El blog de 道


Intelecto, inteligencia, sujeto, consciencia y atención (II)
18/11/2016, 7:57 am
Filed under: Descripcions | Etiquetas: , , , , , , ,

Así como el intelecto, entendido como explicamos anteriormente, aparentemente es algo bastante exclusivo del ser humano, al menos en tal complejidad y relevancia, la inteligencia está presente en todos los seres vivos con sistema nervioso en mayor o menor grado. Es la capacidad de realizar acciones a partir de ciertas percepciones y orientadas a cierto fin.

En el mundo animal hay diferentes niveles de inteligencia. Todos sabemos que una mosca es menos inteligente que un delfín, las acciones que es capaz de hacer para conseguir cierto fin a partir de la realidad que se le presenta son más limitadas.

El ser humano tiene inteligencia además de intelecto, pero contrariamente a lo que se piensa, ambas facultades están bastante escindidas, no trabajan en las mismas dimensiones.

Es creencia común que “el intelecto piensa”, cuando en realidad “el intelecto habla”. Lo cual no significa que en cierta manera sirva para deducir cosas, pero solo posee la capacidad de pensamiento simbólico. Deduce cosas, al igual que en matemáticas y al igual que los ordenadores, el intelecto puede deducir nuevos conceptos a partir de los existentes, por ejemplo formando con palabras conceptos cada vez más complejos, pero no puede cruzar la frontera hasta la realidad. Solo trabaja con símbolos, los llamamos palabras e ideas, conceptos y teorías, y les damos valor de realidad absoluta. Pero son símbolos.

El intelecto tiene sus piezas, como un lego, esos símbolos, esas palabras y con ellos puede construir verdaderas maravillas de complejidad pero solo son piezas de lego, todo lo que construya por complejo y bello que sea, será solo un símbolo, un juguete. Lego.

¿Qué se quiere decir con eso de que el intelecto no puede cruzar la frontera hasta la realidad?

Pues aquello tan típico de que por mucho que lo describas no puedes enseñar como es un color a un ciego, o aquello tan repetido de que por mucho que leas sobre como patinar eso no te hace mejorar ni un ápice tu equilibrio sobre ruedas, o que por mucho que hables sobre espiritualidad… sí, eso… ni un paso adelante…

Es decir lo conceptual o simbólico aplica solo en el ámbito de lo conceptual o simbólico y apenas afecta superficialmente a lo real, si le afecta lo hace de forma indirecta, gracias a que el intelecto aparece en la consciencia, pero eso lo veremos más adelante.

Creer que lo conceptual, que lo intelectual, es real, es como construir una manzana con piezas de lego y pretender que nos quite el hambre. La manzana de juguete no se puede comer y el intelecto solo sabe hacer cosas de juguete (simbólicas). Lo cual no significa que no sea útil ser capaz de construir modelos aproximados de la realidad…

Pero en cambio la inteligencia es no-conceptual, no usa conceptos, no es simbólico y es holística. Es lo que te permite aprender a patinar, a nadar o a meditar… o a vivir sin sufrimiento…

Y la inteligencia tiene además una propiedad fascinante: es absolutamente invisible a la consciencia…

Pues sí, a tu inteligencia jamás la has visto funcionando. Has oído a tu intelecto deducir cosas dentro de tu cabeza, pero jamás has podido percibir como funciona tu inteligencia y de hecho solo conoces de su existencia por sus resultados: las acciones que realiza.

Es sabido en neurociencia que las decisiones (curso de acción) se toman antes de que la consciencia lo muestre. Es razonable si abandonamos la idea de que “la consciencia piensa” lo cual también es falso. Por tanto “lo que piensa” primero decide y luego (no puede ser antes) aparece en la consciencia una sensación de autoría a menudo junto con la propia acción ya en ejecución (¡ya en ejecución!) pues no hay tiempo que perder…

Es decir que nuestra inteligencia permanece en lo no manifestado, en esa Mente (con mayúsculas) que no podemos ver y que lo cubre todo.

Las intuiciones, las ideas geniales, la inspiración, el arte, esas palabras olvidadas que no te vienen a la cabeza hasta que el intelecto deja de “intentar recordarlas”, todo eso surge también de la inteligencia y por eso parece como si nos fuera ofrecido desde un plano superior, sin saber cómo ha ocurrido o a través de qué proceso deductivo hemos llegado a esas conclusiones.

¡Porque no hemos llegado a ellas por ningún proceso deductivo!!

Así tenemos una esfera conceptual o simbólica consciente que llamaremos intelecto y una esfera no conceptual holística invisible que llamaremos inteligencia.

Entiende esto bien, no es que una parte de nuestra inteligencia nos esté oculta, es que toda clase de inteligencia nos resulta invisible. Solo vemos resultados. Solo somos conscientes de resultados.

Repetimos: el subproducto lingüístico al que llamas “pensar” y que aquí llamamos intelecto, no piensa, porque es un resultado, un subproducto (luego veremos de qué), como cuando imaginas algo. Pero te identificas con él porque es visible, perceptible, ruidoso, acaparador, obsesivo, reiterativo cosa que la inteligencia no es.

El intelecto “no piensa”, el intelecto es el resultado de haber pensado, proceso que es invisible a la consciencia.

Más adelante veremos como el intelecto puede afectar a la acción aunque sea poco y tarde,  y sobretodo de forma indirecta.

Al contrario que con el intelecto, nuestra identificación con la inteligencia es algo menor o a veces mucho menor, y a menudo nula. Como decíamos, a menudo nos parece que las intuiciones “nos vienen de fuera” e incluso si la acción es demasiado rápida nos parecerá que “no la hemos hecho nosotros”. Lo cual es extremadamente paradójico pues como hemos visto el intelecto tiene poca influencia sobre el mundo real y la inteligencia básicamente es lo que nos mantiene funcionando en el mundo.

(continua)


14 comentarios so far
Deja un comentario

Maravillosa serie de entradas, aunque leyendo el principio creo que en una planta también hay inteligencia puesto que, como bien dices, realiza acciones a partir de ciertas percepciones. Es posible que una planta no realice cierta acción (como transformar la luz en otra cosa) sola y sea de forma conjunta como lo hace, pero igualmente cualquier ser sintiente hace lo mismo. ¿Quizás la inteligencia es algo que utiliza como órgano a los individuos con intelecto, para su propio fin? Ahí lo dejo… 😉

Le gusta a 1 persona

Comentario por maikerutenshi

Hola, muchas gracias. También gracias por la difusión que menudo haces del blog, te lo agradezco.

Quisiera hacer una puntualización: “inteligencia” es también un símbolo, lo uso para crear un marco conceptual que ayude a entender la realidad, pero no creo que exista una tal cosa como “la inteligencia” (al estilo de un “atman”) incluso dentro de un individuo, solo procesos más o menos inteligentes (además compitiendo por imponerse).

El texto quiere centrase en el ser humano y por eso no trata en exceso lo que tú comentas pero básicamente improvisando un poco me parece que es así: La planta sin duda reacciona “inteligentemente” a ciertas percepciones como son la luz. Es posible que tengamos que concluir que vida e inteligencia son términos casi intercambiables. No veo problema.

Es decir vida sería la situación en que una parte de la realidad es capaz de reaccionar a su entorno (otra parte de la realidad) para realizar acciones que le permitan sobrevivir o auto-perpetuarse. Por tanto implica inteligencia.

Fijaos que la vida aparece junto con la percepción, no existe tal cosa como un ser vivo que no perciba nada de su entorno. Eso sería una piedra. E inteligencia es la capacidad de procesar percepciones para generar acciones inmediatas o patrones de acción (que se usarán más tarde).

Me gusta

Comentario por

Si, me parece muy acertada tu respuesta. Puntualizo que cuando digo “la inteligencia es algo que utiliza como órgano a los individuos con intelecto, para su propio fin” no me refiero en un contexto Atman, ni siquiera Anatman. Quizás sí pueda ser un proceso del mismo Anatman, sea lo que sea que fuere 😀

Le gusta a 1 persona

Comentario por maikerutenshi

En tu caso estoy convencido 🙂

Solo lo quería puntualizarlo porque existe cierta tendencia espiritual a la “atmanización” y a la “brahmanización” de ciertos conceptos.

Y yo no puedo decir si es errónea o acertada esa tendencia pero sí puedo decir que no es lo que se pretendía decir en el texto, por si alguien se confunde.

Es decir, no estoy proponiendo una “inteligencia universal y/o eterna” que lo permea todo (brahmanización del concepto).

Y ni tan siquiera estoy proponiedo, aunque esto ya es más fácil de interpretar del texto, que “la inteligencia” sea un “alguien” o incluso mi “yo real” (atmanización del concepto).

Simplemente: hay inteligencia y aunque no la ves, actúa, y no es el intelecto, que aunque lo ves, no actúa. Con que quede eso claro, me conformo. 🙂

Me gusta

Comentario por

Eso si que ha quedado cristalino, es que hablando y hablando nos vamos del tema, jajaja. Un abrazo, querido amigo 🙂

Le gusta a 1 persona

Comentario por maikerutenshi

Vamos, que el intelecto se apodera de los méritos de la inteligencia… :

Le gusta a 1 persona

Comentario por ewilius

Sí.

Pero date cuenta que quién está confundida sobre sí misma es la propia inteligencia. Eso es interesante y relevante y no lo pone en el texto.

El intelecto no piensa, por tanto no está confundido en nada.

Y la inteligencia está confundida sobre quién piensa, ¡porque no puede verse a sí misma pensando!

Es decir, al final, volvemos a las palabras de los más sabios, despertar es poco más que la inteligencia entendiéndose a sí misma por fin… Pura sabiduría, no hace falta más.

Es interesante leer el Lankavatara Sutra, sobretodo la parte sobre el sistema-mente e inteligencia intuitiva (lo que aquí se llama simplemente inteligencia) bajo este nuevo prisma.

Otra cosa:

“Entenderse” no es entenderse inlectualmente, si fuera así tras leer esto ya estaríais todos Despiertos (si es que os lo creeis). Como hemos dicho la mente intelectual es simbólica, no puede cruzar hasta la realidad. Por tanto mis palabras no pueden convencer a vuestra inteligencia (solo pueden convencer a vuestro intelecto).

Para convencer a vuestra inteligencia hace falta realidad. Y la realidad la obtiene de las prácticas tradicionales y no-tradicionales, sean vipassana, de auto-indagación de auto-observación, etc…

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Por tanto mis palabras no pueden convencer a vuestra inteligencia (solo pueden convencer a vuestro intelecto).

Aquí me lío, si el intelecto no piensa, ni se confunde como dices ¿ como el intelecto se puede convencer de algo?
Y ¿ no usamos el intelecto al autoindagar?

Le gusta a 1 persona

Comentario por ewilius

¿ como el intelecto se puede convencer de algo?

Digámoslo de otra manera, hay que ver el intelecto como las matemáticas o la lógica, tú lees o oyes algo y al intelecto “le cuadra”.

Como cuando lees 2+2=4 te cuadra y cuando lees 2+2=5 no te cuadra.

Pero no puede pasar de ahí. Quizá llamarlo convencimiento es excesivo. Simplemente es algo que puede incorporarse a tu bagaje intelectual porque “te cuadra”. A partir de ese momento nos decimos “me lo creo”, pero en realidad es un “me cuadra en mi lógica”.

En realidad a menudo “NO te lo crees”… como cuando te cuadra que quién dirige tu vida no es el intelecto…

Te cuadra, pero aún no puedes creértelo realmente… Cuando te lo creas habrás despertado.

Sino, por ahora será solo una “historia” más añadida a tu teoría conceptual. Nada más.

Y ¿no usamos el intelecto al autoindagar?

Depende como auto-indages sí. Y también se usa en todo koan.

Pero precisamente usas el intelecto para ver que no eres tú o que no puede dar respuestas, es decir para agotarlo o dejarlo en entredicho. Es decir intentas convencerte de que tiene que haber algo más, y eso es lo que llamamos inteligencia, y entonces intentar entender eso más profundamente, con la inteligencia.

La parte productiva tanto del koan como de la auto-indagación no es la parte en que “nos explicamos algo, aunque sea una pregunta”, sino la parte en que vemos que el intelecto es incompleto y que tiene que haber algo más. Lo que aquí llamamos inteligencia, y entonces ocurren esos flashes de inteligencia, es decir de silencio mental en el que la inteligencia sigue actuando.

Es, de nuevo, la inteligencia convenciéndose a si misma (poco a poco) de que ella es quién actúa.

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Me resulta clarificador saber que antes de “intelecto” – “yo conceptual lenguaje” hubo mucho tiempo inteligencia – vida, antes que autoconsciencia hubo sueño, antes que palabras hubo percepciones, antes que culpa hubo miedo o ira. Filo y ontogenéticamente es así y la práctica nos lleva ahí, a esa experiencia. La manzana es fruto, no raíz. ¡Gracias por el post!

Le gusta a 1 persona

Comentario por Jose

Tengo una duda… desde mi introspección, el yo conceptual siempre come tiempo y se nutre de la memoria semántica y biográfica. incluso un dato frío, parís es la capital de francia, puede pasar a ser mi dato, mi conocimiento. Después hay datos que por ser más automáticos, no se los atribuimos tanto al concepto como “qué bien poso el pie cuando camino” o aún menos otros como “mi aire entra en mis pulmones y lo hago muy bien”. Si entiendo intelecto o yo conceptual como datos fríos no me encaja, dado que esos datos al cerrar los ojos beben de emociones y memoria. Así lo veo, pero agradezco tu claridad al respecto. Gracias !

Me gusta

Comentario por Jose

Tengo una duda… desde mi introspección, el yo conceptual siempre
come tiempo y se nutre de la memoria semántica y biográfica.

No hay un yo conceptual, hay conceptualidad, pero te entiendo, seguimos

un dato frío, parís es la capital de francia, puede pasar a ser mi dato, mi conocimiento. Después hay datos que por ser más automáticos, no se los atribuimos tanto al concepto como “qué bien poso el pie cuando camino” o aún menos otros como “mi aire entra en mis pulmones y lo hago muy bien”

No hay datos fríos en la mente, hay pensamiento conceptual o no hay pensamiento conceptual. Cualquiera de esas propuestas que comentas si es expresada como pensamiento conceptual llevará carga de autoría, es decir, parecerá un pensamiento que tú piensas.

Y si no es expresada conceptualmente, ni siquiera lo ves… solo ves la acción.

Las acciones (caminar) como se dice en el texto pueden tener una baja o muy baja sensación de autoría porque las ejecuta la inteligencia, no el intelecto. Y con la inteligencia tienes una muy baja conexión de autoría (no parece que seas tú) básicamente por no eres consciente de ella, no aparece en la consciencia.

Si piensas “¡qué bien camino!” puedes no tener sensación de autoría con el caminar igual que si dices “¡qué bien camina Tao!”, porque ha ejecutado la inteligencia, pero sí tienes sensación de autoría total del pensamiento conceptual (yo he pensado eso).

No sé si me explico.

Si entiendo intelecto o yo
conceptual como datos fríos no me encaja, dado que esos datos al
cerrar los ojos beben de emociones y memoria.

No hay yo conceptual y no existe tal cosa como datos fríos dentro de la mente.

El pensamiento “tengo yo conceptual” es solo otro pensamiento ni más ni menos transcendental que el anterior ni que el posterior. Y no hay tal cosa como “yo conceptual” en lugar alguno.

El intelecto NO piensa. El intelecto no es que no tenga “yo nuclear” es que no tiene ni siquiera una identidad múltiple o compuesta porque es puro resultado, igual que no hay “yo conceptual” ni nuclear ni compuesto, en una hoja escrita a mano (aunque esté llena de conceptos).

Igual que ves “lo visto” o “lo oido” tienes que ver “lo pensado (intelectualmente)” igual como un resultado que surge en la consciencia.

Si cuando hablas de “yo conceptual” piensas en “aquello que genera el intelecto” entonces estás hablando de la inteligencia. Y no es un yo y no es concenptual…

Si entiendo intelecto o yo
conceptual como datos fríos no me encaja, dado que esos datos al
cerrar los ojos beben de emociones y memoria.

¿Qué es “beber”? ¿Quieres decir que son influidos por? Por supuesto que sí, un sentimiento hace surgir un pensamiento intelectual, igual que lo puede hacer surgir la visión de una chica bonita u oir una canción, no hay una diferencia fundamental en ello entre una percepción y otra, en la consciencia las emociones no tienen una categoria demasiado diferente a cualquier otra percepción (ver, oir…). Entiéndeme, todas tienen sus características propias, pero no hay unas superiores a otras, todas juegan más o menos en el mismo terreno.

Y si quieres decir que “influyen en” también por supuesto que sí.🙂 Un pensamiento intelectual apareciendo en la consciencia pueden generar emociones y lo hace continuamente. Todo lo que aparece en la consciencia puede influir sobre el global de la mente… Un petardo apareciendo en la consciencia también genera emociones, no es demasiado diferente.

Lo que no es cierto es que vayan juntos. Uno puede tener un pensamiento y que genere emoción y puede tener ese mismo pensamiento y que no genere emoción. El pensamiento intelectual no “carga” emoción de forma necesaria, no es parte de su equipaje. Pero es un desencadenante, igual que lo es la visión de un tigre.

Si ves un tigre, te genera estrés.

Pero si estás en un cine 3D y ves un tigre, te genera mucho menos estrés o ninguno, porque sabes que es falso.

Si piensas intelectualmente “me muero” y te lo crees, te genera estrés.

Si piensas intelectualmente pero en broma “me muero” no te genera nada.

Así pues, el contenido emocional de toda percepción depende de su interpretación, recuerda que tanto pensamiento conceptual como ver u oir son percepción a efectos de esta propuesta.

Tanto intelecto como ver u oir son neutros de salida, la cuestión es ¿qué les añade contenido emocional? tu interpretación de ellos. ¿Y quién interpreta?

Mañana veremos la consciencia.

Y el jueves la atención (ya estoy danto pistas) 😀 😀

Grcias por comentar, Jose.

Me gusta

Comentario por

Gracias… me refiero a que cuando hay apego e identidad a los conceptos, y siento que hay más si hay vínculo con memoria y emoción, uno cree o se basa en un “yo conceptual” que evidentemente es ilusorio, porque si no hay un yo, no lo puede haber conceptual. Y qué bueno, porque lo “frío” como bien dices, aunque no contenga emoción o memoria se siente como poco como un pensamiento que uno piensa, con lo que tampoco interesa ese adjetivo. La atención será la costumbre para pegarnos a esa identidad conceptual falsa y lo que llamas inteligencia es la fuerza de vida y su forma, inteligente claro, de proceder… siento. Leo mañana lo nuevo publicado. Muchas gracias, desgranas mágicamente y sin “palabrotas” 🙂 lo que no es sencillo de nombrar. Chapeau y agradecido.

Le gusta a 1 persona

Comentario por Jose

Eres muy amable, muchas gracias. De hecho parece que estos textos harán que este mes se bata el record de visitas del blog, así que entiendo que están interesando y en parte los escribí para responderte a ti a algú comentario… 🙂

Un abrazo

Me gusta

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: