El blog de 道


+ Sobre la actitud en la meditación (y II)
18/12/2014, 12:53 pm
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , , ,

– Que meditar es ignorar los pensamientos.

Otra cosa que es igual de difícil, si eres capaz de ignorarlos y no implicarte en ellos en absoluto mientras ocurren, estás en una fase bastante avanzada de la práctica meditativa. Te felicito. Si puedes llevar eso mismo al día a día de forma consistente, quizá se te podría considerar “Despierto”.

Desgraciadamente no es fácil tal cosa… Y lo que es un grave error, es ignorar los efectos que esos pensamientos generan en cuanto a sufrimiento. Mucha gente dice que “ignora sus pensamientos” cuando el realidad su cuerpo le está diciendo justo lo contrario en forma de sufrimiento, pero ha aprendido a “ignorar su sufrimiento”, esas personas se extrañan de que puedan tener más adelante una úlcera o un ataque de ansiedad, pero es un fenómeno que psicológicamente no tiene ningún misterio, se llama “represión de emociones”.

– Que meditar NO es luchar contra los pensamientos.

Absolutamente cierto, cualquier actitud de enfrentamiento o frustración por su aparición es un impedimento a la meditación. En realidad cualquier reacción emotiva durante la práctica respecto a ti mismo, es un impedimento pues refuerza el sujeto durante la sesión.

Cualquier lucha, no solo con los pensamientos, es parte del problema…

– Que meditar es NO perseguir los pensamientos.

Cierto, con el pensamiento consciente lo único que has de hacer es no perseguirlo, cuando te encuentres pensando, simplemente vuelve a la práctica, no te recrees en ese pensamiento por agradable que sea, no lo sigas, no lo recuerdes, no lo analices, no lo valores, etc…

¿Se te ocurren más frases típicas sobre como gestionar meditación y pensamientos?

¿Entonces? ¿qué debo hacer cuando medito?

Pues reitero, si te dicen “sigue la respiración así o asá” lo que debes hacer es “seguir la respiración así o asá”

¿Y si surgen pensamientos?
En ese caso “sigue la respiración así o asá”

¿Y si no surgen pensamientos?
En ese caso “sigue la respiración así o asá”

¿Y si me irrito conmigo mismo?
En ese caso “sigue la respiración así o asá”

¿Y si deseo parar y dejarlo estar?
En ese caso “sigue la respiración así o asá”

¿Y si…?
En ese caso “sigue la respiración así o asá”

No hagas difícil lo que es fácil…

(*) Donde dice “sigue la respiración así o asá” en realidad se quiere decir siempre “sigue las indicaciones que te haya dado el maestro o guía, sean las que sean sin añadir absolutamente nada de tu cosecha”.

Al respecto de esto, me viene a la cabeza una anécdota, creo que de Daniel Ingram.

En un retiro vipassana en Myanmar estaba haciendo una práctica de “noting” que consiste en “anotar mentalmente” toda percepción que se tiene. Si por ejemplo uno se descubre pensando dice mentalmente “pensando, pensando…”, si te pica una pierna mentalmente lo “anotas” : “picor, picor…”, etc…

Pues bien, Daniel tuvo durante ese retiro una experiencia muy intensa (no recuerdo los detalles) y emocionado fue corriendo al maestro y empezó a explicarle atropelladamente todos los detalles de su experiencia cumbre tan transcendental…

Cuando acabó el maestro simplemente le preguntó:

– Muy bien, muy bien, y… ¿lo “anotaste”?

Solo entonces se dio cuenta Daniel que durante la experiencia no había “anotado” nada, había abandonado la práctica cegado por el evento… pero el evento no interesaba para nada al maestro… lo que interesaba al maestro era precisamente su capacidad para estar presente incluso durante tan fantástico evento… 🙂 justo lo que no hizo… 🙂


3 comentarios so far
Deja un comentario

Una anécdota vale más qe mil palabras

Un abrazo

Me gusta

Comentario por Radamantis

Interesante articulo.
Explicar el estado de plena conciencia o el cómo meditar a alguien que no lo ha experimentado siempre va a ser complicado. Lo más que se puede hacer es dar indicaciones que le hagan acercarse a él, pero diría que es probablemente imposible expresarlo con palabras de forma exacta.
Es como intentar explicarle el color azul a alguien que no es capaz de ver el azul. Puedes decirle que es parecido al verde, puedes decirle que es un color de esta u otra forma, pero no puedes decirle exactamente qué es el azul de forma que lo entienda al 100% y de inmediato.
De todas formas, yo sería cuidadoso con eso de seguir las indicaciones de tu maestro. Hablando a principiantes, que supongo que es a lo que te querias ceñir aquí, es perfecta. Pero al final del camino, con la meditación tratamos de alcanzar libertad interna, y para eso es bueno experimentar, mas que llegar alli siguiendo ordenes. De todas formas te doy la razon en que un novato deberia callarse y hacer caso teniendo en cuenta que aun no tiene idea de lo que hace jaja
Un saludo!

Me gusta

Comentario por Desarrolla tus Huevos

Gracias O (pretende ser un huevo)

La idea no era explicar un estado, que como bien dices no se puede (aunque pueden darse pistas para que pueda reconocerse) sino simplemente comentar informalmente algunos aspectos de “actitud”, es decir “como nos relacionamos con nosotros mismos” (mientras meditamos), porque tradicionalmente los manuales de meditación dedican demasiado a aspectos formales (como la postura) que son bastante más secundarios. Quizá porque hay que llenar páginas. 🙂

Un abrazo

Le gusta a 1 persona

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: