El blog de 道


La atención (II)

Hemos dicho que la atención permite aprender pero hay otra propiedad que también permite la atención y que aunque a veces no se repara, es la misma, y no deja de ser interesante destacarla:

La atención permite aprender y… des-aprender.

Quizá a nivel conceptual no nos parece tan evidente, pero a nivel no-conceptual, por ejemplo patinando, si adquirimos un vicio negativo (por ejemplo tendemos a inclinarnos a la derecha) para desaprenderlo tendremos que volver a aplicar la atención y seguramente repetidamente, pues en lo no-conceptual no vale con “hacerlo una vez” convencerse de que es así y ya está… no funciona así… hay que repetir y repetir hasta que cala…

Y cuidado no es solo porque sea “múscular”, no es por eso (o no es solo por eso), por ejemplo si tienes una muletilla cuando hablas en público te va a pasar lo mismo. Sin atención la irás repitiendo… con atención la evitarás y algún dia dejará de aparecer incluso cuando no atiendas…

De parecida manera cuando se nos quiere, o te quieres, convencer de que algo, si no atendemos el esfuerzo será baldío. Pero en lo conceptual es cierto que puede bastar un razomiento claro y convincente para convencernos del todo. De hecho si el razonamiento es claro y directo, y no choca con otras creencias que tengamos, una de las pocas formas de evitar ser convencidos será no atender… negarnos a atender, ¿no lo habeis detectado nunca en otros? Pues a nosotros también nos pasa y mucho… y de formas muy sutiles, por ejemplo ignorando fragmentos de lo que leemos y destacando otros…

Eso sí, es muy necesario aclarar que un convencimiento conceptual aplica solo en la esfera de lo conceptual. Igual que un cambio no-conceptual aplica solo en la esfera de lo no-conceptual. Por eso a menudo podemos afirmar una cosa (incluso sinceramente) y luego hacer otra… cosa muy habitual en la ética personal…

Cómo se explica aquí, puedes estar convencido conceptualmente de que si te tiras haciendo puenting no va a pasar nada y aún así te tiemblan las piernas al acercarte al abismo…

Entonces la atención es la capacidad (finita) de la mente para aprender y des-aprender de forma conceptual y no-conceptual. Vaya, parece que la atención gana interés…

Como toda capacidad, es finita, se cansa pero es entrenable…

Es decir, como con los músculos, cuanto más atendamos más fácil nos será atender en el futuro.

¿Y qué debilita nuestra atención? Básicamente no ejercerla y algunas situaciones ambientales que creo que todos intuímos, por ejemplo el estrés.

Al estar sometidos a muchos estímulos a la vez y especialmente si alguno lo consideramos amenazador iremos debilitando nuestra atención tal como explica el artículo enlazado.

Y eso es casi el pan-nuestro-de-cada-día en nuestra sociedad ¿no?

De hecho dukkha, que es lo que Buddha decía que era esta vida, suele traducirse por sufrimiento pero también puede traducirse como estrés y muchos autores ya están empezado a traducirlo así.

Otra vez démosle la vuelta, entonces ¿qué favorece la atención aparte de su propio entrenamiento?: La calma, la tranquilidad, no tomar excitantes, no hacer muchas cosas a la vez, no tener prisa… ¿es extraño que eso sea lo que suelen llamarse “hábitos zen”?

Nos vamos acercando a “lo espiritual”.

Por hoy solo una cosa más: aprender es modificar como funciona la mente. Cuando se dice que se ha demostrado que la meditación modifica el cerebro, alégrate pero no lo exageres. Aprender a tocar el violín también modifica el cerebro (está demostrado) y probablemente aprender a jugar a los bolos también. A eso se le llama plasticidad cerebral y es que aprender es modificar como funciona la mente.

Siendo muy simplistas podríamos decir que el cerebro tiene dos formas de funcionamiento: sin atención aplica lo sabido (funciona perfectamente pero no se modifica, no evoluciona notablemente), con atención puede modificarse a sí mismo con nuevas pautas de funcionamiento.

(continua)


3 comentarios so far
Deja un comentario

Gracias. Me quedo enfocado hacia la III parte.

Le gusta a 2 personas

Comentario por Codorníu

Y yo, aunque me temo que Tao pretende que nos enfoquemos hacia otra “cosa”…

Le gusta a 1 persona

Comentario por ewilius

Espero que no decepcionen demasiado las dos partes que quedan 🙂

Me gusta

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: