El blog de 道


El reflejo
04/06/2013, 4:37 pm
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , ,

Una de las claves de la realización es entender que no controlas lo que piensas.

Eso parece obvio para algunos y un sin sentido para otros, incluso a pesar de que a todos alguna vez, en un momento de crisis, se nos ha escapado que “queremos dejar de pensar en tal cosa”.

Parece pues obvio que no los controlas, ¿cómo podrías sino lamentarte de que no puedes dejar de pensar en algo? lo que pasa es que la identificación con ellos es tan fuerte que no puedes creer que eso sea así. Es una clara situación de “síndrome de Estocolmo” en la que el secuestrado se cree secuestrador 🙂

Algunas personas enfrentadas a esta idea te dicen “Si yo no pienso entonces ¿quién piensa?”

Es una frase que parece ser también una buena forma de rebatir lo anterior pero en realidad no lo es.

Parte de una hipótesis no demostrada y es que para pensar hace falta pensador. Esto es un engaño de la estructura del lenguaje con su obligatoriedad de sujeto, pero ¿quién llueve?…

Si para pensar no hace falta pensador, si no hace falta “quien”, entonces la anterior frase no tiene sentido alguno. Una cosa interesante del lenguaje es que nos permite construir frases aparentemente inteligentes pero que no apuntan a nada que exista, como cuando se dice “el actual rey de Francia”.

Encontrareis por el mundo gente tremendamente orgullosa de sus frases vacías de significado debido a su aparente belleza o sofisticación :).

Quizá todo esto se entienda mejor con un símil. El tema del pensamiento puedes verlo como el reflejo de tu rodilla.

El doctor te da con un martillito y tu rodilla se mueve dando una patadita ¿Lo controlas? No, claro que no. ¿Te parece eso extraño? No, claro que no ¿Quién es el pateador? Obviamente es el cuerpo, eso no se discute pero no hay un pateador consciente y probablemente ni subconsciente si la reacción se genera fuera del cerebro como parece que así es y de forma involuntaria…

No existe la entidad pateadora, pero hay patada…

¿Cual es la diferencia con el pensar? Pues que te has identificado con él pero no con las pataditas.

¿Sabes qué pasaría si te identificaras con esas pataditas reflejas?

Lo primero es que como crees que las controlas te marcarías como objetivo no darlas tan a menudo por aquello de la educación, y como no lo lograrías te frustrarías.

Cuando dieras sin querer a alguien, por ejemplo al médico, le pedirías perdón y te sentirías avergonzado por tu torpeza ¡cuándo en realidad la patada la causa él!

Inventarías explicaciones sobre porqué das pataditas “Yo es que de pequeño jugaba mucho al fútbol, debe ser eso, y ahora no puedo evitarlo”. Construirías un edificio de creencias inventadas para justificar un hecho que no controlas.

Según algunas religiones, dar pataditas sería pecado y te sentirías muy, muy mal por ser tan pecador.

Entonces irías a terapia y te explicarían que en realidad das pataditas por un trauma infantil que tuviste.

Como todo falla probarías el yoga, el reiki y la acupuntura, pero todavía seguirías dando pataditas de tanto en tanto.

Tú frustración iría en aumento…

Entonces un dia, encontrarías a tu gurú, su aureola mística te convencería totalmente de que te iba a salvar y lo creerías casi omnipotente aunque en realidad no tiene poder alguno más allá de lo que sabe.

Él te diría “no eres tus pataditas, no controlas tus pataditas, la patadita es provocada tanto por tu cuerpo como por el martillito, el médico, etc… todo el universo participa de la patadita, tú estás más allá de las pataditas, libérate, no te identifiques con ellas”

Quizá te pidiera que te observaras con mucha atención a ti mismo mientras él te golpea la rodilla y vieras una vez tras otra que no consigues dominar cuando das o no das la patadita. Solo depende de si acierta en el nervio o no…

Y si hay suerte y le crees y te convences completamente, de repente, un dia lo verás claro y estarás liberado, así sin más desaparecerá la frustración, la vergüenza al patear al médico, la búsqueda y la angustia porque el problema nunca estuvo, nunca existió, era un problema inventado, simplemente no era tu problema.

Es así de sencillo…

O como dijo un maestro Zen “te pase lo que te pase, no es asunto tuyo”


4 comentarios so far
Deja un comentario

Sigo sin ver al que tiene que liberarse.

Me gusta

Comentario por Huitoka

Ni lo verás jamás.

Me gusta

Comentario por

Amplio la idea ahora con más calma:

El texto comenta que puede haber patada sin pateador o lluvia sin Rainmaker 🙂

Esa metáfora solo pretende decir que puede haber pensamiento sin pensador.

¿Hasta aquí de acuerdo? Pues esta es la parte difícil de creer, lo siguiente cae por su propio peso…

Entonces, ¿quién se libera? Pues seguimos con la analogia claro, es decir, el “quién” es tan superfluo en una frase como en la otra… no hay pateador, ni pensador, ¿qué te hace pensar que hay liberado?

¿Y puede haber liberación sin liberado?

Sí, evidentemente también, como en todo lo anteriormente dicho. Hay lluvia, patada, pensamiento y liberación, igual que hay sufrimiento y angustia.

Pero sin entidad estable que las viva. Solo Tao más o menos consciente, más o menos engañado, fluyendo, cambiando, conectado con todo pero engañado y en la ignorancia de la separación, de creerse un “alguien”.

Pero has de vivirlo para entenderlo, las palabras solo sirven para liarte con (como también dice el texto) frases ingeniosas y atractivas sin contenido alguno…

Un abrazo

Me gusta

Comentario por

No es una frase ingeniosa, si miro, no veo a quien mira.

Me gusta

Comentario por Huitoka




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: