El blog de 道


Discernimiento (Almaas)
07/11/2015, 4:35 pm
Filed under: Fragments | Etiquetas: , , ,

La esencia se desarrolla muy rápidamente en el momento en que es vista y reconocida. Florece al ser reconocida. Si no la reconoces, permanece dormida. En el instante en que la reconoces, empieza a crecer; se alimenta de la luz. Esto es muy importante para determinados aspectos de nuestro trabajo aquí. Debemos reconocer cuáles son los actores que verdaderamente contribuyen a nuestro cambio y desarrollo. Por ejemplo, digamos que has estado trabajando sobre ti durante un año o dos, viniendo a este grupo y tratando con los asuntos de tu vida, y que han comenzado a aparecer ciertos cambios en ti. Pude ser que tu corazón se haya abierto, o que tengas más claridad. Puede que digas, “¡Oh! Mi corazón se ha abierto porque me encontré con esa maravillosa mujer. Es tan maravillosa que mi corazón se abrió a ella y desde entonces ha estado abierto”. De esta forma no le das a tu trabajo sobre la esencia el reconocimiento debido; le das el reconocimiento a alguien distinto. Cuando haces esto, te prives a ti mismo de que el trabajo sobre la esencia continúe, aportándote más comprensión sobre la Verdad. Le das el mérito a aquello que no se lo merece. Cuando haces esto, invalidas tu trabajo. Has estado haciendo dos años de trabajo sobre la comprensión de ti mismo, pero estás afirmando que esto no hizo nada. Tu apertura, tu expansividad, la plenitud que experimentas se debe a que encontraste a esa maravillosa mujer. O afirmas que tu kundalini se actualizó porque alguien te dio un determinado masaje, porque alguien trabajo sobre tu sacro de una forma determinada. E ignoras por completo el hecho de que has estado durante cinco años enfrentándote con toda clase de emociones y que si no hubieras hecho este trabajo, otro podría haber estado masajeando tu sacro con papel de lija y no hubieras sentido nada.

Si coges un resfriado y al mismo tiempo sientes que tu corazón se ha abierto, puedes incluso decir que tu corazón se ha abierto debido al resfriado. Le das el mérito a tu resfriado, a tu enfermedad, en vez de reconocer esos cuatros años de trabajo que lo abrieron. Probablemente el resfriado es una resistencia contra una mayor apertura. El enfermar es una resistencia común contra la expansión.

Es muy importante poseer esa facultad discriminadora, no solamente en términos de orientación – de lo que ya hablamos antes–, sino también en términos de cuáles son las verdaderas influencias que existen en tu vida. Si [no] reconoces los méritos de aquello que los merece, invalidas eso que originó los cambios, aquello que aportó el crecimiento: tu propio trabajo, tu propia capacidad, tu propia esencia.

En mi experiencia he visto que muchos de mis amigos han experimentado su esencia, pero no han comprendido qué es lo que era porque la mayoría de las veces invalidaban lo que ellos habían hecho. Cada vez que empezaban otra cosa, otro tipo de estudio o disciplina espiritual, a algún otro tipo de auto-exploración, invalidaban aquello que habían aprendido, lo echaban todo por la borda. Se desprendían de toda su comprensión y de todo aquello que habían aprendido que era de valor. Luego tenían que empezar de nuevo. Yo fui afortunado, no invalidé nada. Siempre que cambié a alguna otra cosa, comprendí exactamente lo que había aprendido de lo anterior. Y descubrí que esto es un hecho sumamente importante.

-A.H. Almaas

Texto completo: http://www.oshogulaab.com/ALMAAS/TEXTOS/corazon1.html


2 comentarios so far
Deja un comentario

Gracias por este artículo , has contado todo tal cual es o ha sido para mi . Namaste

Le gusta a 1 persona

Comentario por Manuel Pérez

Gracias, es así.

Siguiendo la metáfora india del elefante y los ciegos, en la cual, al tocar cada ciego ve el elefante como, bien una serpiente (la trompa) o una columna (la pata) o un muro (el lomo), si nos limitamos a una visión concreta y nos adscribimos a ella de forma única, descartando todas las demás como falsas, obtenemos una visión parcial de la materia.

Si en cambio intentamos integrar todo el entendimiento obtenido de diversas formulaciones y sadhanas, el fruto de esa integración es una visión más amplia de la realidad inexpresable.

La otra dimensión que comenta Almaas, es aquella en la que el practicante carece del discernimiento para entender las razones de lo que le ocurre.

Un ejemplo desgraciado de falta de discernimiento y desconocimiento de las dinámicas de realización es típico hoy día entre los gurús modernos es algo del estilo “como desperté paseando por el parque, deduzco que no hay nada que hacer, y eso enseño en mis charlas”. Ignorando todas su sadhana anterior o el elevado nivel de auto-indagación (no formal) que realizó.

O incluso: “desperté durante una crisis suicida, pero lo que enseño para despertar es residir en el ahora”. ¿? Cuando esta práctica, muy relacionada con la no-acción o el mindfulness, es fundamental pero no puede disparar el despertar (por sí sola).

Sin esa facultad discriminante, no solo el practicante ve frenada su adquisición de sabiduría sino que incluso el Despierto es incapaz de enseñar a posteriori consistentemente.

Es por eso que el primer mini-libro se llama “Dinámicas de realización”, y no “Cómo realizarse”, porque el “como” siempre es diferente para cada individual, pero si entendemos las dinámicas del por qué ocurren las cosas, la progresiva adquisición de sabiduría será posible y no una cuestión del puro azar.

Un abrazo, Manuel.

Me gusta

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: