El blog de 道


Gustos y aversiones
30/03/2015, 6:19 pm
Filed under: Reflexions | Etiquetas: ,

– No te gusta la comida XXX (pon aquí la que quieras).

¿Puedes cambiar eso? ¿Sabes cambiar eso? ¿Elegiste que no te gustara? ¿cuándo y cómo? ¿qué control tienes sobre eso?

– Tu hobbie favorito es YYY

¿Realmente lo elegiste? ¿o simplemente llegaste a él y descubriste que te gustaba? ¿elegiría alguien como hobbie una actividad que no le gusta? ¿y cómo “haces” que un hobbie te guste y otro no? ¿qué control tienes sobre eso?

¿Están o no están tus decisiones a la hora de comer o disfrutar de tu tiempo libre o en cualquier otro caso (por ejemplo casarte o tener hijos) influenciadas por esos gustos? por tus gustos ¿y qué control tienes sobre eso?

¿Eres capaz de verlo en todo lo que haces? y… ¿”decides” tus preferencias? ¿cómo? ¿qué control tienes sobre eso?

Es decir que los gustos, preferencias que nunca elegiste, ni sabes cambiar, condicionan todas tus actividades y decisiones. Entonces, en última instancia ¿qué control tienes sobre lo que haces?

¿Y es eso? ¿Es eso lo que llamas libre albedrío?

Man can indeed do what he wants, but he cannot will what he wants.

-Schopenhauer


8 comentarios so far
Deja un comentario

Es curioso que en occidente se ve la ausencia de libre albedrío como algo negativo (en oriente no tanto o apenas nada).

Supongo que en una sociedad en que el “ganátelo”, “lucha por lo que deseas”, “el hombre que se hizo a sí mismo”, etc… son valores clave, que se diga que todo eso en realidad es un cuento que te inventas construyéndolo con los eventos que te pasan, pues es difícil de aceptar…

Más difícil de aceptar cuanto mejor te vayan las cosas…

Contenido relacionado:

https://petitcalfred.wordpress.com/2013/06/06/exito-y-fracaso/

Me gusta

Comentario por

Es exactamente así

De hecho para muchos el camino espiritual empieza cuando el “self-made man” está plenamente agotado.

Pero tb hay q ver la otra cara de la moneda. El hecho de q Oriente tenga esa especial -para nostros- relación con el destino ha hecho sumir a la población en un fatalismo en el q todo cambio está en manos del destino y en el q la responsabilidad social es sinónimo d analfabetismo espiritual. ¿Conclusión? Atraso y miseria social.
Es decir, q nuestra mente parece q no entiende bien eso de q no existe el libre albedrío y lo acaba interpretando como una indolencia irresponsable en la que todo acontecimiento tiene el mismo valor. Más aún si una sociedad se edifica y vertebra sobre tal concepción sobre el binomio libertad/destino.
Parece q lo mejor sería un equilibrio entre negar el libre albedrío y dar la espalda por miedo o incomprensión al destino, para q no se merme la responsabilidad ni la iniciativa por cambiar las injusticias sociales, por un lado, ni q por otro, la sociedad se convierta en un conjunto de individuos caprichosos siempre insuficientes de sí mismos.

Curiosamente, uno de los pocos que reflexiona sobre tal equilibrio -que yo sepa, obviamente- es el polémico y denostado Osho.

Un abrazo

Me gusta

Comentario por Radamantis

Muy cierto, en esto como en tantas cosas, el camino medio propuesto por Buddha es difícil de encontrar.

El fatalismo o “determinismo duro” falla gravemente en no saber ver que las causas de lo que pasa son externas pero también internas, por tanto su actitud ante la vida va a repercutir en su futuro como bien dices.

Si encuentras algún texto de Osho al respecto que encuentres interesante, encantado si nos lo haces llegar.

Me gusta

Comentario por

Si no hay entidades substanciales independientes y separadas, si ningún concepto describe la realidad, simplemente vive lo que es. Si eres un activista pues vívelo, si eres un maestro liberado vívelo. ¿Hay compromiso real con las historias de la vida o sólo con lo que creemos que ha de ser la vida?¿Hay algun problema con nuestros gustos?

La libertad no está en tener o no tener libre albedrío sino en darte cuenta que es un concepto que existe sólo en tu imaginación.

Me gusta

Comentario por raquelsuma

Sobre este tema del elegir o del libre albedrío, diversos gurus comentaron que aunque elegir sea ilusorio, en la vida práctica debemos vivir como si pudiéramos elegir. Por ejemplo Ramakrishna y Ramesh Balsekar hablaron sobre esto, y menciono a estos porque tengo a mano las citas (en el libro “Habla la Consciencia”, de Ramesh Balsekar, en las páginas 365 a 367). De ahí extraigo estos fragmentos que tocan el tema:

«Ha de actuar en la vida como si usted fuera el hacedor, sabiendo que no lo es. El ser humano vive de ficciones. Por ejemplo, el ser humano sabe que el Sol no se mueve y que es la Tierra la que está en movimiento, pero a pesar de todo en su vida diaria acepta la ficción de que el Sol sale y se pone.

El entendimiento es que todo esto es ilusorio y que no tenemos libre albedrío, pero en la vida hemos de actuar como si lo tuviéramos» (Ramesh Balsekar)

«Has de saber que tú como individuo no eres el hacedor, pero en la vida has de actuar como si lo fueras» (Ramakrishna)

«Hemos de actuar. De hecho, no podemos evitarlo. El organismo cuerpo-mente ha de reaccionar a un acontecimiento. Ha de tomar decisiones y hacerlo como si fueran propias» (Ramesh Balsekar)

«Para las personas corrientes es una pregunta muy válida: “Entiendo que no soy el hacedor, pero “¿qué hago con mi vida cotidiana?”.

Esta pregunta se ha de responder. La respuesta es: “Que tu entendimiento intelectual sea que no eres el hacedor y continúa actuando como si lo fueras”. Con el tiempo, este entendimiento intelectual de que no eres el hacedor se hará más profundo y todas las acciones que tengan lugar serán reconocidas como acciones espontáneas, no como “tus” acciones» (Ramesh Balsekar).

Habrá muchas otras citas de otros gurus (y del propio Balsekar), pero he copiado estas que tengo a mano y valen como ejemplo. Saludos.

Que tu entendimiento sea

Me gusta

Comentario por Toni

Muy cierto. Incluso Milarepa (budista vajrayana) dijo casi literalmente lo mismo (Dharmi me envió la cita).

El camino es realizar que uno no es el hacedor (en budismo porque no hay uno, en adv. vedanta porque ese uno no es el hacedor, sino primero el testigo y luego la totalidad), pero un entendimiento puramente intelectual y forzado puede llevar al fatalismo que es el veneno que todos esos sabios intentan evitarnos.

Me gusta

Comentario por

Creo que la comprensión intelectual es imprescindible para soltar o más bien para recordar. Si andas enredado con el ego la comprensión intelectual te ayuda a recordar quién es ese ego y sueltas y en el soltar surge la oportunidad de ver que efectivamente no hay hacedor, que todo está aquí y ahora. Si ves fatalismo es momento de recordar. De ningun modo te libraras del fatalismo por tu propia voluntad.

Me gusta

Comentario por raquelsuma

En mi caso es así. Aunque supongo que depende de la madurez de cada uno.

Es muy habitual que se confunda la ausencia de libre albedrío con el fatalismo. Es importante diferenciarlos y rechazar de plano el fatalismo.

Fíjate en este ejemplo de Toni:

«Para las personas corrientes es una pregunta muy válida: “Entiendo que no soy el hacedor, pero “¿qué hago con mi vida cotidiana?”.

Esa pregunta viene de alguien que todavía no ha entendido nada… ¿qué va a hacer con su vida cotidiana!??! ¡Pues lo mismo que hasta ahora!!! ¡¡Nadie le ha quitado nada!!! ¡¡nunca lo tuvo!!!

En este caso ha habido una mala comprensión intelectual que debería aclararse por parte del maestro.

Por otro lado el fatalismo solo puede surgir de la idea de que “hay algo pre-destinado” a mi pesar, y eso no es así… Es importante entender que no hay nada pre-destinado que vaya a ocurrir “a pesar de” o “independientemente” de nuestras intenciones…

Nuestras intenciones modelan el futuro, porque se transforman en acciones tan transformadoras como cualquieras otras. Nada ocurre “a pesar de” o “independientemente” de nuestras intenciones…

Lo que implica la ausencia de libre albedrío, es simplemente el entendimiento de que esas intenciones no surgen de un alma autónoma e incondicionada cedida por dios (cristianismo), sino de un cuerpo condicionado por TODO el universo funcionando…

No, como parece entender muchos, que parecen creer que si no hay libre albedrío serán condicionados por “el RESTO del universo funcionando” (eso sería fatalismo) sino que son condicionados por “TODO el universo funcionando”. Y eso ya no puede ser fatalismo porque incluye tu cuerpo y mente… 🙂

Un abrazo

Me gusta

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: