El blog de 道


Los cinco y los diez (y II)

Estos cinco estadios tibetanos, parece que podrían coincidir al menos parcialmente con los diez estadios de la doma del buey Ch’an y asumiendo ciertas razonables dudas … Lo cual es lógico pues ambos son budismos Vajra/Mahayana. Aunque probablemente el motivo de esta entrada es simplemente que siempre me han gustado estos dibujitos y así tengo un motivo para repasarlos de nuevo. 😀

 

 

Buscar y descubrir las huellas del Buey aplican al inicio del camino de la acumulación (dibujos 1 y 2).

En este punto nos empezamos a interesar por el camino espiritual y vamos acumulando entendimiento y buena situación kármica. Es la fase del “buscador perdido”, cuando se busca pero aún no se sabe qué debe hacerse, ni en quién confiar o qué creer…


Encontrar al buey y capturarlo corresponde con la sadhana a aplicar en el camino de la preparación (3 y 4).

Son estos los estadios más habituales entre los practicantes, los estadios del esfuerzo y la perseverancia, tal como pretenden reflejar las imágenes de lucha y forcejeo. La persona lucha por domar su ego, aún no sabe que no hay lucha alguna, solo sufrimiento e ignorancia. Las dudas siguen presentes.


También la doma propiamente dicha podría ser parte del camino de la preparación (dibujo 5) por las mismas razones, aunque si es una doma total, correspondería al camino del ver, junto con el gozoso retorno a casa (6).

Ahora hemos despertado, la persona ya no es esclava de su pensamiento. Ya no hay lucha, ya no hay dudas. La persona ahora es un Arya, no un ser ordinario. El ego es visto como inofensivo o más bien inoperante. El dibujo muestra el gozo y la liberación de este estadio, a menudo confundido con el final de la senda.


Buey superado y persona superados (dibujos 7 y 8), corresponden con claridad al camino del cultivo post-despertar.

Por eso  la doma del buey no acaba con el buey domado…

Aquí se superan como vacíos tanto buey (cosa que ya se descubre en el camino del ver) como persona (que aquí representa a la esencia), hecho este último (vaciar el sujeto) que solo es posible con el cultivo post-despertar. Aquí deja de verse la consciencia como esencia nuclear. Estos son los estadios que no actualiza quién queda anclado en el “testigo eterno” anclado a la idea de un “buey domado” por un domador aunque este sea algo tan etéreo como La consciencia…

Si el sujeto es deshecho convenientemente, la dualidad se disuelve, de ahí el enso (círculo vacío) en la imagen 8. Fijaos que la no-dualidad (enso) aparece en el dibujo que se titula “Persona superada” y no antes… Y el título del dibujo no es casual, ninguno lo es…


El regreso a la fuente (9) podría corresponder ya al camino de no-más-aprender (o no, lo desconozco), y sin duda el retorno al mercado (con las manos vacías) sí que le corresponde (10).


7 comentarios so far
Deja un comentario

Interesante post. Gracias por compartirlo. Sigo buscando mi Karma

Me gusta

Comentario por lluismanuelg

Dicen en el Zen: no pongas una cabeza sobre la que ya tienes… 😀

Un abrazo Lluis

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Gracias por la explicación, aunque lo que siempre quise saber es por qué comenzó un buscador perdido, pues para el budismo lo más importante es el final y claro, lo que aspiramos todos, pero igual la mente siempre quiere conocer… 🙂

Le gusta a 1 persona

Comentario por Lú Delgado

por qué comenzó un buscador perdido

Tengo dudas sobre tu pregunta.

Preguntas ¿Por qué comenzamos la búsqueda? ¿o porqué estamos perdidos si no “hacemos algo”? (por qué nuestra situación de salida es “perdidos”)

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Me refería a lo primero, sobre por qué hubo que comenzar una búsqueda. Si existe un esquema es ¿porque hubo un plan previo? Aunque el segundo planteamiento también se muestra interesante. Gracias.

Le gusta a 1 persona

Comentario por Lú Delgado

Toda cuestión metafísica (es decir, toda pregunta del tipo “¿por qué la realidad es como es?”) solo puede responderse, al menos hasta donde yo sé, con creencias.

Es por eso que en esos puntos los maestros difieren, pues aparentemente, por muy sabio que seas, eso sigue fuera de tu confirmación directa y por tanto simplemente asumes los postulados de tu doctrina o religión.

Me refiero a preguntas del tipo

  • ¿Existe un Plan Maestro de hacia donde va el universo? (¿y quién lo creó o dirige?)
  • ¿Por qué hay ignorancia de partida?

  • ¿El ser iluminado “vuelve a” o “recupera” su estado original puro, o “crea” su nuevo estado durante la senda espiritual (por tanto es una evolución del ser humano)?

Etc…

Son el tipo de preguntas que, por ejemplo, el zen, imbuido del carácter práctico chino, descarta con un gesto de rechazo por inútiles… quizá precisamente porque también opinan que no pueden ser contestadas y por tanto no vale la pena invertir nuestro tiempo en ellas. Pero especialmente porque no son imprescindibles para la senda espiritual.

Un abrazo

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Muchísimas gracias.

Le gusta a 1 persona

Comentario por Lú Delgado




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: