El blog de 道


El miedo, el yo y la neurociencia
17/01/2016, 8:38 am
Filed under: Fragments | Etiquetas: ,

Mi hipótesis, es que el “miedo” aparece cuando estos procesos (atención, percepción, memoria, alerta) confluyen en la consciencia. Esto solo puede pasar en un cerebro que tiene los recursos cognitivos que le permiten pensar en “yo mismo” o lo que Endel Tuvling ha llamado ” conciencia autonoética”.

[…]

Resumiendo: no existe un centro del miedo; el miedo es, en mi opinión, mejor entendido como el resultado de experiencias cognitivas conscientes, relacionadas con situaciones de peligro, pero no debería ser confundido con los procesos no conscientes que detectan y controlan las respuestas a amenazas.

Joseph E LeDoux PhD

Fuente


2 comentarios so far
Deja un comentario

Lo que comenta este neurocientífico es absolutamente coincidente con lo que explican las personas realizadas.

Uno no puede luchar con todos sus miedos, ni superarlos, ese proceso no tiene fin. Debe cortar la raíz de la aflicción y el deseo, debe arrancar de raíz la creencia en un yo separado.

El Sr. Ledoux (experto en el miedo) parece concluir que la receta es acertada también según la ciencia: sin centro-yo el miedo no existe, siguen existiendo todas las reacciones físicas habituales, pero no el miedo. Es una situación que no puede explicarse, debe vivirse. No falta esa electricidad que es la adrenalina surgiendo, incluso la sensación en el plexo solar, la reacción externa puede ser la habitual (o no) sobretodo si el hecho ocurre a gran velocidad pero la experiencia interior es muy diferente y sobretodo no se prolonga en el tiempo en cuanto cesan las influencias fisiológicas.

Pero no nos volvemos animales por admirables que estos sean. La diferencia respecto al mundo animal es, que en realidad, esa mente es absolutamente consciente de ambas cosas a la vez: de que el miedo está ausente y de esas sensaciones pero, y esto es muy importante, de su propia identidad, es decir sigue teniendo la capacidad de juicio e incluso de auto-reflexión y auto-cambio, simplemente esas funciones no están asociadas a un centro o núcleo. Esa nueva identidad no es la de un objeto que pueda ser alcanzado por ninguna amenaza concreta sino la totalidad de la experiencia, y por eso tampoco existe el rechazo a que cualquier cosa ocurra aunque pueda ser amenazadora.

Con ello se da un paso evolutivo más allá del animal y más allá del ser humano, armonizando ambas situaciones.

Me gusta

Comentario por

    Más sobre emociones vs. sentimientos (en inglés), creo que Damasio lo explica bastante claramente:

http://www.scientificamerican.com/article/feeling-our-emotions/

Me gusta

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: