El blog de 道


¿Quién piensa tus pensamientos? (III)
03/05/2017, 7:26 am
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , , , , ,

Bien ¿quién quería pensar esos pensamientos reactivos que aparecen en esa especie de ausencia de ti?

La respuesta es muy sencilla, eras tú. No hay otro, ¿no? ¿o crees que eres poseído por algo externo a ti en cuanto te despistas?

Si eres muy bueno en tu mindfulness podrás llegar a «recordar» que incluso en ese estado mental sin atención ni identidad, ese estado reactivo, eso que llamo “bardo” (estadio intermedio según terminología tibetana) en el que te mueves por el mundo casi como un zombie (en una ensoñación) sí querías pensar esos pensamientos que pensabas.

Lo querías y te recreabas siguiéndolos, olvidando el resto de la realidad, perdido en ese ensueño. Por suerte el cuerpo sabe perfectamente moverse en el mundo en “ausencia de ti” porque es como realmente nos movemos en el mundo la mayor parte del tiempo.

Si conducir requiriera atención los muertos en las carreteras se contarían por miles diarios… por suerte no es así. Tu atención suele estar en otras cosas (pensamientos) mientras conduces (o caminas o haces tareas en casa o compras o … ).

La situación es muy correctamente definida tradicionalmente como ensueño. Ese vivir “como” en un sueño que afirma el budismo (y que por cierto, también se ha usado esa frase erróneamente para decir que “vivimos en un sueño”, cosa que también es falsa). No es lo mismo el sueño con sueños que este ensueño, aunque se parezcan. Aunque ambos podríamos categorizarlos de “bardos”, son diferentes. Luego lo veremos en más detalle.

Pero ¿a que cuando recuerdas un sueño también te parece ajeno? ¿y verdad que también sueñas cosas que aparentemente no quieres soñar?

Bien, realmente el sueño es un “bardo” aún más anómalo que esta “ensoñación sin presencia” de la vigilia, así que no sería raro que dijeras que no los sueñas tú, pero curiosamente, uno puede lograr tener sueños lúcidos, es decir llevamos la presencia al sueño, y estos pueden convertirse en lo que uno quiera… ¿ves un cierto paralelismo?

Pero sigamos con lo nuestro…

Bien, afirmo que querías pensar esos pensamientos reactivos que te incomodan, de hecho, es viable, para todos y cada uno de los pensamiento reactivos que tengas (¡todos y cada uno de ellos!) llegar a la fuente que puede estar más o menos profundamente situada en tu psique y que es un apego o un rechazo, un miedo o una búsqueda de bienestar. Es decir siempre existe aquello por lo que «querías» pensar ese pensamiento, la razón por la que estás pensando reactívamente eso en concreto y no otra cosa.

Aunque ese auto-psicoanálisis no es necesario de forma exhaustiva y de hecho te llevaría varías vidas poder tratar así todos tus apegos o miedos, sí que es interesante hacerlo de vez en cuando para certificar que sí, que sí, que estás pensando eso porque a una parte de ti, muchas veces subconsciente, quizá algo más primitiva, le interesa pensar en eso (de forma compulsiva).

La confusión sobre quién piensa surge (y ahora estamos repasando cosas ya dichas) por creer que solo hay un “tú” nuclear y controlador… que controla todo…

Bajo ese axioma no puede ser “ese controlador” el que haya pensado esos pensamientos porque yo quería meditar y no pensar (por ejemplo), por tanto no pueden ser tuyos. Yo no quería pensarlos.

Pero es obvio que lo son, el problema está en el argumento previo, claro. En que exista un “tú” nuclear y controlador, que cree decidir cosas, como meditar y no pensar, pero es incapaz de mantener tal promesa.

Básicamente porque pocos minutos después ese supuesto “yo” ya no está… y hasta que resurja su propio auto-recuerdo, sus promesas (sus pensamientos) tienen un valor casi cero.

Es decir, hay un “tú” si lo entendemos como el ser que eres en tu globalidad cuerpo y mente, y hay multitud de “tús” (o ninguno nuclear, como prefieras) si los entendemos como los sujetos, los originadores, de nuestros procesos mentales. Ya el budismo Yogacara afirmó que hay al menos ocho consciencias hace veinte siglos, pero, claro, eso solo es el principio y una simplificación más. La realidad es mucho más compleja y menos categorizable. Freud habló de ego, super-ego, subconsciente, etc… Otra aproximación utilitaria, es decir que da respuesta a ciertos hechos observables, no que tenga categoria de verdad absoluta.

Los pensamientos reactivos son tuyos, nada ajeno te los crea a tu pesar… y por ello son sobre lo que te preocupa o interesa, sea de forma consciente o subconsciente, pero el “tú” que los piensa carece de sensación de identidad, así que el sujeto es visto como ajeno, y dado que es ajeno el pensador, los pensamientos parece que no pueden ser míos… porque además no es eso lo que yo quería pensar cuando “estaba presente”.

Esa ausencia de identidad es un poco (es un paralelismo pobre pero real) como cuando estornudas, que obviamente estornudas tú, ¿quién sino? Pero parece como que eso no lo haces tú, no hay sensación de autoría, en este caso porque es un acto reflejo originado muy lejos de la materia gris del cerebro, cosa que no tiene nada que ver con lo hablado aquí, pero para ejemplificarlo ya nos sirve.

Así pues lo que ocurre en el tema que nos ocupa es que aún no te has entendido y no te has acostumbrado a cómo eres realmente. Fragmentado.

Resumiendo, la frase “los pensamientos no son míos” es notablemente falsa y ver su falsedad nos orienta hacia una experiencia directa y que tienes cada día docenas (¡o cientos!) de veces sobre Anatman.

(continua)


13 comentarios so far
Deja un comentario

Si he entendido bien, en nuestro estado habitual de ensoñación donde pensamiento+ idea de yo nuclear van unidos la presencia se diluye, y al revés si aumentamos la presencia , automáticamente pensamientos-” yo nuclearización” pierde su fuerza. Pues si tomamos el qualia como un todo ( de lo percibido) ocuparía el 100%, la predominancia de uno de los dos estados disminuye el otro. Si estamos atentos a la eseidad al 100% ( si es posible tal cosa) , no hay espacio para los pensamientos​ ni “yoes” fragmentados…

Le gusta a 1 persona

Comentario por ewilius

Es justo así.

Y tal cosa es posible.

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Me surge una duda.
¿ Es posible interactuar con los demás y mantenerse totalmente en la presencia ? O en ese caso la presencia pasaría a ocupar un lugar secundario y/o compartido en la qualia?

Le gusta a 1 persona

Comentario por ewilius

Sí, es posible, es uno de los grandes retos, pero es posible. Es quizá donde más difícil es mantenerla, en interacción con los demás.

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Entonces, por lo menos al principio habría una especie de dualidad ¿ no?
Por un lado la presencia y por otro mi cuerpo-mente actuando sin un “yo” reclamando autoría, o incluso está reclamación sería percibida como algo sin importancia.

Voy a intentar probar a estar atento a la presencia mientras estoy con gente, aunque me da la sensación de que van a pensar que estoy medio lelo 😂😂

Le gusta a 1 persona

Comentario por ewilius

Es así, al principio es como intentar estar atento a dos cosas a la vez, puede hacerse pero ni es fácil ni parece sostenible, parece artificial.

Pero al final, o al menos más adelante, La Presencia es precisamente ese cuerpo-mente globalmente actuando sin una idea de yo pero con identidad o sensación de ser o como le quieras llamar. Es el global de la acción, el total del ahora, porque además la frontera fuera-dentro tampoco está.

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Si no he leído mal, diferencias entre ver la vida “como si fuera un sueño” y creer que “la vida es un sueño” (literalmente).

Esta diferencia es la pera limonera de muchas enseñanzas.

Yo precisaría de un estudio como el que haces aquí para distinguir entre “yo no soy mis pensamientos” y “mis pensamientos no son míos”, que tanto me está informando.

Así que, cuando tengas a bien, espero que recojas este guante para diseccionar el primer párrafo de este texto.

Con mi gratitud,
Un abrazo.

Le gusta a 1 persona

Comentario por Codorníu

Tomo el testigo, lo haré.

🙂

Me gusta

Comentario por

Muchas gracias.

Le gusta a 1 persona

Comentario por Codorníu

Espero que esta serie también quede plasmada en un pdf… Al final puede salir un librito tocho 😉

Le gusta a 1 persona

Comentario por maikerutenshi

Ya está hecho. 😉

Le gusta a 2 personas

Comentario por

¿y por qué vivir con multitud de sujetos aparentes? ¿para qué afloran? ¿instinto de supervivencia tal vez? Muchas veces me han jodido la marrana y he acabado arrepintiéndome de cosas que he hecho o dicho. A veces me da la sensación de que lo veo aparecer…muy difícil volver en ese momento a la sensación de ser o eseidad.

Le gusta a 2 personas

Comentario por bernat

Es nuestra naturaleza, es uno de los tres sellos budistas: no hay entidades. Todo es compuesto, nosotros también.

Seguramente se han creado corrientes de unificación (como es la atención) solo donde ha sido necesario, donde la evolución ha hecho que sobreviviera el animal con esa función porque le aportaba algo más que a los demás para reproducirse y sobrevivir.

Puedes comprobar que el estado de Presencia es aparentemente “más lento” que cuando funcionamos reactivamente como zombies. De hecho de forma natural en cuanto tenemos prisa revertimos al estado “zombie” y es por eso.

Es más rápido (y por tanto te permite sobrevivir mejor en la selva) aplicar lo que ya sabes reactivamente y sin sujeto, que estar atento a ver qué ocurre de nuevo y aprender o cambiar patrones.

Le gusta a 1 persona

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: