El blog de 道


Identidad pre y post despertar (del testigo al yo consciente) (y IV)
13/08/2017, 7:53 am
Filed under: Uncategorized

Hace pocos días charlaba en privado con JM y en la conversación surgieron los siete estadios de Thusness que se han hecho relativamente populares estos últimos años, y que traduje en este blog y que hacía tiempo que no leía…

Así que me ha venido a la cabeza, cómo epílogo, trasladar todo lo dicho hasta aquí, a este modelo de Thusness, más que modelo, la historia personal de este señor de Singapur y que así he aprovechado para releer (y descubrir que la traducción es mediocre 😀 )

Aún así, el texto es un buen ejemplo para ver, como la misma cuestión puede explicarse de una manera completamente diferente. Y sin embargo, como dicen los clásicos, cuando se ha vivido, no es tan difícil reconocer los textos al respecto. Solo hace falta un poco de amplitud de miras.

Por supuesto para entender lo que continúa hay que leer con detalle esas siete etapas por las que Thusness pasó y que describe en el texto enlazado. Te animo a hacerlo.

Y como los que llevais tiempo por aquí, ya sabeis que me gusta estéticamente, lo acompañaremos con el cómic zen por excelencia: La doma del buey. 🙂

  • En la fase I, Thusness descubre el yo-consciente. Y se maravilla de ello, pues por primera vez experimenta algo “diferente” que nunca antes había sentido. Diferente al observador del mindfulness. Pero como él dice, aún no entiende las dinámicas de lo que ocurre y la experiencia. La explosión energética es habitual y también es normal que ese primer atisbo se pierda…

  • En la fase 2, logra a volver al “yo-consciente”, repite el kensho, per desde un marco conceptual ligeramente diferente más budista (dice: Era como un Yo “sin yo”) y tal como él dice: El resto del viaje fue desarrollar y refinar más esta experiencia de Presencia Total (yo-consciente).

 

  • Si leeis el texto, en la fase 3 está hablando de como lucha por librarse del observador… (lo asocia Atman y el yo-consciente a Anatman dado su bagaje budista) pues aún no entiende del todo qué está pasando, por qué hay un “yo” convencional y otro “superior” (el observador y el yo-consciente).

Nada menos que 13 años para dirimir el conflicto entre el observador y el yo-consciente… Es lo que ocurre cuando sé es un pionero sin mapa… Esta situación no es nada rara, lo es tanto que en inglés le dan un nombre con la frase hecha: “I’ve got it, I’ve loose it” problem.

  • En la fase 4 está experimentando el yo-consciente con claridad (no observa, ES). Habla de como “debemos librarnos del testigo”, es decir de lo que Anadi llama observador. Y sus dudas se explicitaban de forma muy parecida:

¿Hablaban (los sabios budistas) del “self” como personalidad o “Self” como el “Testigo Eterno”? ¿debíamos incluso librarnos del “Testigo”? ¿Era el Testigo otra ilusión?

En el proceso amplia su tiempo de experiencia en el yo-consciente y  también afirma que el nudo dualista se ha ido (justo eso es Ser, eliminar la dualidad sujeto-objeto). El yo-consciente ES más allá de toda dualidad respecto a un contenido mental (y todo son contenidos mentales) y puede por tanto experimentarse igual respecto al pensamiento, al oir, al ver…

  • En la fase 5 cuando habla de que el resto es básicamente ser concienzudo en “no hacer” o “la ausencia de agente”, no es más que lo que Anadi llama entrega o surrender para alcanzar la madurez del yo-consciente. Es decir, no-acción, entrega, no intencionalidad, abadono…

Y la desaparición de “un centro” de referencia en nuestra mente es una prueba clara de la maduración y del yo-consciente gracias a esa entrega. Esa desaparición del centro también se explica en otros términos en algunos textos tanto budistas como hinduistas. Y en este blog. Ya se ha comenado alguna vez que la dinámica básica de la liberación es “Despertar y depurar”, es decir, despertar al yo-consciente y entregarlo, que se rinda a la no-acción, a la ausencia de intención, a la acción no intencional.

La madurez del yo-consciente en base a entrega o no-acción se realiza como la ausencia de centro de ese yo-consciente.

El resto de fases (6 y 7) son el perfeccionamiento, como él dice, del yo-consciente hasta que integre el total de la mente y sea permanente.

Y aún quedará por llegar…

Espero sea de utilidad para alguien. Un cordial saludo.


1 comentario so far
Deja un comentario

Esta parte la considero demasiado avanzada para mi, aunque me ha hecho pensar en la doma del toro. ¿ Casaría también empezando con el observador? Es decir: en la fase uno descubre al testigo en vez del yo-consciente.

Me gusta

Comentario por ewilius




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: