El blog de 道


La insoportable levedad del yo
19/04/2015, 4:57 pm
Filed under: Fragments | Etiquetas: , ,

¿Por qué no acabamos de entender racionalmente el carácter transitorio de nuestras emociones? El profesor Gilbert  suele referirse al “vacío de la empatía”. Esta teoría hace referencia a la incapacidad del “yo actual” para empatizar con el “yo futuro”. En definitiva, tenemos una incapacidad real para ponernos realmente en el lugar de la persona que vamos a ser.

[…]

Admitámoslo: nos pasamos la vida haciendo promesas que no vamos a cumplir. Hacemos predicciones y decidimos de antemano cuál va a ser nuestro comportamiento. Sin embargo, muchas veces nos equivocamos.

[…]

Pero si reflexionamos sobre la variedad de comportamientos que somos capaces de llevar a cabo dependiendo de nuestro estado emocional en cada momento, comprobaremos que no somos sino muchos distintos. De hecho, la diferencia entre dos estados de ánimo en una misma persona puede ser incluso mayor que la de dos individuos distintos en estados similares.

[…]

Es difícil admitir que no tenemos mucho dominio sobre nuestras propias acciones y que nuestros deseos y nuestro comportamiento se contradicen en ocasiones. Muchas personas se niegan a aceptarlo. Sin embargo, vale la pena intentarlo. Los psicólogos creen que  un conocimiento más profundo de quiénes somos realmente, de nuestras debilidades, puede ayudarnos a ser más felices.

-E. Punset (“El alma está en el cerebro”)


1 comentario so far
Deja un comentario

Es interesante observar como cuando pensamos sobre nuestro futuro, nuestra “predicción” está teñida casi totalmente (y apenas puede ser de otra forma) de nuestro estado anímico presente.

Si estoy triste, veo con tristeza el futuro. No puedo liberarme de ese condicionamiento, sobretodo porque a menudo no lo veo…

Eso hace que nuestra predicción, cualquier predicción futura, sea extremadamente poco útil y poco fiable. Pues llegado el momento, o incluso pocas horas o días después nuestro estado anímico será muy diferente y por tanto también nuestras reacciones cuando se dé la situación “pre-vista” cuando estábamos tristes.

Esta sencilla práctica vipassyana (no meditativa, pero siempre será más fácil para mentes entrenadas) ayuda en mucho, a reducir, por inútiles, los sufrimientos en base a la previsión del un mal futuro que a menudo no se produce, o en todo caso se produce de otra forma, haciendo inútil el sufrimiento mental padecido cada vez que se prevee algo “malo”.

O como decía de forma brillante M. Twain (espero no citarlo muy mal): Mi vida ha estado marcada por miles de desgracias, la mayoría de las cuales nunca ocurrieron.

Le gusta a 1 persona

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: