El blog de 道


El ciclo del día y la noche (2)
01/09/2016, 9:40 am
Filed under: Traduccions | Etiquetas: , , , , , ,

(11) Esa consciencia, solo con su existencia, es enteramente carente de pensamientos dualistas que piensan en términos de sujeto y objeto, y así (las apariencias externas) surgen como manifestaciones de claridad sin apego (a conceptos o juicios). Las apariencias se presentan en el estado de la condición real de existencia.

(12) Debido a que esta consciencia instantánea, incondicionada y natural encuentra la condición real de existencia como su Madre, (hablamos de ella como) el Dharmakaya. Permanecer en esta condición es el estado natural de la Gran Perfección.

(13) Con respecto a estabilizar (nuestras práctica, que es el segundo tópico): procedemos en el camino por medio de las tres instrucciones para integrar, relajar con presencia, y progresar en la práctica. Respecto al primer método, el de integrar: sentándonos confortablemente y estando completamente relajados, integramos (nuestra consciencia) en el cielo frente a nosotros.

(14) Cuando nos asentamos en un estado alerta y relajado sin distracción y sin meditación construida, esta consciencia inicial que es como el cielo (despejado y vacío) es también una condición carente de cualquier apego o aferrar (a conceptos o juicios). Es solo claridad luminosa o solo pura presencia, y es similar a un momento de sorprendido asombro. Esta pura presencia surge de una forma desnuda sin dualidad o distinción entre el estado calmado y el movimiento de pensamientos.

P1180461

(15) Mientras continuamos en contemplación, sin caer bajo el poder de la somnolencia ni de la agitación, nos encontramos en un estado que es presente en profunda lucidez y viveza. Con respecto a continuar en un estado de contemplación, incluso aunque nos ocupemos en llamar a los pensamientos, apartándolos, haciendo que se repitan o ampliándolos, permanecerán en su propia condición (siempre que surgen) sin distraer nuestro ser, y son auto-liberados

(16) Tras haber alcanzado ese estado, cuando salgamos del tiempo de contemplación, la medida de nuestra estabilidad (en la práctica) es nuestro discernimiento sobre si estamos sujetos o no al poder de los pensamientos condicionantes. Las experiencias meditativas (surgen espontáneamente), como surge la luz del sol o de la luna. Estas experiencias, como visiones, cambios en la respiración y demás, tal como surgen son incondicionadas por conceptos (o juicios).

(17) Respecto a experiencias que aparecen tras el periodo de contemplación: puede que veamos todas las apariencias como ilusiones, o podemos considerar toda apariencia como vacua. (Debemos ser capaces de permanecer) en un estado de pura presencia y puede parecer que no surgen pensamientos discursivos, o podemos pensar que podemos implicarnos en actividades sin cometer errores.

(18) Respecto a nuestra entera dimensión: debido a percibir objetos externos y sus análisis (por un lado), y pensamientos vívidos y discursivos (en el otro), como vacuos, obtenemos el supremo Dharmakaya, que es la naturaleza de la mente. Como esta condición no está contaminada en forma alguna por pensamientos, características o cognición, llegamos a obtener la consciencia pura primordial no manchada por pensamientos discursivos

P1180471


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: