El blog de 道


Manuscrito hallado en una botella (y 2)
27/10/2013, 4:56 pm
Filed under: Cuentos propios | Etiquetas: , ,

Hay enfados y hay angustia y hay sufrimiento, mal humor, estrés, pero duran apenas lo que se tarda en ver a través de su irrealidad y que el cuerpo recupere sus constantes habituales (si te has estresado mucho el cuerpo no te va a permitir calmarte en 1 segundo, el cuerpo no funciona así).

Ese volver al estado natural de paz puede ser apenas un segundo o algunos minutos, en función del caso, pero no hay sufrimiento permanente. Y sobretodo no hay “la angustia por tener angustia” que es quizá la peor y la que se tiene que sufrir durante “la búsqueda” y que se ahorran los que no buscan y viven su vida despreocupadamente.

Ahora por fin, puedo sentarme y no hacer nada, simplemente estar y estás bien a gusto…

Hay poco interés en leer sobre temas espirituales, el interés no es nulo pero se ha reducido muchísimo. Ahora el foco está en experimentar y vivir, lo cual no excluye profundizar en la realización de lo que soy.

También se potencia el interés por entretenimientos no intelectuales: tocar la guitarra, cantar, pintar, pasear…

Por supuesto los pensamientos de pasado y futuro son vistos también como sueños, así que el estar en el presente ya no es una opción, no hay otro sitio en el que estar, nunca lo hubo.

La calma es amor y compasión, la tensión es violencia y enfrentamiento. Así que cuanto más en paz estás más se potencia de forma natural el amor y la compasión, no hay que hacer nada, es inevitable porque es lo natural.

¿Qué no hay? No hay disolución de pensamientos total, no hay percepción de no-dualidad (no siento que yo sea Todo), existe una sutil no-dualidad al no establecer conceptos sobre lo percibido pero no siento que yo sea el universo y esa sutil no-dualidad ya la conocía de los ratos de Presencia que ya experimentaba intermitentemente antes del último kensho.

A nivel de sensación de “Yo” a pesar de que siento que no soy los pensamientos, no siento que la consciencia lo abarque todo, como algunos explican, que sea eterna y omnipresente. Simplemente no soy mis pensamientos, nada más (pero nada menos, eso tiene implicaciones a todos los niveles, más de los que he explicado, pero van haciéndose presentes a medida que las vivo). Tampoco siento que yo no exista, no hay un olvido de mi mismo.

Así que aún queda mucho por “borrar”


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: