El blog de 道


¿Quién piensa tus pensamientos? (II)
01/05/2017, 7:25 am
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , , , , ,

Decir que los pensamientos no son mios es una práctica disociativa, es decir ayuda a disociarnos de alguna parte de nuestra experiencia para verla como ajena a nosotros… porque no nos gusta… Este es un mecanismo piscológico de conocido, es un mecanismo de defensa mental pero que puede llevar a un estado fragmentado hasta la patología médica… No es que tal cosa tenga que ocurrir si sigues una práctica así, claro, pero desde luego es una propuesta de fragmentación y no de lo contrario.

Si tu filosofía es no-dual, plantéate como podría ser que ya de saque te escindas hasta de tus pensamientos, ¿hay algo más dual que eso? ¿pretendes alguna especie de unión mística con toda la realidad y no eres capaz de reconciliarte con algo tan cercano? ¿quieres unirte con, por decir algo, todos los seres y no puedes o quieres hacerlo con tus pensamientos? ¿y con los de los demás sí o tampoco?

Cuidado con esta sutileza, no es lo mismo disociarnos de algo como “no mío” que decir de algo que “no soy yo”. Es decir que no es mi identidad, igual que una mano no soy “yo” pero es mía, porque en la mano no está contenida mi identidad, pero es obvio que es mía en el sentido convencional del término (que es el que se usa aquí).

Ambas prácticas, la de “los pensamientos no soy yo” y la del “los pensamientos no son míos” técnicamente son disociativas pero una es algo menos peligrosa que la otra, de hecho la primera es casi imprescindible en espiritualidad pues apunta a una práctica ligeramente diferente, a una práctica orientada, no tanto a disociarnos de contenidos mentales que nos molesten, como a eliminar todo lo accesorio respecto a nuestra sensación de identidad (o de ser, si lo quieres dicho así) para identificarla con precisión. Sería el famoso neti-neti vedanta.

Bien retornemos al tema ¿qué ocurre cuando no quiero pensar en algo y acabo haciéndolo? ¿soy yo quién crea mis pensamientos o qué?

Cuando activamos nuestra presencia, es decir nuestra atención sobre lo que somos o identidad, podemos pensar cómoda y conscientemente pensamientos y verlos como absolutamente propios.

Puedes hacer el experimento ahora mismo.

Es un experimento ridículamente sencillo, paras todo (mental y físico), atiendes a ti mismo, y decides pensar conscientemente lo que te apetezca, por ejemplo “este texto es muy pesado” o cualquier cosa que desees en ese momento pensar.

En este caso los pensamientos no son molestia alguna, pienso sobre lo que aparentemente deseo pensar, ¿no? Y mientras me mantenga en esa presencia, en esa atención consciente de sí misma, no habrán pensamientos reactivos.

Por cierto que te parecerá forzado o innecesario pensar cosa alguna en esa situación, porque realmente no hace falta pensar tanto durante el día… ni un 1% de lo que pensamos… Incluso si hace un minuto estabas perdido pensando en una temática concreta, seguramente si ahora te fuerzas a pensar sobre ella, te parecerá casi o totalmente innecesario, artificial y forzado.

No hace falta…

Sin embargo hay otro “bardo”, otro estado mental, en el que nos hemos despistado (es decir no hay atención-identidad) y de repente te das cuenta que llevabas rato pensando sobre algo que no te parece tan adecuado.

No te parece tan adecuado… ahora… ahora que has cambiado de nuevo de “bardo” y de nuevo has vuelto a la atención e identidad.

Ese estado mental anterior, sin atención ni identidad clara, no puedes reproducirlo conscientemente, solo ocurre por despiste, si quieres reproducirlo no puedes, porque no estás despistado… pero luego en cinco segundos, te despistas, te olvidas de ti mismo y ¿algo? se pone a pensar pensamientos reactivos.

Y un tiempo después, de repente algo te hace recordarte a ti mismo de nuevo, cambias de «bardo» y rechazas esos pensamientos…

¿Has podido ver que eso ocurre así? Es importante verlo, lo que yo diga es irrelevante.

Esta situación no debería parecer totalmente aliena a un buen practicante de mindfulness, otra cuestión es que se interprete correctamente lo que ocurre…

(continua)


18 comentarios so far
Deja un comentario

Convergencia Armónica, si piensas tan poco como un 1%, ¿Cómo logras que ese 1% sean pensamientos coherentes y puntuales?

Otra pregunta, ¿Cuántos años tienes?, nunca he conocido a una persona joven con la calidad excelente de pensamientos que tú tienes, ¿es que ya eres de la tercera edad?, di la verdad.

Le gusta a 1 persona

Comentario por Mauricio

😂😂😂😂

Le gusta a 1 persona

Comentario por ewilius

No soy joven Mauricio, pero tampoco viejo. Tengo ahora 46 años.

A ver si el cuerpo dura todavía algunos más para seguir aprendiendo. 😀

Me gusta

Comentario por

¿Cómo logras que ese 1% sean pensamientos coherentes y puntuales?

No hay que hacer nada especial, cuando son necesarios surgen y son coherentes… mucho más que los reactivos.

Me gusta

Comentario por

Difícil transitar por el camino de este discurso. Cuándo sales o entras del concepto del “yo”? A modo de apunte, deberías concretar cuando hablas de “yo” como idea o de “yo” como individuo que forma parte del órgano general… ? Quizás puede dar lugar a engaño? Porque no hace falta escindirte de tus pensamientos y decir que mis pensamientos no son mios, puesto que no hay yo, pero son de mi contínuo kármico… No se si lo has liado tú o lo estoy liando yo, jajajaja _/_

Me gusta

Comentario por maikerutenshi

Cierto, esa era la crítica que hacía Uno y es razonable, no sé si pudiste leer mi respuesta en un diálogo algo más largo de lo necesario. 🙂

Le decía allí:

En esta serie corta de entradas (5 en total) siempre que hable de un alguien, ponga tú o yo, si no se dice nada más debe entenderse como “ese cuerpo+mente”, es decir no hacemos referencia al sujeto mental como tal sino al conjunto global de lo que aparentemente eres. Simplemente para usarlo como polaridad a la creencia de que hay “algo” ajeno a ti que induzca tus pensamientos. No con la intención de darle categoría de “yo nuclear”.

Es decir, si lo quieres mejor redactado la propuesta es: “tus pensamientos los genera tu cuerpo-mente, no algo externo a ello”. Luego concretaremos más, te invito a seguir leyendo las otras cuatro entradas.

==

Cuando digo que la mano es mía pero no yo, también creo que ayuda a entender que aquí el “yo” se entiende como la unidad cuerpo-mente entera y convencional, y a eso se refiere ese “mío”.

Al final, somos seres, fragmentados, pero seres. No existe “un decisor nuclear” pero seguimos siendo seres, cuando me pica la espalda, no te rascas tú. La idea de “no-yo” se ha exagerado en exceso, no puedo hablar por los Theravada pero en el budismo Mahayana solo es eso, la ausencia de una esencia de “yo”, igual que se afirma que en X (sea lo que sea X) nunca hay esencia de X.

Eso se traslada cuando X=mente, a la idea de que no hay núcleo que contenga una esencia de “yo” y por tanto no hay decisor único y eso ayuda, aunque no sería imprescindible, a nuestra fragmentación.

Abrazote

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Todo eso que cuentas acerca de los dos modos: despistado y atento se encuentra en mi experiencia.
¿Quién podría negarlo?
Mientras la consciencia es consciente de sí misma no hay pensamientos reactivos. Totalmente de acuerdo.
En mi opinión, ese “algo” que coloca en escena tal barullo en el “modo despistado” es la propia consciencia. Y no tiene otro sentido que producir imágenes sin parar para realizar su Ser (ser consciente, darse cuenta…), deduciendo su Presencia de los pensamientos que Ella misma hace desfilar por la mente con tal fin.
Digamos que se comportaría como un espejo que necesita de los reflejos para sentirse espejo, dado que no puede sentirse espejo por sí mismo; salvo cuando -mediante la atención- logra “ensimismarse”. En este último estado -cuando es consciente de sí misma- ya no necesita verse a través de ese funcionar “indirecto”.
Gracias, Tao.


https://polldaddy.com/js/rating/rating.js

Le gusta a 1 persona

Comentario por codorníu

Interesante comentario, Codorníu. Muy amable. Coincidimos bastante, de hecho si leiste el sistema-mente, ahí digo que mi teoría es que el pensamiento se aflora a la consciencia precisamente para que la inteligencia misma que lo generó (via la atención) puede ser consciente de él.

Un abrazo

Me gusta

Comentario por

Podrías ponerme un enlace al “sistema-mente” a que haces referencia, pues no lo encuentro ahora.
Gracias, Tao.

Le gusta a 1 persona

Comentario por Codorníu


Lo has clavado A’C 🙂

Cuidas este blog más que yo mismo…

Sin embargo si se hace eso ya no aparecen las “manitas” para opinar arriba y abajo…

Bueno, no era importante…

Gracias mil. _/_

Me gusta

Comentario por

… Disculpame màs bien … Por lo que se referencia en el post que te enviè, pensè que solo se eliminarìa el hipervinculo que constantemente aparece en los comentarios … Creo que queda claro que el mensaje obedece a un “error” en el còdigo (Javascript) del modulo (Widget) de Calificaciones de Polldaddy que usa WordPress el cual no se ejecuta correctamente y termina es transcribiendo literalmente parte del còdigo en vez de ejecutarlo … He buscado màs informaciòn al respecto a ver si alguien ha podido resolver puntualmente el problema y no he conseguido nada màs especìfico … Lo extraño es: 1) Que es un error variable en cuanto a los blogs en los que se presenta (no es un error uniforme en todos los blogs de WordPress) y 2) Que es un error sobre el cual hay referencia de que ha sido reportado en diversas oportunidades desde hace aproximadamente unos 2 años y aùn WordPress o Polldaddy no ha dado una resoluciòn especìfica al respecto … ¡Bueno! espero que habilitando la opciòn recuperes el modulo e historial de las calificaciones … Disculpa una vez màs y saludos …

Le gusta a 1 persona

Comentario por El Agua China'o

No te preocupes, eso de las manitas tampoco me parece demasiado interesante…

Lo curioso además es, que esto empezó a pasar aquí de repente hace poco y que no pasa a todo el mundo que comenta. Intuyo que depende del cliente usado para poner el comentario, por ejemplo pude que el bug esté solo en la App de móvil o algo así.

Pero ya está bien así.

Quisiera agradecerte todo el tiempo que dedicaste a ayudar. 🙂

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Ciertamente, el afirmar “los pensamientos no son míos” es un síntoma de escisión de la personalidad. En la esquizofrenia el paciente cree oír voces y pensamientos ajenos resonar en su cerebro. Hasta aquí estamos de acuerdo. Ahora bien, respecto a la segunda afirmación “Yo no soy mis pensamientos”, tú mismo comienzas explicando el significado correcto: “No es lo mismo disociarse de de algo como /no mío/ que decir de algo que /no soy yo/. Es decir que no es mi identidad, igual que una mano no soy /yo/ pero es mía, porque en la mano no está contenida mi identidad, pero es obvio que es mía en el sentido convencional del término (que es el que se usa aquí)”FIN DE LA CITA. Lo que no comprendo es porqué si conoces el sentido y uso de la frase en diversas vías de búsqueda espiritual, la consideras como “menos peligrosa”, no siéndolo en absoluto. De hecho es una premisa obligada para entender el budismo Zen, que , a partir de ella llega a la negación del “yo” como una entidad permanente y estable. Por otra parte, aunque aquí se esté haciendo uso de la definición negativa, creo que citar el principio del neti-neti del Advaita Vedanta no es totalmente pertinente y puede confundir, más que ayudar al lector. El neti-neti es un método para acercase a la comprensión del concepto de Brahma sin hacer uso de descripciones o definiciones afirmativas, puesto que, dada su inefabilidad, siempre serán erróneas. En el cristianismo, y antes en el neoplatonismo de Plotino, tienes el apofatismo que sostiene que sólo podemos decir lo que Dios no es, porque la comprensión real de la divinidad trasciende las capacidades cognitivas del hombre. En fin, podría citar más ejemplos, pero no es el lugar, ni el momento adecuado.
Por último, usas el término “bardo” con el significado de “otro estado mental”, pero no explicas la naturaleza del mismo.
Que yo sepa, en El Bardo Thodol es decir El Libro tibetano de los muertos, se utiliza el vocablo referido al estado intermedio entre la muerte y un renacimiento, que dura cuarenta y nueve días. También se usa Bardo como “espacio entre dos cosas” y se dice que un mente no-Bardo es una mente despierta. Creo entender que te refieres a que esos “espacios entre dos cosas” generan, en la mente humana, estados negativos, tales como: incertidumbre, malestar, miedo,que distorsionan o impiden el discurrir habitual del pensamiento.
Por lo que al pensamiento consciente, bajo el foco de la atención y con el motor de la voluntad. estoy totalmente de acuerdo contigo. Y, por supuesto, tus pensamientos son tuyos,

Le gusta a 1 persona

Comentario por EL PEREGRINO CONSTANTE

El uso de la palabra “bardo” es una licencia poética a falta de otra palabra, no deberíamos darle mayor importancia, si estás mucho por aquí verás que no soy excesivamente respetuoso de los términos clásicos y sus dogmas asociados.

Parecido ocurre con neti-neti…

Pero no he acabado de entender esta parte:

Lo que no comprendo es porqué si conoces el sentido y uso de la frase en diversas vías de búsqueda espiritual, la consideras como “menos peligrosa”, no siéndolo en absoluto. De hecho es una premisa obligada para entender el budismo Zen, que , a partir de ella llega a la negación del “yo” como una entidad permanente y estable.

No sé si quieres decir que es peligrosa y ayuda en el Zen y por tanto el Zen es peligroso o si querías decir otra cosa.

Gracias por comentar

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Doy por sentado que tienes derecho a expresar tus ideas como mejor te parezca. Así mismo, apelo a mi derecho a discrepar.
Las licencias poéticas son, como su propio nombre indica, recursos expresivos que se emplean en poesía con fines estéticos. Ahora bien, en un contexto como el de la entrada que nos ocupa, opino que puede crear confusión y no contribuir a una rigurosa transmisión de ideas. En cualquier caso es tu blog.
Por otra parte, me sorprende que no entiendas lo que quiero decir cuando comento que la proposición “Yo no soy mis pensamientos” no es NADA peligrosa. Es decir que no contiene rasgos de carácter disociativo. Simplemente es una formulación situada en la base del camino del Zen, que cualquier persona mentalmente integrada puede decidir recorrer, en un acto de libre voluntad.
Agradezco que me hayas brindado la posibilidad de aclarar este malentendido.

Le gusta a 1 persona

Comentario por EL PEREGRINO CONSTANTE

Aclarado, Peregrino. Interpreté una frase tuya al revés y por eso me extrañó.

Decías:

la consideras como “menos peligrosa”, no siéndolo en absoluto

Y yo en mi torpeza interpreté que decías:

la consideras como “menos peligrosa”, no siendo en absoluto “menos peligrosa”.

Cuando querías decir lo contrario, lo cual me cuadra totalmente.

Disculpa lo de “menos peligrosa” estoy básicamente de acuerdo con lo que dices, puse eso porque simplemente cualquier frase puede trabajarse en dirección errónea y siempre queda ese margen de error.

Muchas gracias por la aclaración.

Le gusta a 1 persona

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: