El blog de 道


Una nueva aproximación científica a la consciencia (V)
12/09/2017, 7:23 am
Filed under: Traduccions | Etiquetas: , , ,

De las muchas experiencias distintivas dentro de nuestros universos internos, uno es muy especial. Esta es la experiencia de ser tú. Es tentador tomar las experiencias de la individualidad por sentado, ya que siempre parecen estar presentes, y generalmente sentimos una sensación de continuidad en nuestra existencia subjetiva (excepto, por supuesto, al salir de la anestesia general). Pero así como la consciencia no es sólo una cosa, el yo consciente también se entiende mejor como una construcción compleja generada por el cerebro.

Existe el yo corporal, que es la experiencia de ser un cuerpo y de tener un cuerpo particular. Existe el yo perspectivo, que es la experiencia de percibir el mundo desde un punto de vista particular en primera persona. El yo volitivo implica experiencias de intención y de agencia – de impulsos para hacer esto o aquello, y de ser las causas de las cosas que suceden. En los niveles superiores, nos encontramos con el yo narrativo y social. El yo narrativo es donde entra el “yo”, como la experiencia de ser una persona continua y distintiva a través del tiempo, construida a partir de un rico conjunto de recuerdos autobiográficos. Y el yo social es ese aspecto de la experiencia de sí mismo que se refracta a través de las mentes percibidas de los demás, moldeadas por nuestro entorno social único.

En la vida cotidiana, puede ser difícil diferenciar estas dimensiones de la individualidad. Nos movemos por el mundo como complejos aparentemente unificados, nuestra experiencia del yo corporal se integra perfectamente con nuestros recuerdos del pasado y con nuestras experiencias de volición y agilidad. Pero la introspección puede ser una mala guía. Muchos experimentos y estudios de casos neuropsicológicos cuentan una historia diferente, en la que el cerebro activa y continuamente genera y coordina estos diversos aspectos de la experiencia propia.

Tomemos el ejemplo de la personalidad corporal. En la famosa “ilusión de mano de goma”, le pido que concentre su atención en una mano falsa mientras su mano real se mantiene fuera de la vista. Si yo a continuación, al mismo tiempo golpeo su mano real y la mano falsa con un pincel suave, puede desarrollar la sensación extraña de que la mano falsa es ahora, de alguna manera, parte de su cuerpo. Esto revela una sorprendente flexibilidad en cómo experimentamos “poseer” nuestros cuerpos y plantea una pregunta: ¿cómo el cerebro decide qué partes del mundo son su cuerpo y cuáles no?

Para responder a esto, podemos apelar al mismo proceso que subyace a otras formas de percepción. El cerebro hace su “mejor conjetura”, basado en sus creencias o expectativas anteriores, y los datos sensoriales disponibles. En este caso, los datos sensoriales pertinentes incluyen señales específicas del cuerpo, así como los sentidos clásicos como la visión y el tacto. Estos sentidos corporales incluyen la propiocepción, que señala la configuración del cuerpo en el espacio, y la interocepción, que implica una serie de entradas que transmiten información desde el interior del cuerpo, como la presión arterial, la tensión gástrica, los latidos del corazón y así sucesivamente. La experiencia de la individualidad encarnada depende de las predicciones sobre las causas relacionadas con el cuerpo de las señales sensoriales a través de los canales interoceptivos y propioceptivos, así como a través de los sentidos clásicos. Nuestras experiencias de ser y tener un cuerpo son ‘alucinaciones controladas’ de un tipo muy distintivo.

La investigación en nuestro laboratorio está apoyando esta idea. En un experimento, usamos la llamada realidad aumentada para desarrollar una nueva versión de la ilusión mano-de-goma, diseñada para examinar los efectos de las señales interoceptivas sobre la propiedad del cuerpo. Los participantes vieron el entorno a través de una pantalla montada en la cabeza, centrándose en una versión de realidad virtual de su mano, que apareció frente a ellos. Esta mano virtual fue programada para destellar suavemente rojo, ya fuera sincronizada o fuera de tiempo con sus latidos del corazón. Predijimos que la gente experimentaría un mayor sentido de identidad con la mano virtual cuando estaba pulsando de forma sincronizada con su latido del corazón, y esto es justo lo que encontramos. Otros laboratorios están descubriendo que principios similares se aplican a otros aspectos del yo consciente. Por ejemplo, experimentamos agencia sobre eventos cuando los datos sensoriales entrantes coinciden con las consecuencias previstas de las acciones y las dicotomías en la agencia experimentada, que pueden ocurrir en condiciones tales como la esquizofrenia, pueden ser rastreadas hasta anomalías en este proceso predictivo.

(continua)


2 comentarios so far
Deja un comentario

Me parece fascinante la mano de goma o la sala de espejos para alterar el sentido del yo corporal en segundos. Y los experimentos de Ramachandran anestesiándote un brazo y sintiendo uno mismo las caricias realizadas en el brazo de otro… Me temo que un brazo biónico lo podemos sentir como propio en cuanto el cerebro lo ajuste.

Es como si el cuerpo y la dimensión dentro – fuera, es una convención también para el cerebro. Si se altera ese esquema, creo que el volitivo y narrativo lo tienen más complicado…

Gracias !

Le gusta a 1 persona

Comentario por Jose

Es como si el cuerpo y la dimensión dentro – fuera, es una convención también para el cerebro.

No “es como sí”, es eso.

Los objetos de percepción (el universo entero al fin y al cabo) no están instrinsecamente “dentro” ni “fuera”, son todos Mente.

Es obvio que no están “fuera”. Pues son Mente.

Pero también es falso que estén “dentro”, porque para que existiera tal dicotomía, debería existir un “fuera” y tal cosa, no existe a nivel perceptivo. No hay nada “fuera”.

No hay fuera, por tanto no hay dentro.

Simplemente están.

Cuando alguien tiene una experiencia mística y nos dice que “todo está dentro de mi” o bien no se expresa bien (que suele ser lo habitual y es comprensible) o bien ha soñado.

No hay nada “dentro de mi” pues no hay dentro, no hay fuera y no hay mi.

Un abrazo

Le gusta a 2 personas

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: