El blog de 道


Diálogos con Gary Weber
28/02/2016, 5:29 pm
Filed under: Contes | Etiquetas:

Esta va a ser la entrada más íntima de este blog hasta el momento, y es posible que no haya nunca otra más íntima.

Hace unos días G. Weber me pidió permiso para publicar en su blog nuestro diálogo privado que lleva ya algunos años produciéndose pues piensa que podía ser de utilidad para sus estudiantes y seguidores.

Hoy ha publicado la primera entrada que debe ser de hace algo menos de cinco años, cuando empezamos nuestras conversaciones.

Esto es algo así como estar desnudo ante una multitud vestida, pero eso también es un buen ejercicio de desapego a la propia imagen 🙂

Irá publicando entradas, no sé cuantas, si queréis alguna aclaración en castellano sobre algo que se diga allí podéis preguntar aquí (y si es en inglés, podéis preguntar allí).


8 comentarios so far
Deja un comentario

Solo una cosa tengo un año mas que tu .
Un abrazo ( 0tt0)

Me gusta

Comentario por ewilius

¡Un gran edad! como todas 🙂

Un abrazo

Me gusta

Comentario por

Me despedí hasta el año que viene, pero creo que hoy me equivocado y he aterrizado prematuramente por aquí y tras ver lo que se ve no he podido sustraerme a dejar un comentario crítico.

Lo de esa página de un tal Gary Weber (maestro muy conocido en su casa a las horas de comer, supongo), es un cúmulo de despropósitos que ni son advaita, zen o cosa alguna racional. Tan sólo las interpretaciones torticeras que este pobre hombre hace de esos temas.

Centrándome en el tema de hoy quiero hacer hincapié en algo fundamental: Para el advaita, el cuerpo y el mundo percibido no existen. Así mismo, para el budismo lo único real es sunyata, el vacío experimentado en samadhi. Para el budismo zen el mundo y el cuerpo que cree percibirlo no existen ni dejan de existir (al zen no le gusta divagar en especulaciones filosóficas), si no que quedan olvidados cuando se despierta en ku.

¿Cuándo en este blog, y el de G.W., se insiste tanto en las virtudes de la imprudencia de jugarse la vida escalando montañas o sobre el cerebro y la espiritualidad; de qué se está hablando? De zen o advaita seguro que no.

Como no tengo autoridad propia, ni tampoco he querido nunca tenerla, me he atrevido a copiar unos párrafos de Ramana M. que quizá estén más autorizados para la mayoría. Si alguien por aquí puede comprenderlos que saque sus propias conclusiones:

Ramana Maharishi:
“…el método directo para la realización del Yo, quién lo adopta, no necesita preocuparse por el cerebro, los nadis, kundalini, pranayama y los seis chakras.

El Yo no proviene de ninguna parte (que no sea el mismo), ni entra en el cuerpo a través de la coronilla (por que el cuerpo es parte del sueño ilusorio, Maya). El Yo es siempre inmutable, siempre inmóvil y firme. Los cambios no son parte del Yo. La relación entre el Yo y el cuerpo es comparable a la de un cristal esmerilado sobre su trasfondo. El cristal sobre una flor roja parece rojo, sobre una flor azul aparece de este color.

El individuo autolimitado y autoconfinado en un complejo cuerpo/mente, todo lo que necesita para liberarse es dejar de identificarse con esta ilusión.

El creer que el cerebro es el centro de las vasanas es el mayor error de todos. Por que si esto fuera así bastaría con decapitar a una persona para que esta se liberase de sus vasanas y dejara de renacer.

El mundo tan sólo es mente (pensamiento), la mente tan sólo es Corazón (un punto sin dimensión alguna). Esa es toda la verdad. ”

Pláticas con Sri Ramana Maharishi (1935-1936), por Swami Ramananda Saraswati. Editorial Kier 1993, Buenos Aires, Argentina.

Si alguien lo desea puedo escanear estas páginas para leer el texto completo.

Todas las sadhanas tradicionales de yoga y budismo, conozco varias de ellas, están destinadas a romper la ilusión del vínculo del Yo con el cuerpo/mente. Actualmente, la de Francis Lucille también. El mismo, dice a veces, que la ciencia es ilusoria y tan sólo funciona cuando se aceptan premisas falsas y él sabe más de ciencia que la mayoría, por ser físico nuclear y haber trabajado para el ejército francés.

Jamás conseguiréis comprender la profundidad del advaita y del zen mientras os empeñéis en seguir soñando que existe un mundo físico “real” donde el cuerpo es su máximo héroe (creyendo que se piensa con el cerebro, escalando montañas, copulando para reproducirse, naciendo y muriendo, etcétera). Todo eso son errores y son el núcleo central de la esclavitud del Yo.

Quizá algún día decidáis haceros mayores y dejéis de especular banalmente con temas que evidentemente desconocéis.

Un saludo a todos.

Me gusta

Comentario por satabistha

Un saludo, Satabistha

Me gusta

Comentario por

Supongo que para hablar con esa autoridad estarás realizado , iluminado o como lo quieras llamar . Sino como diría un amigo mío : ” caca de la vaca”

Saludos

Le gusta a 1 persona

Comentario por ewilius

Gracias por compartir estas conversaciones. Y sí, puede ser también un buen ejercicio de desapego de la propia imagen. Aunque sepamos intelectualmente que tanto el “sujeto criticador” como el “objeto criticado” son ilusorios, aún así puede incomodarnos el que “nos critiquen” o el “cómo nos ven los demás”, y esto nos incomoda en la medida en que seguimos parcialmente identificados con el “yo” (una identificación bajo la cual todos estamos en mayor o menor grado, pues sólo se disolvería completamente al final del proceso de iluminación/realización).

Todos podemos aprender de este tipo de conversaciones. No debe ser casual que haya tantos libros basados en este formato (diálogos), pues es un modo muy inspirador de compartir ideas.

Un abrazo 🙂

Le gusta a 1 persona

Comentario por Toni

Bueeeno.
Felicidades por la publicación.

Yo sí encuentro interesante las conversaciones y creo que pueden ser de apoyo y utilidad para muchos ya que en el ascenso hacia la realización (suponiendo que se quiera alcanzar, que no es obligatorio), todos los peldaños cuentan, y no todos usamos la misma escalera.

La compasión y la paciencia son otras virtudes de este mundo ilusorio que he de practicar muchísimo más y que encuentro más a menudo en gestos y personas humildes que nada saben de erudición que en textos filosóficos.

Atención al maestro y a las lecciones, ¿no?
Un abrazo 😀

Me gusta

Comentario por Teresa Richard

Muy interesante esta entrada, aunque me costó entenderla por el inglés. Muy interesantes todos los comentarios, todos sin excepción. Se aprende en este lugar. Un abrazo 🙂

Me gusta

Comentario por maikerutenshi




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: