El blog de 道


Las emociones, los sentimientos y la senda espiritual (VI)
30/09/2017, 7:47 am
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , , ,

Así pues el camino espiritual puede y debe re-alimentarse con emociones y sentimientos positivos, por una doble razón: Por su valor intrínseco (para ti, tu salud y para los que te rodean) y por su valor motivador para proseguir un camino de serenidad y paz.

Inmerso ya en la propia práctica formal, sea cual sea la tuya. Esta va a ser muy diferente si hay emoción o no.

Cuando se dice “poner interés en…” en realidad no es otra cosa que “poner emoción (positiva) en…”.

En tu práctica ha de haber interés, ha de haber emoción. Y además has de crear un sentimiento a su respecto, para que no se abandone o se convierta en una rutina muerta.

La maestra de Adyashanti preguntaba a este si su práctica “estaba viva”. Se refería a esto.

Esa vitalidad en la práctica, el interés en la práctica es emoción. El dia que estés practicando y lo único que te apetezca realmente en ese momento sea estar ahí, en tu práctica, nada más, el salto será cuántico.

Ese es el rol de la emociones y sentimientos positivos para nuestra senda, pero ¿y los negativos?

Por supuesto las emociones negativas nos expulsan de la práctica. Y de nuestro equilibrio en el día a día.

Las emociones negativas no son demasiado diferentes de lo que el budismo llama los cinco venenos. Y son realmente venenos fisiológicos. Hoy día la medicina ya nos dice que emociones como el estrés (miedo de baja intensidad, básicamente) son perjudiciales para nuestro organismo de forma física.

Así que son realmente venenos. ¿Te conviene irlos tomando con tanta frecuencia?

Pero ¿es posible evitarlos?

¿Cómo trabajamos las emociones y sentimientos negativos?

Pues de forma diferente en función de si es emoción o sentimiento.

Cómo hemos dicho, la emoción es rápida y fisológica. No es demasiado diferente estresarte a que te inyecten cafeína… y no se puede gestionar de forma demasiado diferente.

Una vez se ha desencadenado una emoción (que puedes imaginar como que has tomado un veneno inadvertidamente) cualquier trabajo conceptual es inútil para eliminarla, solo puede empeorarla, realimentarla y mantenerla en el tiempo.

Así que la mejor estrategia es descartar todo pensamiento al respecto y centrarnos en la sensación física, pero de una manera muy diferente a como nos centramos en las emociones positivas. En este caso seremos siempre un observador externo de ellas, y nuestro objetivo observándolas será el verlas lo más objetivamente posible como lo que son, ¿qué es esto que siento? ¿es un hormigueo en el estómago? ¿o un vértigo en la cabeza? ¿o un pinchazo en el plexo solar? Y no añadir nada más a esa observación.

Descartad de raíz cualquier relación con nada mental. Y no nos fundimos con la emoción sino que somos observadores neutrales de ella. Observadores neutrales, externos y separados de ella.

Esto es mindfulness y espero que con la práctica y el tiempo se logre desarrollar la sensibilidad interna para captar la diferencia entre lo sugerido para las emociones positivas y las negativas, porque es fundamental. Si es necesario se puede profundizar en ello en los comentarios.

(continua)


9 comentarios so far
Deja un comentario

Si las cuatro emociones bàsics són la alegria, el miedo, la ira y la tristesa…. Donde queda el deseo.

Le gusta a 1 persona

Comentario por Xavi

Hola Xavi, benvingut.

El deseo sería un sentimiento con la nomenclatura propuesta (y también en neurociencia), o más bien toda una familia de sentimientos, pues la mente añade un montón a la más pura fisiología. Por eso el deseo es gestionable por la mente. Por suerte… 🙂

No tengo claro que las emociones solo sean esas cuatro que cité en la primera parte del texto, ya comentaba que realmente pueden ser más, pues son fisiológicas y deberíamos saber cuantas posibilidades tiene el cuerpo para moverte. Decía que por ejemplo hay autores que añaden el asco y la sorpresa.

Quedaría por ejemplo la duda razonable de si placer y dolor son emociones o algo más básico, otra categoría. No me resulta claro aunque sin duda nos mueven y sin duda pertenecen a esa categoría de lo que “no podemos controlar una vez desencadenado”.

El deseo podría verse como la familia de sentimientos que nos generan expectativas futuras sobre obtención de emociones positivas o eliminación de negativas. Es toda una familia de expectativas emocionales.

Al igual que comenté con el miedo en la parte 2 del texto, también se puede entender “Deseo” como algo más emocional, por ejemplo un impulso sexual en el presente, puramente hormonal. En ese caso hablaríamos de una emoción. Pero el deseo como se suele expresar habitualmente es un sentmiento, porque sobretodo nos mueve hacia emociones positivas futuras y a evitar emociones negativas futuras.

Me gusta

Comentario por

Muy instructiva esta parte, lo veo como un utilizar la mente para ir más allá de la mente. Incluso diferencias el trato que se dan a las emociones según sean positivas, que las utilizamos a nuestro favor y las negativas con las que mantenemos cierta distancia, sin reaccionar ante ellas y tampoco sin dejarnos arrebatar por las mismas… Me gusta !! 🙂

Le gusta a 1 persona

Comentario por ewilius

Muy clarificadora la respuesta. Ciertamente creo que el placer y el dolor deberían estar también entre las emociones primarias e incluso quizás son la madre de las otras cuatro…

Le gusta a 1 persona

Comentario por Xavi

“Madre” me parece muy acertado. Podría ser que fueran las primera emociones en aparecer, ¿verdad? Un fuerte abrazo

Me gusta

Comentario por

Hola compañer@s,

Fisiológicamente podemos sentir dolor sin cerebro, pero no emoción sin cerebro. El dolor es más reflejo y sensorial que la emoción, que contiene ya bastante procesamiento, aunque menos que el sentimiento que ya contiene cognición. Pero los términos, como bien indica Tao, pueden tener significados personales o sociales muy diversos. Por ejemplo cuando hablamos de dolor social, realmente sería “sentimiento de dolor social”. Es curioso que un dolor físico, en tanto le añadimos “verborrea” puede llegar a activar las mismas áreas y redes del “dolor social”, es decir, que podemos añadir y añadir capas no necesarias o bien reducir, como sugieren los posts, capas para tener un dolor o emoción más pura y ecuánime mediante observación, lo cual curiosamente la reduce…

Abrazos y gracias…

Le gusta a 1 persona

Comentario por Jose

Al respecto del dolor hace un tiempo escribí esto, lo he visto relacionado con lo que comentas:

https://blogdetao.org/2013/09/29/dolor-y-sufrimiento/

Me gusta

Comentario por

¿Metta sería la práctica formal más adecuada para generar emociones positivas?

¡interesantes artículos!! Gracias.

Le gusta a 1 persona

Comentario por bernat

Metta es emoción positiva. Cualquier práctica que la use es una práctica que genera emociones positivas.

Os dejo seis días solos con el blog, estaré por el Pirineo vagando. 🙂

Un abrazo a todos.

Me gusta

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: