El blog de 道


El viaje en tren o el “ultimismo”
13/10/2014, 4:30 pm
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , , ,

Imaginemos esta conversación:

Tres viajeros en tren.

Uno de ellos pregunta ¿cuánto tardará en llegar el tren a la ciudad?

La otra persona le contesta: “Pues dada su velocidad actual y que faltan 600 kms y dado que t=d/v tardaremos unas 8 horas”

Entonces la tercera persona que estaba al lado salta: ¡Pero como podéis ser tan ignorantes!!! ¡esa fórmula es falsa! ¡y el tiempo es relativo! ¡ya lo dijo Einstein en su teoría de la relatividad hace un siglo! ¡ignorantes! Pero esa fórmula es muy compleja para nuestro entendimiento, no podemos saber lo que tardará en llegar el tren a la ciudad con exactitud…

Bien, ¿tiene razón o no ese tercer interlocutor? Sí, por supuesto tiene razón.

¿Es útil su respuesta a alguien? No, su respuesta no es útil a nadie y además expresada en esa forma lo único que puede generar es una discusión o pelea.

¿Sabrías aplicar esa metáfora a la espiritualidad?

Desgraciadamente este diálogo se repite hasta la extenuación en espiritualidad.

Practicantes con una experiencia relativa, arguyen discursos “últimistas” que no ayudan a nadie (ni a ellos mismos, desgraciadamente) y que solo generan confusión y desgaste emocional entre los que participan en el debate.

A veces será por parecer más listo que nadie, a veces porque sinceramente creen que cualquier concepto no-ultimista, al ser (parcialmente) erróneo llevará a los demás a perder el tiempo (aunque en este caso no se da cuenta de que ese ultimismo a él tampoco le está llevando a ninguna parte) y a veces simplemente por el atractivo que toda ideal radical tiene…

Ideas que (¡también en parte!) son ciertas, pero que están más allá de la capacidad de comprensión real (en la práctica) de casi todos los que las argumentan y que sobretodo, no les van a aportar nada concreto que les permita progresar, y sí puede que los dejen anclados en ciertas formas de nihilismo o pasividad de las que es difícil salir.


5 comentarios so far
Deja un comentario

Dos hombres fueron a ver a un anciano sabio para que les aclarara quién de los dos tenía razón con un asunto. Tras escuchar al primero de ellos sentenció: Tienes razón. Tras escuchar al segundo le dijo: tu también tienes razón. Y un discípulo del sabio que estaba presente le dijo que no le podía dar la razón a los dos hombres, a lo que el sabio contestó: pues tu también tienes razón…

Me gusta

Comentario por marcos

¡gotcha! 🙂

https://petitcalfred.wordpress.com/2010/06/28/la-razon-cuento-taoista/

De hecho es uno de mis cuentos favoritos 🙂

Me gusta

Comentario por

Pienso que no hay que tener miedo de hablar de dar tu opinión. Eso si el tono es importante pero no es mas que la forma. La gente no está acostumbrada a profundizar estan acostumbrados a ofenderse. Tampoco creo que se pueda juzgar sobre el nivel espiritual de nadie y sobre lo que pueda aportarle o no ciertos comentarios.

A mi me pqrece divertido que se pueda plantear una conversación como la de el tren y que la gente se ría en vez de tomarselo todo tan en serio.

Por otro lado el silencio acaba siendo tambien una postura del ego.

Saludos a todos

Me gusta

Comentario por raquelsuma

“Por otro lado el silencio acaba siendo tambien una postura del ego.”
Buen zapatazo!!

Me gusta

Comentario por marcos

😀 😀 😀

Bravo!

Me gusta

Comentario por Radamantis




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: