El blog de 道


Meditación y Krishnamurti
04/01/2016, 10:35 am
Filed under: Fragments | Etiquetas: , , , , , ,

Aquí hay un bello fragmento de los diarios de Krishnamurti donde describe su meditación diaria.


Early this morning, somewhat before sunrise, meditation, in which every kind of effort has long ago ceased, became a silence, a silence in which there was no centre and so no periphery. It was just silence. It had no quality, no movement, neither depth nor height. It was completely still. It is this stillness that had movement expanding endlessly and the measurement of it was not in time and space. This stillness was exploding, ever moving away. But it had no centre; if there was a centre, it would not be stillness, it would be stagnant decay; it had nothing whatsoever to do with the intricacies of the brain. The quality of the stillness which the brain can bring about, is entirely different, in every way, from the stillness that was there this morning. It was a stillness that nothing could disturb, for it had no resistance; everything was in it and it was beyond everything. The early morning traffic of lorries bringing foodstuff and other things to the town, in no way disturbed that stillness nor the revolving beams of light from the high tower. It was there, without time.


Esta mañana temprano, en algún momento antes de la salida del sol, la meditación, en la cual toda clase de esfuerzo hace tiempo que desapareció, se volvió silencio, un silencio en el que no había centro y por ello tampoco periferia. Era solo silencio. No tenía cualidades, movimiento, ni profundidad ni altura. Era completamente calmada. Era esa quietud que posee movimiento expandiéndose sin fin y su medida no era en tiempo ni espacio. Esa calma explotaba, siempre alejándose. Pero no tenía centro; si lo tuviera, no sería calma, sería decadencia estancada; no tenía nada que ver con las complejidades del cerebro. La cualidad de la calma que el cerebro puede traer, es totalmente diferente, en todo aspecto, de la quietud que había esta mañana. Era una quietud que nada podía perturbar, pues no tenía resistencia; todo estaba en ella y ella estaba más allá de todo. El tráfico matutino de los camiones que traen alimentos y otras cosas a la ciudad, de ninguna manera alteraba esa quietud ni tampoco los rayos de luz de la alta torre girando. Estuvo allí, sin tiempo.

– J. Krishamuti (Notebook)

 


7 comentarios so far
Deja un comentario

Quisiera destacar los puntos que veo relevantes en esta entrada personal de K. :

  • La ausencia de esfuerzo (no estrés por objetivos).
  • Silencio mental (no pensamiento conceptual).
  • Ausencia de centro (no hay observador solidificado).

Son tres indicadores claros de una mente madura en su práctica.

El primero indica un estado de aceptación total (aunque pueda ser temporal y de hecho normalmente es así).

El segundo una importante pacificación y depuración de vasanas o apegos/rechazos que no puede ser temporal, es profunda, llega hasta Alaya. No es un bloqueo concentrativo de pensamientos, cosa que genera un notable agotamiento mental. Es simplemente, un cerebro que se encuentra tan en paz y harmonía, que no ve necesidad de pensar en nada concreto y por eso calla.

El tercero surge de la realización de que no existe yo-nucleo-alma-ser como le querais llamar, que no existe como objeto. Por supuesto todos “somos” pero no es encontrable el “centro” desde el que somos, básicamente porque no existe. Si te apegas a un centro, a un “algo” en tu meditación, lo único seguro es que es falso.

Me gusta

Comentario por

Como incondicional de Krishnamurti, me lo apunto y lo comparto en mi facebook de yoga. Mis alumnos (y colegas) me hacen preguntas a veces sobre la meditación que me dejan pasmada… parece que fuera la televisión que encienden y apagan a voluntad y ven un montón de cosas…
Para mi, sentarme a respirar y tratar de concentrar en ello mi energía y voluntad, relajar cuerpo y mente manteniendo la actividad mínima que me sostiene, y aceptar aquello que aflora, las distracciones físicas, mentales y emocionales, observarlo y volver a enfocar, es un trabajo más que suficiente y que cada día es diferente… ni me propongo “meditar”… entiendo que en la falta de expectativas, ocurre, o no, más brevemente o extendiéndose.
Y aunque se trata de estados sutiles difíciles de describir, tengo la certeza de que si algún día sucede, lo sabré… entretanto me siento a respirar y a ver qué pasa.
Saludos y continúa con el blog 😀

Me gusta

Comentario por Teresa Richard

Mucha gracias por comentar ¿por primera vez aquí?, viajera…

El diario de Krishnamurti es muy interesante, no sé si lo has leído. No está tan terminado, ni perfecto, como sus libros habituales pero es muy fresco y directo.

Es cierto que mucha gente habla de cosas que ven, tu sorpresa es compartida, yo tampoco veo cosas cuando medito 😀

Sentarse atenta y relajadamente sin pretender más, es la meditación perfecta 😀 y la más difícil… 😀

Un abrazo

Me gusta

Comentario por

De nada… puede ser, he comentado otras veces en facebook. No he leído el diario, no, por el fragmento que publicas parece más sencillo que otros libros. A cada uno le saltan los resortes que le saltan… ver cosas (yo veo cosas a veces, pero no creo que estoy meditando por eso… más bien al revés), oír cosas o que te duela el pie son al final distracciones. Mi sorpresa es la ligereza con la que se habla de estados meditativos como si sentarse raro, cerrar los ojos y poner una expresión circunspecta fuera meditar… mi teoría es que como a la mayoría lo que les pasa es que se aburren y otros ven cosas (proyecciones mentales, deseos… vete a saber) van y preguntan para sentirse familiarmente acogidos y reconocidos. Muy humano, comprensible, y en mi opinión en el camino opuesto a la introspección. Eso sí, con la mejor de las voluntades (salvo el exceso de expectativas, claro)… somos la monda 😀
Un abrazo para ti también

Me gusta

Comentario por Teresa Richard

Sí, la mente sobreexcitada se aburre… 🙂

Y la mente aburrida es capaz de crear cualquier cosa en la que tenga verdadero interés. 🙂 por ejemplo para tener reconocimiento.

¿Acaso no acaban siempre con un amigo invisible todos los naufragos? 😀

Pero lo maravilloso es recorrer la vida sin crear nada adicional en la mente.

Maravilloso y poco habitual.

Gracias.

Me gusta

Comentario por

Dicho lo cual aclaro que lo de crear cosas con la mente me encanta (que escribir es muy entretenido e incluso fabular sin escribir), eso sí, sabiendo que es a lo que se está.
seguramente por eso para mi el reto es sentarme y no hacerlo, jajaja.
Gracias a ti

Me gusta

Comentario por Teresa Richard

😀 😀 😀

Le gusta a 1 persona

Comentario por Radamantis




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: