización del despertar vivido. Es tan directo como eso.

O eso, o tenemos suerte y se pone a intentar estabilizarlo de forma intuitiva (y sin darse cuenta de que está haciendo una práctica) pues eso es lo razonable, realmente. Esta es la famosa fase del “lo tuve, lo perdí” y será así hasta que aprendas (prajna) a estabilizarlo, es decir tu mente entienda las dinámicas que le hacen volver a “ello”. Y todo eso es práctica.

Y en función de como de bueno seas en esa “intuición” de cómo debes estabilizarlo, lo lograrás estabilizar o no, porque nadie te ha dado otras herramientas (los famosos upaya del budismo) y debes aprender eso tú solo.

Así que en realidad solo hay dos posibilidades si quieres evolucionar en tu senda espiritual:

  • Despiertas sin práctica y luego te pones a practicar (que pasa poco, porque tras el despertar el individuo no relaciona ambas cosas y tampoco tiene entrenamiento mental para practicar, ni conoce las herramientas, ni confía en ellas, etc…).
  • Te pones a practicar y luego despiertas (que es igualmente raro, pero el individuo tiende a progresar si tal cosa ocurre porque ya conoce algo de lo que los tibetanos llaman “el camino meditativo”).

Y no hay una tercera opción, así que ya sabes: o despiertas y practicas, o practicas y despiertas y practicas. Y no hay tercera opción que lleve a la consolidación de lo realizado.

Por poner un ejemplo del caso uno, en que a menudo se practica y no se sabe que se está haciendo tal cosa. E. Tolle: despertó sin práctica y luego se dedicó a “vivir en el ahora” que es una práctica Reina y no una no-práctica… Y claro E. Tolle puede decir “yo nunca practiqué” pero sí que insistió en residir en el ahora hasta que consolidó su despertar, y eso quizá fue una gran práctica. 🙂

Más adelante hablamos de cómo ocurre eso de “realizaciones sin practicar”

No es casual que los tibetanos pongan el camino “del ver” (de las realizaciones) antes que el camino meditativo. No porque sugieran no meditar antes, irá muy bien hacerlo. Sino porque en realidad, ese es el orden razonable. Ya se ha dicho aquí que ni tan siquiera puedes hacer shikantaza fácilmente antes de esa primera realización (Yosoyidad). Lo que se hace en los dojos se llama “solo-sentarse” pero mejor lo deberían llamar “descartar pensamientos” pues es lo que hacen dado que inicialmente no pueden “solo-sentarse”.

Seguimos


35 comentarios so far
Deja un comentario

“Intentas estabilizar ese despertar de forma intuitiva”… es y suena tan retador como quizá poco efectivo, si como dices no lo haces muy, muy bien. Y hacer eso es ya practicar, como bien dices. Seguramente será menos efectivo que los caminos meditativos ya consolidados a lo largo de siglos.
“O despiertas y practicas, o practicas y despiertas y practicas”. Me suena esta frase tan graciosa como cierta es. Todo lo que explicas es perfectamente lógico y además lo haces genial: tras ese despertar súbito la tendencia natural es intentar volver “a ello” o “allí”.

Le gusta a 1 persona

Comentario por whatgoesaround

Me gusta

Comentario por

“O despiertas y practicas, o practicas y despiertas y practicas”… ya tienes un segundo magnífico eslógan para tu blog. El primero era…
“Budismo con los pies en el suelo”.

Le gusta a 1 persona

Comentario por whatgoesaround

Ponme las comas Oscar, que me emociono y me ólvido jaja

Me gusta

Comentario por Yen ablum

y pongo acento donde no lo hay

Me gusta

Comentario por Yen ablum

Jaja, no te preocupes, eso es lo de menos.

Un abrazo

Me gusta

Comentario por

Un despierto es un enamorado de la vida, pues sabe que se escapa que nunca la tendrá y mientras la dice, la pierde. Así que por amor, aprovecha su momento.

Le gusta a 3 personas

Comentario por Yen ablum

Me gusta

Comentario por

Siento nuevamente la necesidad de mostrar mi agradecimiento al compañero de Tao.
Mi deseo de liberación siempre ha sido intenso pero he tenido la enorme suerte de encontrarlo a él y a este blog para canalizarlo. No idolatro a nadie, sólo expreso el reconocimiento de un hecho transcendental para mi camino. Gracias a la información facilitada por él, estoy profundizando en los textos mahamudra de Dapko Tashi Namgyal (“The moonlight of Mahamudra” and “Clarifying the Natural State”). Aunque tenía el inglés oxidado, con mis conocimientos y un pelín de esfuerzo he ido adentrándome en ellos. También el texto “Essentials of Mahamudra: Looking Directly at the MInd” que son comentarios sobre el Moonlight de Tashi Namgyal por parte Khenchen Thrangu Rinpoche. Pero lo más maravilloso es que después de la lectura de dichos textos, acudo a los escritos del compañero de Tao y se me aclaran todas las lagunas. Esto es beneficiarse de una larga cadena, poniendo de manifiesto que todo y todos estamos interrelacionados, ya que los insights de un montañero en Ladakh , sobre textos escritos en el siglo XVI, han ayudado a un urbanita malagueño mientras contempla el Mediterráneo.
La necesaria Visión aparece claramente y la práctica se orienta a raíz de ella con toda naturalidad. ¿Por qué escribo esto? Para agradecer y para animar. Ya que estamos en una entrada sobre la importancia radical de la práctica, tomemos conciencia de la suerte de “tener lo que tenemos”, ya sólo queda la disciplina -con el significado de su raíz etimológica – (latín: “discere”…que significa aprender). Os puedo asegurar que adentrándonos en la práctica sin expectativas de futuro, sin anhelo del cinturón negro de la iluminación….. la vida se convierte en dharma y el dharma se hace vida con toda fluidez. Cuando se hace deporte de forma regular (a mi me gusta hacer running, aunque estoy “rellenito” y tengo mis “añitos”…..obsérvese el uso de comillas como eufemismo😉 ), el esfuerzo se convierte en goce y aparece una agradable sensación de relajante cansancio. Por cierto, meditar corriendo junto al mar es una gozada.
En fin, compañeros de viaje, os animo a vivir practicando y a practicar viviendo. Y a ti, mi querido compañero de Tao, infinitas gracias. ❤🙏

Le gusta a 3 personas

Comentario por Diego

Eres un gran persona, Diego. ¿”Persona”? Vamos a relativizar, por estar en el contexto que estamos. Debes “sintonizar” con mi peculiar sentido del humor. A veces hago bromas y no sé si la gente las entiende en el buen sentido o no. Pues yo (¿”yo”?; el que escribe y aporrea el ordenador) también encontré este blog, a esta “persona”, “Tao” (¿existe de verdad, aún, o ya no existe? en todo caso es un no-autor y un no-bloguero). Encontré este blog. ¿En el momento preciso? Lo cual podría hacer que me preguntara sobre si existen las casualidades, si existe el destino, si existe la predestinación, si existen las convergencias de caminos… Muy dado a creer en todo esto no soy, pero no creo demasiado en las “casualidades” y sí en esas convergencias de caminos y afinidades. Muy curioso, cuanto menos. Me está sirviendo de una gran ayuda y ha sido un hallazgo con mayúsculas. Pero esto va en paralelo no solamente con leer aquí, reflexionar y asimilar, pues todo ello por sí solo aunque valioso sería poco. Va en paralelo con lo que está pasando en mi interior. Mi batalla sigue, cada día, everyday, con mis particulares puntos de vista, vivencias, pensamientos y preguntas que me sirven para forzarme y esforzarme (mis particulares koans, si queréis, y mantras). Y cada vez está más claro que voy tendiendo, poco a poco, de las reflexiones, teorías y explicaciones, que son muy valiosas, a la práctica, a encarnar, a expresar, a ahondar en esa conciencia de uno mismo. Podría enrollarme mucho y no quiero. No quiero hacerme pesado, egocéntrico o incluso que parezca que solo escribo aquí para fardar. Ya dije hace tiempo que necesitaba compartir todo esto con otras personas afines, compañeros y hermanos/as de viaje, gente que me entienda.
En fin, Diego, que tienes un enorme corazón y te doy las gracias por tus palabras de ánimo, y doy las gracias porque también te hayas cruzado en mi camino. Muy buena la frase del cinturón negro de la iluminación. Sí desde luego, un exceso de ambición anhelo o deseo espiritual también es malo y contraproducente. Digo un exceso, pues en sí no es malo, es hasta necesario. Como bien dijiste es mantener la cuerda, o el arco, en la justa tensión sin caer en la laxitud. Como en las parábolas. A mí lo que me va bastante bien parece que es volver, volver y volver sobre esa búsqueda, esas reflexiones, ese profundizar y ese observar. A veces se vuelve con renovadas energías, como si los palos, el estancamiento o los fracasos de anteriores tentativas sirvieran de mucho, de aprendizaje. No me cabe duda de que sirven de aprendizaje, para autodisciplinarse y afinar, y que no hay en absoluto fracasos. Aunque hay días y momentos muy espesos, nada fructíferos. Y no me planteo esto como la consecución tangible de resultados y logros, para nada.
Por cierto que leí esa serie de entradas sobre “Clarificando el estado natural”. Hace unas noches, no hace mucho. Brutal, muy bueno, aunque el pdf es muchísimo más denso y parece que fiel a la fuente. Tao ha hecho una encomiable labor de ponerlo en el lenguaje de nuestros días y en las coordenadas conceptuales de este blog, lo cual es fundamental.
En fin, no me enrollo más. Y podría, claro. Una vez más diré que mi aproximación a la espiritualidad es bastante sui generis y para nada fiel a las coordenadas budistas, aunque eso poco importa, pues el sabor de ese trabajo interior en el fondo viene a ser casi lo mismo.
Supongo que a estas alturas os ha quedado bastante claro que lo mío fue un despertar súbito, instantáneo. Esta es la referencia que me vale, pues en eso “reflexiono”, en qué consistió y cómo volver allí, qué y cómo “me” sentí. De ahí mi interés por el budismo, que por supuesto es de un valor incalculable, como los escritos de este blog. Pero yo encajaría en el tipo “despertar y practicar (para estabilizar)” que tan graciosamente esbozaba Tao.
También voy a decirlo, aunque en cierto sentido me sabe mal, que muchas veces me siento bastante extraño en este blog, o directamente un extraño. Que no se me acaba de entender, que no acabo de encajar. Es como si no hablara “el mismo lenguaje” que vosotros. Pese a la coincidencia del feeling y del anhelo, de la búsqueda, muchas veces he pensado que no soy como vosotros. No sé si es por vuestra brutal fidelidad a los textos y doctrina budista, por vuestra erudición. En ese sentido sí somos distintos. Y tengo muchas otras sensaciones extrañas, muchas veces. Aunque quiero dejar claro que…
-esto no es ningún tipo de reproche hacia nadie.
-no quiero ir de “víctima”.
-no me siento “dolido” ni nada parecido, y mucho menos enfadado.
Tenía que soltarlo. Creo que es mejor ser claro y transparente. Solo que muchas veces he sentido todo esto, y muchas otras cosas, pese a la evidente afinidad (o al menos a mí me parece afinidad). ¿Cuántas personas, sobre todo en esta sociedad moderna, consumista, superficial, egoista, occidental mayormente, experimentan algún tipo de despertar y después se interesan en ello y se marcan como objetivo avanzar de forma seria, honesta e intensa en ese camino espiritual? Me parece que no muchas. Sobre todo la última parte.
En fin, gracias por estar ahí, escucharme y leerme.

Le gusta a 1 persona

Comentario por whatgoesaround

Ahora, eso sí, Diego: lo que me tiene seriamente preocupado es… la pobre bellota.

Me gusta

Comentario por whatgoesaround

Por cierto, no concibo nada de “esto” sin sentido del humor. Y no olvides, que soy “andalú” y de eso sabemos un rato. La “guasa” y el “cachondeo” andalúz no son, ni más ni menos, que una forma inteligente de afrontar el sufrimiento. Nos reimos de todo, sobre todo de uno mismo……¿No es eso una ayuda para realizar Sunyata y Anatman? 😂😂

Le gusta a 2 personas

Comentario por Diego

¿No es eso una ayuda para realizar Sunyata y Anatman?

No lo sé 😀

A mi me gusta mucho reir, dicen que siempre estoy riendo, pero aparentemente soy poco gracioso. Más bien soy la sosez encarnada. Quizá cumpliendo, en mi caso, con el mito de los catalanes.

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Si T., te lo explico:
Si me río de mi mismo con convicción continuamente relativizo la existencia de un yo, de un Fondo permanente… no le doy solidez, Anatman
Si me río de todas las cosas y de todos los fenómenos con convicción, doy por hecho su ausencia de esencia, de existencia inherente Sunyata.
Conclusión o Buda o Nagarjuna eran andaluces que se dieron una vuelta por la India.
😂😂😂

Le gusta a 1 persona

Comentario por Diego

Gracias Whats. Desde que entraste me encantó tu espontaneidad y entusiasmo. Encajas perfectamente en el blog, aunque te sientas extraño. Tampoco siento que no se te comprenda, simplemente surgen debates y punto. Por otra parte te honra expresar lo que sientes, que no te importe desnudarte de mente y corazón.
Todos somos pobre bellotas, What, que aspiran al “cinturón negro” de la encina…lo mejor es vivir como una buena bellota , disfrutando cada día del proceso de riego, de crecer poquito a poquito….la encina no se si llegará a formarse del todo….vivamos el momento 🙂

Me gusta

Comentario por Diego

Vivamos el momento, sí. ¿Sabes qué escena me pareció “estremecedora” por televisión? Pérez Rubalcaba saludando efusivamente a Carme Chacón. Ya no están, ninguno de los dos. Lo efímero, lo transitorio e impermanente. Nosotros.
El Buda vio al enfermo, al mendigo y al moribundo… yo vi a estos dos por la tele. Ja ja.

Le gusta a 1 persona

Comentario por whatgoesaround

Gracias por tus palabras, Diego. Te leo… pobres bellotas, vivir como buenas bellotas, disfrutar del riego y el crecimiento… no es que no esté de acuerdo, pero a la vez pienso… ¿no tendremos demasiado idealizado todo esto? ¿Al Buda, a los seres despiertos y realizados? ¿No lo veremos como increíblemente difícil, inalcanzable, lejano? ¿Muchas vidas, muchas reencarnaciones, mucha purificación? Sin duda sí, y sin duda es difícil. Tao hacía una alusión a muchas encarnaciones, nacimientos, etc., no recuerdo cómo lo formuló… Al fin y al cabo el Buda histórico se iluminó o alcanzó el pleno despertar en el transcurso de una vida. ¿No? ¿O habría ahí mucho tras las bambalinas y el decorado? ¿Se puede hablar de un período concreto de x años, desde que deja su vida habitual hasta ese momento bajo el árbol Bodhi, o es un planteamiento totalmente erróneo, no cuantitativo? ¿Mucho trabajo previo, mucho karma o alaya purificado y depurado? Es posible, cualquiera de vosotros me puede contestar ahora mismo que es así sin duda alguna. Y que “es imposible que seamos también el Buda, o como él, o aspiremos a serlo”, por lo menos no hasta que pasen eones. Puede ser, pero los seres humanos pueden despertar, algunos lo han hecho. A un nivel notable, me refiero. A veces me he planteado, y esto no es falta de respeto o desconsideración hacia el Buda y su camino… que se puede plantear la espiritualidad, y aspirar y vivir en ella, prescindiendo e incluso ignorando la figura del Buda y todas las enseñanzas del budismo. ¿Por qué no? No es la única fuente de sabiduría, o dedo que señala. Repito que no es tratarlo con desconsideración, solo es un planteamiento.
¿Sabes anoche qué pensé, después de escribir el comentario? Algo que ya había pensado, y a lo que algunos aludían con un espíritu crítico y desmitificador: El Buda… ¿acaso era budista? Hasta Krishnamurti, en un vídeo, lo “desmitifica” bastante y desnuda su figura de idealizaciones, entiendo yo que con mucho criterio. Como diciendo que ese globo se ha hinchado mucho a lo largo de los siglos. Seguro que sí, y eso no quita valor a su figura y enseñanzas.
No dejó nada escrito, y por lo que tengo entendido sus enseñanzas empezaron a ponerse por escrito mucho después. Quizá empezando a tergiversarse ya. Esto nos da una idea de la magnitud de su logro, que impactara así a la gente que le vio y le escuchó. Tao también hace alguna alusión a no idolatrar personas, ni siquiera a los despiertos o figuras espirituales. Estoy bastante de acuerdo. Quizá las enseñanzas son la persona viva, el ser en sí mismo encarnado en el cuerpo-mente de un humano (“ser” me refiero a sabiduría, a esa inteligencia primordial e impersonal). Quizá esa persona transmitiera ese saber por la forma en que vivía y transpiraba esa iluminación, más que por sus palabras o preceptos (que también). En fin, son solo unas reflexiones.
Te saludo. Te abrazo.

Le gusta a 1 persona

Comentario por whatgoesaround

Escoge lo que te valga…ponlo en práctica…Desecha lo que no te valga…No idolatres a nadie…Pero permanece abierto a todo….
Se fiel a tus conviciones internas, a tus intuiciones. Si tienes una experiencia, una compresión que puede cambiar tu vida….trata de realizarla,vivir conforme a ella, hacerla carne de tu carne y sangre de tu sangre.
Es lo que trato de hacer, Whats

Me gusta

Comentario por Diego

Te digo lo mismo que a Tao… mejor “What”. Nadie me llama “whats”, jajaja, por lo menos en el blog musical o la gente que me conoce desde hace un tiempo. En el fondo no deja de ser un pseudónimo rocambolesco, extraño y complicado. Lo desarrollaré un poco, porque tiene cierta conexión espiritual. Cogí este pseudónimo de la frase en inglés “what goes around comes around” (que a la vez es una conocida canción de Justin Timberlake). Esta frase en inglés tiene un fuerte sentido kármico y una traducción abierta y nada fácil. Podríamos traducirla como “aquello que anda por ahí acaba volviendo”. Se refiere a las consecuencias de tus acciones, que pueden volver a ti como un boomerang, en un sentido kármico. Algunos la traducen como “quien a hierro mata a hierro muere”, y hay otras traducciones. Una muy acertada es la expresión en catalán “tal faràs tal trobaràs”, o sea, que según como te comportes te encontrarás después con unos resultados u otros. “Siembra y recogerás” es otra muy buena traducción. Como veis, esa expresión inglesa tiene miga, está cargada de sabiduría y de componente kármico, hasta budista. Pues ya sabéis algo más, suponiendo que os pille de nuevo. ¿No es curioso que escogiera este knickname? ¿Casualidad una vez más?

Me gusta

Comentario por whatgoesaround

¿no tendremos demasiado idealizado todo esto? ¿Al Buda, a los seres despiertos y realizados? ¿No lo veremos como increíblemente difícil, inalcanzable, lejano? ¿Muchas vidas, muchas reencarnaciones, mucha purificación?

Sin duda, no sé si se logra pero este blog no pretende idealizar a nadie ni siquiera al proceso en sí mismo. Sino al contrario, pretende explicarlo y desmitificarlo, como un proceso viable, aún por descubrir en muchos aspectos, cierto, pero además sistematizable, dentro de lo que puede sistematizarse la realidad que no es mucho, pero no es una hoja en blanco.

Y cuidado, eso no significa que sea fácil, pero no es inalcanzable en una vida. El tema de las infinitas vidas se lo “cargó” el tercer giro de la rueda del Dharma e hizo claro que la budeidad era alcanzable en una vida, aunque la componente religiosa del budimo hace que la budeidad permanezca tremendamente mitificada.

Incluso mi querido Dakpo Namgyal que dice que un tercio de los monjes alcanzaban un sabor en su monasterio, no dijo cuantos de ellos alcanzaban el siguiente yoga (no-meditación = budeidad) probablemente para no romper el taboo de la budeidad religiosa.

Es difícil saber cuanto tiempo lleva atravesar el primer yoga y Despertar, porque es difícli decir cuando se comienza a practicar “en serio” y de forma mínimamente bien encaminada, 🙂 El segundo yoga de no-conceptualidad completo sí os puedo decir una cifra orientativa de alguien que lo completó sin tener maestro, ni idea de lo que estaba haciendo: 5 años. Eso no significa nada, realmente, aparte de que ese tiempo es viable, Y visto retrospectivamente, podría ser bastante menos tiempo si se hace mejor (y hay mucho margen de mejora respecto a como se hizo).

Me gusta

Comentario por

Muchas gracias por todas estas aclaraciones. El tema de la iluminación del Buda, el alcanzar ese logro, el transcurso de una sola vida, etc., es algo en lo que pienso a menudo. A una serie de personas les llevó bastantes años, algunos podemos decir que décadas. De meditación y práctica, claro. Hace unas semanas leía una interesante entrevista a Adyashanti (publiqué sobre ello). Creo que el Buda pasó 6 años bajo el árbol, ahora no estoy seguro… Muchas de estas personas se enfrentan a este reto con una enorme intensidad y entrega, poniendo toda la carne en el asador, como se dice.
Ah, y prefiero, mejor “What”. Debería haberme apodado “What?”.

Me gusta

Comentario por whatgoesaround

En todos esto no hay protagonistas, es la vida expresándose en sí misma. Entender esto alivia de un monton de quebraderos de cabeza y permite abrirse a otras perspectivas. Algún día se hará sustancia y se acabará el problema de ser alguien, o no ocurrirá 🙂

Le gusta a 1 persona

Comentario por JuanV

“Es la vida expresándose en sí misma”… sin duda alguna, por supuesto. Oye…
“Se acabará el problema de ser alguien”… es un gran frase. Olé.

Me gusta

Comentario por whatgoesaround

se acabará el problema de ser alguien

Ya lo ha dicho Whats pero lo reitero, esta frase refleja muy bien lo que es Anatman, la increible liberación de entenderte correctamente y saber eso…

Me gusta

Comentario por

Como Bahiya, que en calidad de “alguien” le dio la tabarra a Buda para que le explicase la esencia de su enseñanza……Bahiya escuchó, comprendió, se realizó y horas después murió siendo “nadie” 😊

Me gusta

Comentario por Diego

A partir de ese día se educará en la insignificancia

Me gusta

Comentario por Sentreepac

Encontré este blog. ¿En el momento preciso? Lo cual podría hacer que me preguntara sobre si existen las casualidades,

Diego te puede contar nuestra última casuliadad con cierto ideograma de la compasión si quieres…

En fin, Diego, que tienes un enorme corazón.

Lo tiene. 🙂

Una vez más diré que mi aproximación a la espiritualidad es bastante sui generis y para nada fiel a las coordenadas budistas, aunque eso poco importa, pues el sabor de ese trabajo interior en el fondo viene a ser casi lo mismo.

Pues si ese es tu camino, es ese. No se parece en nada el camino de Joaquím, al de Diego, ni éste al de Tomás, que no se parece en nada al de Tao. así que me suena razonable que tampoco se parezca el de Whats, aunque como bien intuyes, “por dentro” las cosas no son tan diferentes… 😀

Solo hay que evitar los “pozos” que no conducen a nada o que te bloquean durante años sin mejoría a la enfermedad del samsara, Si en alguna ocasión me pongo pesado con alguien, es porque intuyo uno de esos “pozos” aunque a menudo seguro que lo intuyo mal…

esto no es ningún tipo de reproche hacia nadie.

Aquí eres muy bienvenido, igual que dice Diego, me parece que enrriqueces el blog, como casi todos los que comentan. Es cierto que el lenguaje de cada uno plantea fronteras, pero contigo me cuesta menos que con, por ejemplo, Joaquín, cuyo lenguaje se me hace más difícil de entender, aunque también explica temas muy sutiles y no es fácil. Y no es que haya lenguajes mejores que otros, simplemente hay lenguajes que conoces y otros que no (o conjuntos de palabras), lenguajes más difundidos y otros minoritarios… pero para entenderse, al final hay que encontrar un lenaguje común.

Un abrazo

Me gusta

Comentario por

Mi deseo de despertar es tan grande y sincero que no creo, en mi caso, que haya peligro de caer en ningún pozo ni estancamiento. Ni engreimiento, ni espejismo, ni autosugestión, como dices. Aunque sé que se dan muchos casos. Como ya he comentado, tampoco me dejo seducir por completo por el Neo-Advaita, o cegar. Puedo escuchar a Rupert Spira y me gusta; escucho a Adyashanti o Anadi y me gustan. Leo a Bankei y me maravilla, leo a Krishnamurti y me fascina. Ya no digamos Ramana, o cosas del Advaita Vedanta. Y creo que eso es bueno, porque de todos tomo cosas y hago mi particular amalgama. Creo que en el fondo como casi todos.
Y sigo con algunas de mis convicciones particulares, porque creo que todo depende de los puntos de vista, incluso en aspectos en los que has discrepado. Sigo creyendo que tenemos naturaleza búdica, aunque como dices tú ni aporta información ni libera del sufrimiento y puede quedarse en mera filosofía. Pero esa naturaleza a la vez la buscamos y desarrollamos y a la vez la encarnamos, pues para mí no hay blancos ni negros. De alguna manera la respuesta ya está implícita en la pregunta, así que preguntar es contestar también, de manera holíistica, claro, no meramente conceptual.
Y es verdad, todos y cada uno de nosotros tenemos nuestro camino, nuestros métodos, mantras y koans, nuestras convicciones, nuestro lenguaje.

Me gusta

Comentario por whatgoesaround

¿Este sería uno de esos pozos sin fondo que no conducirían a nada?
Ja ja ja ja, me he reído…
“Lo conseguí”.

Le gusta a 1 persona

Comentario por whatgoesaround

Es bueno, bueno, bueno, este blog que acabo de enlazar…

La sabiduría convencional proclama: “Donde hay humo, hay fuego”. La sabiduría zen observa: “Donde hay humo, hay humo”.

Le gusta a 1 persona

Comentario por whatgoesaround

Es otro gran clásico de los blogs budistas, igual ya existía cuando abrí este. Siempre he pensado que estaría bien que pudiera comentarse en él.

Me gusta

Comentario por

Efectivamente. Uno de los pozos más graves es el de creerte iluminado sin estarlo.

Me gusta

Comentario por

Otra joyita… “Transfunfación” Muy bueno.

Me gusta

Comentario por whatgoesaround

A mí me gustó este cuento, me hizo mucha gracia.
“pero es que yo también…”

<El monje (Iván Turguéniev)

Conocí a un monje anacoreta, santo. Vivía con la sola dulzura de la plegaria y, embebido de esta, estuvo parado tanto tiempo sobre el suelo frío de la iglesia, que sus piernas, por debajo de las rodillas, se le hincharon y pusieron parecidas a columnas. Él no las sentía, se paraba y rezaba.

Yo lo entendía; yo, acaso, lo envidiaba, pero que él también me entienda y no me condene a mí; a mí, que no accedo a sus alegrías.

Él consiguió eliminarse a sí mismo, a su odiado yo; pero es que yo también no rezo no por amor propio.

Mi yo, acaso, me es aún más pesaroso y repulsivo que su él a él.

Él encontró en qué olvidarse de sí mismo… pero es que yo también encuentro, aunque no de modo tan constante.

Él no miente… pero es que yo también no miento.

FIN>

Me gusta

Comentario por o´sen

Me gusta

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .



A %d blogueros les gusta esto: