El blog de 道


Espiritualidad social
10/12/2012, 9:15 am
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , ,

Hace dias hablaba con C. de esto y llevaba algún tiempo pensando en escribir algo al respecto. Hace unos dias leí esto en el blog de humor zen (que es una cosa muy seria):

A veces uno lee libros de meditación, autoayuda, psicología aplicada… y se queda igual. Es como cuando lee novelas de aventuras, de Jack London o Robert L. Stevenson, no vas a cruzar Alaska o navegar hasta la Isla del Tesoro, pero es entretenido; del mismo modo, tampoco vas a hacer el viaje interior para atravesar los laberintos de la mente. Así, los libros de zen se utilizan como literatura de evasión.

La evasión es muy útil cuando uno quiere evadirse. Vivir la vida como si realmente importase, requiere otra actitud.

También he leido hoy (de nuevo) este fragmento de G. Weber:

Traditional yoga as normally practiced now in the West with its focus on achieving certain postures (asanas) and bodily perfection naturally leads to comparisons and conflicts. Very few yoga classes involve any type of meditation or meaningful investigation of mind or consciousness. Even fewer courses offer any insight into what is really achievable through yoga beyond a few catch phrases or even how to use asanas for awakening from the dream that we are.

In a typical course, an ad hoc practitioner of yoga is created who is subsequently enhanced, measured and critiqued; this does not lead to a lightened heart. What results is more confusion and anxiety and yet another new troubled and complex persona. This is a step backwards, even if the practices are elegantand esoteric and lead to fascinating party conversation with new and interesting people and special clothes and gear.

Y esto me lleva al mismo sitio donde pensaba ir: una de las razones por la que la espiritualidad no lleva a ningún sitio a mucha gente es precisamente que se adopta esa espiritualidad como una característica más del ego.

Parece como si muchos simpatizantes zen, o taoístas, o de E. Tolle, neoadvaitas, yoguis, lo que sea, adquiriesen esa etiqueta como el que es heavy, punkie o siniestro, listo o tonto, pobre o rico. Viste su ego con sus nuevas ropas, y pasa a representar un nuevo papel en la sociedad, hace amigos en esa nueva tribu y se inserta en la jerarquía de su nuevo grupo (estoy más avanzado que X pero menos que Y).

Se leen libros  y se buscan experiencias sublimes sobre un cojín para escapar de la realidad diaria o ascender en el escalafón y ser respetado como maestro, se establecen diálogos ingeniosos y cultos donde se espera tener razón (y no aprender), se siente uno superior a aquellos que no son de nuestra tribu.

Así de esta manera se logra justo lo contrario de lo necesario para reducir el ego, se alimenta, lo hacemos más grande.

Un Nirvana lejano (inalcanzable) sirve (como decía humor zen) como una ilusión más del ego, como el que tiene como ilusión de su vida el viajar a Madagascar, poco más. Escapismo.

Todo esto está muy bien si es lo que buscas, no tiene nada de malo querer refugiarse en una comunidad que te apoye o buscar una ilusión que te de ánimos para ir a trabajar cada día, pero no te engañes entonces sobre las razones que te llevan a ese lugar y a esas personas.

Este es uno de los riesgos de las comunidades espirituales (sin duda también tienen muchos beneficios) y una de las razones más evidentes del fracaso de muchas prácticas, y es que no vas allí a descubrir ninguna verdad sobre ti mismo que seguramente no te será agradable, simplemente es tu club social…


4 comentarios so far
Deja un comentario

No puedo estar más de acuerdo contigo… 🙂 pero…. me “desentona” entrelineas una frase que me ha llamado la atención…. Dices…”pero no te engañes entonces sobre las razones que te llevan a ese lugar y a esas personas”

1.- Modestamente opino que el poder llegar al momento de ser consciente de que me estoy “engañando” ya requiere de haber recorrido un camino… ( o una parte de él.. 😉
2.- En el caso de que, me esté “engañando” ( consciente o inconscientemente ) qué más da…??? Si el hecho de estar “engañado” me conduce en una dirección… ( incluso sin todavía saberlo…) no es más lógico seguir en esa “vía” para intentar llegar, como en tantas ocasiones hemos podido leer en textos y en libros, a ser mucho más consciente de quién soy…???

Por qué tiro al arco desde una perspectiva más “intimista”, más desde la contemplación, el aprendizaje y la autoescucha …??? por qué me mantengo más “separado” de olímpicos y arqueros más deportivos…??? Quizás sea mi ego…??? mi poca “destreza” arquera…??? el poder “destacar” en ciertas conversaciones con mis amigos-as…??? Me estaré “engañando” y realmente el tiro con arco no me lleva a ningún lugar… ??? Y sí, sencillamente, incluso “engañándome”, lo que estoy consiguiendo en el momento de tirar al arco es
sentirme una unidad con el blanco, con la diana, aunque ésta se halle lejos o sea poco visible….???

Creo que en ese momento, la diana entra a formar parte de mi conciencia. Básicamente estoy apuntando dentro de mí, hacia mi YO más esencial. ( En mi YO más Esencial también convive mi “sombra”…) 🙂

Ummmm… yastá…!!! ( Por ahora… ) 😉

Me gusta

Comentario por Pekas

A lo que me refería en esa frase, es un poco lo que se comentaba que decía Yasutani Roshi a sus discípulos cuando llegaban, les preguntaba para qué querían meditar y él daba varias opciones: mejorar la salud, relajarse, tener un satori (un vislumbre puntual) o también finalmente la realización.

Y según lo que quisieran les asignaba una práctica u otra.

Entonces, cuando estés es una comunidad espiritual puede ser absolutamente razonable ir allí simplemente para estar más relajado o incluso para ligar o llegar a ser un maestro y ganar unos eurillos con ello.

Simplemente tenlo claro, porque igual puedes obtener eso pero no parece sensato pensar que vayas a librarte del ego 🙂

Me gusta

Comentario por

jajaja.. no.. si del ego tengo claro que todavía me falta un laaaaargo camino para dejarlo un poco atrás.. 😉 no veas el “tío”.. como se engancha…
🙂

Por “liar” la troca… por lo tanto…el sr. Yasutani Roshi se subía a “su pedestal” de maestro y según las respuestas, él era el que “sabía” la práctica que era más conveniente para cada díscipulo… ( ya que él era el “maestro”… 😉 Qué es lo más “idóneo”…??? cómo yo “sé” lo que tú todavía no sabes… te saco la venda de los ojos y te muestro que vives en el engaño… o te invito simplemente a vivir.. a sentir.. y que seas tú, por ti mismo, quién descubras… ( o no.. ) si vives engañado… ??? Ummmmm…. creo que voy a meditar la respuesta antes de dormirme…;-)

Me gusta

Comentario por Pekas

Supongo que sí, que si alguien acepta ser llamado Roshi es porque cree que ayudarte en eso. 🙂

Me gusta

Comentario por




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: