El blog de 道


Osho y la meditación activa
26/11/2014, 4:46 pm
Filed under: Fragments | Etiquetas: , , ,

Radamantis me hace llegar este interesante y polémico texto del (polémico) Osho.

¿Qué opinais? ¿estais de acuerdo? 🙂

Fragmentos:

Así que nunca le pido a las personas que empiecen sentándose nada más. Empieza con un fácil comienzo, de otra forma empezarás a sentir muchas cosas innecesariamente, cosas que no están ahí. Si empiezas sentándote, sentirás mucha perturbación interiormente. Entre más intentes sentarte nada más, más perturbaciones habrá; llegarás a tomar conciencia sólo de tu mente insana y nada más. Esto generará depresión, te sentirás frustrado. No te sentirás estupendamente; por el contrario, empezarás a sentir que estás loco. Y algunas veces puedes volverte realmente loco.

Si empiezas con algo activo, algo positivo, vital, en movimiento, será mejor; entonces empezarás a sentir una quietud interior que crece. Cuanto más crezca, más te será posible utilizar una postura sentado o acostado; será posible una meditación más en silencio. Pero, para entonces, las cosas serán diferentes, completamente diferentes.


23 comentarios so far
Deja un comentario

Pues un poco sí y un poco no…
Estoy de acuerdo en que no existe un libro de instrucciones para meditar. Ya que cada quien es diferente, los métodos, los rituales, lo que sea que utilicemos para intentar meditar, serán diferentes. También es cierto que quien tratando de seguir instrucciones que de algún modo le son ajenas (y en especial si tiene expectativas, claro) se altera, se aleja del estado meditativo. Y también estoy de acuerdo en que la cadencia del movimiento o la vibración de la música pueden inducir la abstracción del mundo para centrarnos en nuestro interior… De ahí a decir que si te sientas con intención de meditar siendo un neófito te vas a deprimir… bueno… me parece un poco demasiado…

Me gusta

Comentario por Teresa Richard

Teresa, ¡bienvenida! Creo que más o menos comparto tus comentarios… 🙂

Le gusta a 1 persona

Comentario por

Nissagardatta también decía que la meditación era dañina porque con la conciencia no se puede jugar sin más. Por eso, lo primero y lo más importante que se ha de hacer es encontrar a un verdadero maestro. Pero de esos hay pocos.

Y cuando digo un verdadero maestro me refiero a uno de carne y hueso. No lecturas de personajes históricos, ni de opinadores que no tienen ni idea de lo que se hablan. Que es de lo que más abunda en internet.

Por otra parte, Osho (eso es un título honorífico del zen), es un buen ejemplo de gurú moderno. Charlatán, megolamaniaco, paranóico y drogata.

Ahora eso sí, reconozco que su shakti era superior a la media. Incluso había estado dando shaktipath en sus inicios. Eso a muchos les impacta lo suficiente como para tener a cualquier majadero por maestro.

¿Maestro para quién?

Me gusta

Comentario por Oscar Cerrato Vidal

Por favor, Sr. Moderador; donde he puesto onorífico póngame vuescencia honorífico.

Su foro tiene el defecto de no permitir reeditar los mensajes propios durante algún tiempo y eso impide las rectificaciones.

Gracias por adelantado.

Me gusta

Comentario por Oscar Cerrato Vidal

¡Hecho!

Cierto, no deja editar… Pero es comprensible, pues esto es un blog y no un foro… tienes pocas funciones que ayuden a “debatir”.

Respecto a foros recordad que teneis el budista y el advaita por si en algún caso preferís trasladar discusiones allí… yo los leo de vez en cuando…

http://forobudismo.org/

http://www.advaitainfo.com/foro/index.php

Me gusta

Comentario por

Respecto al texto de Osho.

Creo que la meditación es tan peligrosa como cualquier otra actividad si se dan las condiciones para ello, por ejemplo alguien puede tener una crisis haciendo psicoanálisis pero decir por ello que el psicoanálisis es peligroso, creo que es excesivo.

Por otro lado la meditación activa no es nada nuevo, no deja de ser muy zen el estar totalmente atento a la acción aunque hay que distinguir que no es lo mismo estar sumergido en la acción que estar totalmente presente y concentrado en la acción como observador.

Me explico, si eres melómano y te encanta la música seguro que entenderás que es “perderse en ella”, quedar tan absorbido por ella que uno tiene la sensación de que es música o de que ha desaparecido (él y todo) mientras escuchaba.

Pero eso no es lo mismo que “estar presente” mientras, por ejemplo, uno pela patatas… En ese caso notareis que la sensación es totalmente diferente, hay claramente un yo observando y atento al pelado de patatas. Nadie se pierde en nada… Al contrario, se busca el efecto opuesto…

Esto segundo es lo que nos pide el mindfulness. Y lo primero, entiendo que es lo que nos pide Osho…

Ninguna de las dos prácticas es fácil tampoco, al igual que no lo es la meditación.

En el segundo caso, el mindfulness puede ser agotador si se encara con el ansia de estar presente el 100% del tiempo.

El primer caso es directamente imposible a menos que lo que hagas te “absuerba”. Uno no puede perderse en la música ni en el baile si no le gusta tal cosa… no es algo que puedas elegir… ni entrenar… aunque si se da el caso… aprovecha 🙂 y mira a donde te lleva esa experiencia… 🙂

En los tres casos, son experiencias-práctica que creo que vale la pena probar y aprender de ellas.

Me gusta

Comentario por

Curiosamente hoy Mutts habla de lo mismo 😀 😀

Me gusta

Comentario por

Creo que una mala elección de palabras o una mala traducción nos están desviando de lo interesante del texto.
Entiendo que por deprimido y loco no se quiere decir nada más que exponer el hecho de que todo meditador tiene que afrontar y reconocer tarde o temprano lo que lleva en el inconsciente. Nada más que eso. Uno se deprimirá -con todas las letras- o se volverá loco sólo si tenía una predisposición natural para ello en su cerebro. De hecho, no se recomienda la meditación a personas que tengan algún tipo de esquizofrenia. Quizás si pusiese frustrado y abatido, cosa que sin duda nos ha pasado a muchos en los inicios, se vería con más claridad la idea.

Más allá de esos casos excepionales, de lo que se habla es de la razón por la que abandona la gran mayoría al poco tiempo de sentarse y parece interesante la idea de empazar con una meditación “en movimiento” o activa e incluso continuar para siempre con ambas.

Puede que ésto sea obvio para quien ya lleva practicando un tiempo con poesía, tai chi, escalada, salir a correr o pintar, pero no creo que lo sea tanto como para que no se encuentre en ninguno de los libros de meditación que he leído.

Oscar, Sabistha o Cristal ball, la prensa rosa no me interesa demasiado. No creo que lo que nos reúna aquí sea calificar a mengano de paranoico o a fulano de mujeriego, sino lo que pretenden mostrar y la calidad de su exposición. Todos somos humanos y ya sabemos que nadie es perfecto. Dejemos ese tipo de juicios para los programas del corazón, por favor.
Ojalá que en próximas intervenciones brille el respeto y saber estar tan propios de este espacio.

Un abrazo

Me gusta

Comentario por Radamantis

El comentario lo he introducido especificamente con mi nombre propio debido a su carácter descalificatorio contra Osho. Porque no me gusta tirar piedras y esconder la identidad tras un nick como hacéis tantos otros.

El comentario que he metido es harto pertinente; porque dime a quién tomas por maestro y te diré por donde andas.

Osho era un charlatán. Pero lamentablemente muchos le dieron autoridad porque era un conferenciante que supo conectar con algunos sectores juveniles de la sociedad occidental.

El mensaje que he recibido hoy de este blog con esos párrafos de Osho es más de su charlatenería. Pura sandez. Lo que es realmente peligroso es dejarse influenciar por personajes confusos y abusadores como lo era él.

Lamentablemente en esto de la Nueva Era lo que más abundan son personas desvariadas dadas al culto de la personalidad del primer embaucador que se presente como “autoiluminado”; al que absurdamente le confieren autoridad sapencial. Son legión.

Esto comentario mío de rosa no tiene nada. Es una denuncia clara y contundente contra tanta sandez.

Me gusta

Comentario por Oscar Cerrato Vidal

Más allá de que esté de acuerdo en lo que denuncias, frases como “Porque no me gusta tirar piedras y esconder la identidad tras un nick como hacéis tantos otros.” (por cierto, ya que lo dices podrías decir quienes son esos “tantos otros” y en que momentos lo han hecho, digo para hacer bueno eso de que tú no tiras piedras y escondes la mano) y el tono en general cargado de descalificaciones, provocan al lector y hace que ésto se convierta en un espacio más propio de la prensa del corazón, como te dije en el mensaje anterior, más que de lo que nos convoca.

Creo que tu voluntad de denunciar todo lo que tú no crees que va contigo y la actitud que empleas te convierte en lo mismo que denuncias, Óscar.

No sólo somos lo que denunciamos, sino también cómo denunciamos aquello que no toleramos.

Un abrazo

Me gusta

Comentario por Radamantis

“Pero eso no es lo mismo que “estar presente” mientras, por ejemplo, uno pela patatas… En ese caso notareis que la sensación es totalmente diferente, hay claramente un yo observando y atento al pelado de patatas. Nadie se pierde en nada… Al contrario, se busca el efecto opuesto…

Esto segundo es lo que nos pide el mindfulness. Y lo primero, entiendo que es lo que nos pide Osho…

Ninguna de las dos prácticas es fácil tampoco, al igual que no lo es la meditación.

En el segundo caso, el mindfulness puede ser agotador si se encara con el ansia de estar presente el 100% del tiempo.

El primer caso es directamente imposible a menos que lo que hagas te “absuerba”. Uno no puede perderse en la música ni en el baile si no le gusta tal cosa… no es algo que puedas elegir… ni entrenar… aunque si se da el caso… aprovecha 🙂 y mira a donde te lleva esa experiencia… 🙂

En los tres casos, son experiencias-práctica que creo que vale la pena probar y aprender de ellas.”

Exacto! Esto era.

“Esto segundo es lo que nos pide el mindfulness. Y lo primero, entiendo que es lo que nos pide Osho…”

Y entiendo además que lo segundo supone la trascendencia de lo primero, lo que se conoce como ir más allá del testigo.

“Ninguna de las dos prácticas es fácil tampoco, al igual que no lo es la meditación.”

Por supuesto que ninguna práctica es fácil pero si pensamos en la gran mayoría de personas que hoy meditan nos encontramos con practicantes que no han renunciado al mundo, cargados de actividad y cuya meditación acaba convirtiéndose normalmente en un compartimento estanco en sus vidas.

“En los tres casos, son experiencias-práctica que creo que vale la pena probar y aprender de ellas.”

Me perdí. El primer caso es la disolución, el segundo es el mindfulness y…¿el tercero?

Un abrazo

Me gusta

Comentario por Radamantis

“Y entiendo además que lo segundo supone la trascendencia de lo primero, lo que se conoce como ir más allá del testigo.”

Lo puse al revés. Quería decir que lo primero supone la trascendencia de lo segundo, es decir, que la disolución supone la trascendencia del tetigo.

Un abrazo

Me gusta

Comentario por Radamantis

Hola 道, gracias por el post, es muy interesante.

Es indiscutible la influencia (para bien o para mal) que ha tenido, tiene y tendrá Osho y todo lo que se ha construido alrededor de su figura y obra (no sé si atreverme a decir “obra”) o corriente de pensamiento (o lo que sea que hiciera).

Hoy en día es un negocio global multimillonario que se realimenta a sí mismo sin visos de tener final y que consiste en una suerte de multinacional en la que se venden desde meditaciones instantáneas y personalizadas hasta sorteos, pasando por lecturas de algo que llaman tarot zen, mantras en mp3, además de tener varias emisoras de radio, diferentes canales de televisión, servicios de adivinación (SIC) ¿? y horóscopo en más de 20 idiomas….etc, etc, etc….

Todo de pago, todo a la venta, por no mencionar los esplendorosos hoteles de lujo y resorts para retiros de ¿meditación? que tienen repartidos por todo el mundo.

Lo cual no me parece ni bien ni mal, simplemente constato un hecho.
Eso no significa nada más que eso, que es un negocio, lo que en mi opinión (y esto ahora si es una opinión), se desvía un poco bastante de la pureza y genuinidad de las enseñanzas que supuestamente se pretendían transmitir.

Alguien que tiene vigilantes armados con ametralladoras en los Ashrams, que hincha a LSD a sus seguidores y que colecciona rolls royces no me ofrece la imagen de alguien a quien uno seguiría a ninguna parte. También es cierto que la imagen es eso, “imagen”, es decir, una idea, y una idea nunca puede ser la Verdad, solo es un juicio, una valoración y esta es la que yo tengo en este momento.

Centrándome en el texto, que sale del libro “El arte del extasis”, veo que dice algunas cosas un poco absurdas, como que la palabra “Zen” viene de la palabra “Zazen”.
Esto no es cierto, y además etimológicamente no es posible.

Indica también que Zazen significa “sentarse sin más”.
En realidad la raíz china de la palabra Zazen tendría una traducción más razonable en algo como “meditar en la posición sentado”
Quizá confunda Zazen con Shikantaza. Pero esta es otra discusión.

Lo que más me sorprende (y asusta) es que indique sin ambages, sin análisis, sin aportar absolutamente nada más que una opinión, que permanecer sentado produce depresión y locura, nada menos.

Esto es bastante arriesgado y además de ser enormemente irresponsable, es médica y científicamente absurdo e imposible de probar. (Entre otras cosas porque no ocurre).

Las perturbaciones a las que se refiere en el texto son simplemente pensamientos, forman parte de la propia práctica de Zazen, pero están ahí ANTES del Zazen, incluso sin saber ni lo que es el Zazen.

Osho propone una ¿meditación? en danza.
Algo parecido a la tradición Derviche, pero sin liturgia, sin profundidad, sin cultura ni tradición, sin un objetivo claro que no sea sencillamente agotarse física y psicológicamente.

La cartarsis que refiere en el texto tan detalladamente no se obtiene (casi nunca) dando voces, rompiendo platos, saltando sin parar o golpeando puertas.

Aunque es cierto que el agotamiento físico produce unos cambios fisiológicos a nivel químico y eléctrico en el cerebro que podrían dar lugar a estados alterados de la mente y del pensar.
No necesariamente estos estados son saludables o sanos y mucho menos reveladores, trascendentales o epifánicos. (Por ejemplo, comparar esto con la catarsis de Santa Teresa es ridículo, por hablar de alguien conocido y cercano al conocimiento espiritual occidental).

A partir de estos estados podrían aparecer otros estados también alterados, que podrían considerarse especiales, sagrados, o como cada uno quiera llamarlos, siempre dependiendo de la propia interpretación de quién viva esa experiencia.
Es evidente la interpretación que haría alguien que vive en un Ashram de Osho.
Si el resultado de una práctica que se condidera universal (para todos), depende de la interpretación del practicante, no puede ser universal. Será otra cosa.

Lo dicho, creo que es una barbaridad escribir cosas como esas.
No estoy de acuerdo en casi nada.
Por supuesto esto es solo una opinión sin más utilidad que iniciar o continuar una conversación.

Como siempre, gracias por tu trabajo, tus traducciones y tu mimo.

J.

Me gusta

Comentario por discipulodiscolo

Que sepas que me ha hecho ilusión que comentes en el blog, Discdiscolo 🙂

Respecto al texto, he intentado ignorar todo lo que supone “Osho” y su holding y centrarme en lo que dice, pero reconozco que es difícil.

Y respecto a condundir zazen con shikantaza, pensé como tú, realmente el texto comienza con muchas palabras que te dejan pensando en quién era realmente ese Osho.

Para Radamantis:

“En los tres casos, son experiencias-práctica que creo que vale la pena probar y aprender de ellas.”

Me perdí. El primer caso es la disolución, el segundo es el mindfulness y…¿el tercero?

Bueno, me refería a también meditar sentado… 🙂 esa era la tercera opción. Aunque quizá debería haber dicho 4.

Al final no descubrimos nada nuevo, hablamos de meditación samatha (absorción, sin sujeto) y vipassana (observación, con sujeto), en dos modalidades: sentado o en movimiento.

No es que una sea mejor que otra, sin vipassana no hay prajna, sin samatha no hay disolución del sujeto (samadhi).

Un exceso de samatha (samadhi) produce experiencias sin realización: un ciego feliz. Un exceso de vipassana produce conocimiento pero a coste de no reducir el sujeto: un sabio desgraciado. 🙂

(tomaos esto un poco a broma ¿eh?)

Una realización completa quizá necesita de la harmonización de prajna y samadhi donde se tiene la experiencia de la ausencia de sujeto, pero además se ven y conocen las dinámicas de la mente y se comprendren, y por tanto se realiza completamente.

Me gusta

Comentario por

“No es que una sea mejor que otra, sin vipassana no hay prajna, sin samatha no hay disolución del sujeto (samadhi).

Un exceso de samatha (samadhi) produce experiencias sin realización: un ciego feliz. Un exceso de vipassana produce conocimiento pero a coste de no reducir el sujeto: un sabio desgraciado. 🙂

(tomaos esto un poco a broma ¿eh?)

Una realización completa quizá necesita de la harmonización de prajna y samadhi donde se tiene la experiencia de la ausencia de sujeto, pero además se ven y conocen las dinámicas de la mente y se comprendren, y por tanto se realiza completamente.”

Entiendo. Y supongo que era ésto lo que necesitaba aclarar.

Muchas gracias, 馗

 

Me gusta

Comentario por Radamantis

Aparte de la propuesta de Osho, al respecto del samatha-disolución, también se puede recomendar empezar por lo que Dharmi llama “interiorización” y yo en broma había llamado alguna vez “la siesta advaita”.

Consiste solo en tumbarse en el sofá e intentando mantener una consciencia progresivamente más suave y sutil, relajarse hasta empezar a sentirse bien… en cuando se obtiene esa sensación de bienestar corporal, mantenemos esa atención progresivamente cada vez más sutil y menos auto-referente (no monitoriceis lo que pasa, solo vividlo) totalmente enfocada en el bienestar, nos sumergimos en le bienestar… hasta disolvernos… hasta ser bienestar… no observamos el bienestar desde lejos sino que nos sumergimos en él y acabamos siendo él.

Es una práctica alternativa “agradecida” cuando uno no “entra” en la meditación formal… o incluso entre sesiones de meditación formales… y lleva a interesantes experiencias… 🙂 a veces incluso tras levantarse…

Es un punto medio entre formal y no-formal, no es activa pues no te mueves, pero no es demasiado formal, incluso si te duermes puede ser interesante, quizá te vuelvas consciente en medio de un sueño. 🙂

Aunque mejor si lo haces cuando no tengas sueño 🙂 🙂

Me gusta

Comentario por

Gracias. Es una técnica que ya conocía.

Un abrazo

Me gusta

Comentario por Radamantis

Absolutamemte de acuerdo, discípulo díscolo

Me gusta

Comentario por Radamantis

En cualquier templo rinzai de Japón lo primero que le dirán a cualquier neófito es que Zen es samadhi y que es imposible comprender nada de zen hablando o leyendo. Curiosamente en los templos rinzai lo que más hay son libros sobre arte y en los soto ni eso.

Etimológicamente dhyan en sánscrito es homónima a samadhi (para Patanjali). En pali se dice Jhana.

De dhyana pasó a chan en China y de aquí a zen en Japón.

Es decir, que zen es samadhi. No ninguna otra cosa. Por eso Dogen insistía tanto en la necesidad de realizar samadhi y olvidarse de todo tema especulativo.

Lo que no es Zen es pasarse el día debatiendo o escribiendo sobre lo que es o no es el zen. Eso no sirve de nada. Es pura pérdida de tiempo.

¿Cómo se puede explicar verbalmente (mediante el pensamiento) un proceso que es ajeno al pensamiento mismo? Eso es imposible.

Por eso en zen se dice tantas veces que el que sabe no habla y quien habla no sabe.

Me gusta

Comentario por Oscar Cerrato Vidal

“Lo que no es Zen es pasarse el día debatiendo o escribiendo sobre lo que es o no es el zen. Eso no sirve de nada. Es pura pérdida de tiempo.

¿Cómo se puede explicar verbalmente (mediante el pensamiento) un proceso que es ajeno al pensamiento mismo? Eso es imposible.”

Absolutamente de acuerdo, Sabistha

“¿Cómo se puede explicar verbalmente (mediante el pensamiento) un proceso que es ajeno al pensamiento mismo? Eso es imposible.

Por eso en zen se dice tantas veces que el que sabe no habla y quien habla no sabe.”

Entiendo que con ésto lo que quieres decir es que el autor del blog debería echar el cierre y el de éste de aquí
https://advaitavedantaspanish.wordpress.com/ también ¿O no?

Un abrazo

Me gusta

Comentario por Radamantis

… – La Ignorancia y la Locura muchas veces no se hace manifiesta por lo que dices, sino por pretender que lo que dices te lo vayan a entender, y peor aún; por llegar a decirlo a sabiendas que no te van a entender, por eso lo mejor es escribir (como en un Blog pues) … ¡Doctor!, ¿Usted me entiende? …
… – Grrr, Guau, Guau …

Le gusta a 1 persona

Comentario por El Agua China'o

¡Qué me vas a contar! llevo 4 años hablándole a un gato sordo… 🙂

Me gusta

Comentario por

XD XD XD

Me gusta

Comentario por Radamantis




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: