El blog de 道


Vacío, vacuidad y sunyata (IV)
01/02/2019, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Un maestro zen simplemente señalaría hacia ella con ambas palmas de las manos abiertas como mostrándotela, como diciendo: ¿no es obvio lo que es? ¡Mírala! Solo eso… nada más.

No abriría la boca.

En esto, los chicos zen son bastante competentes. 🙂

¿Cómo quieres obtener una descripción no conceptual con palabras?

¡Si las palabras son conceptos! ¡Es como pedir agua que no moje!

Lo que es la montaña es (de nuevo esa palabra) auto-evidente, es solo eso. Y eso es a lo que se llama talidad, las cosas tal como son (thusness en inglés) y en cuanto la intentas describirla ya no es talidad, son conceptos… y son más o menos acertados pero nunca reales al 100%. Así que en realidad talidad y sunyata son lo mismo. Porque “las cosas tal como son” (que es la definición de talidad) son sunyata.

Por eso a veces comentamos aquí que la propuesta zen de proponer “una verdad relativa y una verdad absoluta” no me parece una aproximación demasiado precisa.

Solo existe una realidad y luego existen las etiquetas. Llamar a eso “verdad relativa” me parece excesivo. El Atlántico no es verdad alguna, es un mero acuerdo entre nosotros para llamar a un fragmento del mar. Y la verdad, como talidad que es, es experimentable, perceptible pero no descriptible con conceptos.

Los objetos no físicos, por ejemplo “la bondad”, adolecen del mismo problema pero ampliado. En este caso ese “delimitar” ya no se hace sobre la talidad, sobre la realidad. Sino que es conceptualidad sobre conceptos. Uno sobre otro. Postit sobre postit.

Por ejemplo si decimos “los carros son útiles”, la palabra carro tiene las características ya vistas, pero ¿y la palabra “útil”? ¿a qué objeto desgajado de la realidad apunta?

A ninguno.

Hemos rizado el rizo (y lo solemos hacer una cantidad de veces casi infinita) y creamos categorias sobre categorias, hasta llegar a puntos de irrealidad notable.

“Útil” sabemos más o menos qué quiere decir pero ya ni tan siquiera apunta a un objeto, es simplemente una opinión sobre un tema.

Cada persona opinará diferente sobre si un carro es útil o no útil, o si Tao es sabio o ignorante.

Al concepto “yo” le pasa exactamente lo mismo, por eso nos cuesta tanto definirlo con precisión. Es un postit bastante nebuloso… lo ponemos sobretodo lo que nos da la gana o que encaja con nuestras ideas, siemper que pertenezca a la “primera persona del singular”. Y lo retiramos de aquello que no encaja con nuestras ideas…

Asumir “realidad” (absoluta  u objetiva) sobre cualquier concepto es una forma de ignorancia y nos mantiene en errores intelectuales. Y el asunto es que un error intelectual no tiene solo un resultado intelectual.

La ignorancia conceptual, que consiste en tomar los conceptos por reales, confudir la realidad con el postit, tiene básicamente un resultado no conceptual. Y ese resultado no conceptual toma en muchos casos la forma de sufrimiento.

Como cuando pensamos sobre un posible futuro y eso nos angustia. Si todo quedara confinado al mundo conceptual no generaría sufrimiento y no sería tan relevante. Pero eso no pasa (al principio).

Así que es tarea a realizar tras Despertar, el completar el yoga de no-conceptualidad, hasta que todo concepto lo sintamos como irrelevante, lo usemos o no. Tiene que acabar siendo irrelevante a nivel emocional, igual que nos da igual perder un postit.

Lo cual no significa no usarlos como en el primer yoga (mindfulness) donde solo sabemos estar o bien en silencio mental o bien perdidos en nuestros pensamientos, y por tanto nos vemos obligados a renunciar a ellos.

Seguimos


3 comentarios so far
Deja un comentario

Buenos días,
Si he entendido bien, la talidad es considerada en este texto como el fenómeno tal cual, sin superponerle ningún concepto, pura percepción. Pero en teoría existe otra capa por debajo de la percepción No? Lo que llamamos noumeno, del cual no podemos asegurar nada. Sería este noumeno la realidad absoluta del zen? Es algo el noumeno sin percepción y conciencia??
Un abrazo.

Le gusta a 1 persona

Comentario por JL

Sería este noumeno la realidad absoluta del zen?

Yo diría que la realidad absoluta para el zen es la talidad, es equivalente. Y la realidad relativa, la misma talidad pasada por el filtro de lo conceptual

El budismo no suele tratar el noúmeno demasiado porque no hay mucho que se pueda decir de él.

Es algo el noumeno sin percepción y conciencia??

No lo sé. 😀

Pero si surgen de él, supongo que algo debe ser…

Me gusta

Comentario por

Esto es un tema apasionante porque el umbral de nuestra percepción como seres humanos es muy limitado, y fuera de el hay una inmensidad desconocida.

Hay diferentes teorías para esta infinitud, y creencias, pero mi opinión es que las enseñanzas relativas a la “espiritualidad”, hasta las más excelsas, tratan de ayudar al ser humano de alcanzar el límite de sus posibilidades y optimización. Lo que hay más allá está fuera de nuestro alcance.

Pero lo que sí está a nuestro alcance es vivir esas inimaginables posibilidades que describen seres que han realizado las mismas. Y de eso va el tema.

Un saludo.

Le gusta a 1 persona

Comentario por efratweb




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.



A %d blogueros les gusta esto: