El blog de 道


Inglaterra no existe, ni tú tampoco
05/09/2012, 12:34 pm
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , ,

(o La inexistencia del yo para dummies)

Este texto pretende explicar eso que tanto se dice de “la capa conceptual que creamos sobre la realidad” y ya de paso explicar la “irrealidad del Yo” pues no es más que otro concepto erróneo que nos hemos creído.

Pensando, pensando como explicar la inexistencia del yo, el otro dia tropecé en Facebook con otra frase, como tantas que no tiene sentido alguno.

La frase decía algo así: Inglaterra dió asilo político al asesisno Pinochet y lo niega a Assange por revelar la verdad.

Bueno, la frase no sería exactamente esa, pero era algo parecido. Lo importante es que, aparte de muchos conceptos discutibles, aquí hemos conseguido crear una sensación de injusticia (¡qué injusta es Inglaterra!) a partir de un concepto de Inglaterra que no existe.

¿Cómo? ¿Qué Inglaterra no existe? ¿qué te has fumado hoy?

Bueno, Inglaterra como palabra existe, claro, y podemos hacer que apunte a ciertas cosas que quizá sí existen en la realidad, por ejemplo un pedazo muy concreto de tierra de una gran isla en la parte norte de Europa. Aunque sea una definición arbitraria, al menos es una definición.

Pero está claro que aquí no estamos hablando de esa Inglaterra ¿no? Dudo que un pedazo de tierra pueda dar asilo político a un señor.

Entonces de qué hablamos ¿de sus habitantes? No creo tampoco, no son ellos quienes deciden en esto, igual están hasta en desacuerdo mayoritariamente.

Ahora me dices: No seas tonto hablamos del GOBIERNO de Inglaterra, no hay ninguna trampa aquí, pon “Gobierno de Inglaterra” y la frase tiene todo el sentido del mundo.

Pues no, porque el gobierno de Inglaterra (o sus jueces mejor dicho puesto que deciden ellos) ¿era el mismo entonces que ahora? Seguramente no, vamos que no lo era. Seguro.

Entonces siendo estrictos tendríamos que decir : Los señores X dieron asilo a tal y los señores Y no dieron asilo a cual.

Pero claro, esta frase no tiene gracia alguna. No genera sentimientos de frustración, presión o resentimiento con los ingleses que era justo la idea de la frase.

Visto así (y perdonad el ladrillo), ¿está claro que en la frase inicial Inglaterra no tiene ningún significado y apunta a un concepto que no existe?

Otros, si quieren defender a capa y espada la frase, argüirán conceptos aún más etéreos que den sentido a la palabra, como formas de hacer de una sociedad, tendencias políticas o cualquier otro concepto cada vez más alejado de la realidad tangible. En ese laberinto lingüístico podemos pasar horas o páginas deshaciendo uno a uno los conceptos, simplemente nos aburriríamos haciéndolo pero son aún más irreales y no apuntan evidentemente a nada, ni tangible ni intangible, son generalizaciones y como casi todas, son falsas.

Pero es que casi cualquier palabra es una generalización, por no decir todas, ¿no?

Al final, lo que es destacable, es que esa frase sin sentido real puede generar sentimientos en ti. La confusión y la ignorancia generan MUCHOS sentimientos… buenos y malos.

Es decir, gracias al lenguaje podemos crear conceptos que no existen, nos los podemos creer por falta de análisis o ignorancia, y luego podemos lograr que las acciones que asignamos (en nuestra imaginación) a esos conceptos inexistentes nos generen sentimientos reales.

Curioso ¿no?

Quizá no digo nada nuevo para ti, pero valía la pena dejarlo claro, tenerlo presente.

Bueno, pues ya llegamos a donde íbamos: con el concepto de yo, de personalidad, de historia personal, de toma de decisiones, de control de la propia vida, ocurre algo parecido. Es un concepto que no apunta a nada tangible, no existe, hemos visto incluso diversos artículos de neurociencia que lo confirman con rotundidad, la ciencia ha venido a echar una mano a la mística: ni existe un yo único en el cerebro, ni la mente consciente toma las decisiones.

Pero el concepto de yo está muy, muy profundamente arraigado en nuestra mente. Tanto que ni con las verdades científicas ante nuestras narices sabemos reaccionar.

Y tu creencia en ese yo te genera angustia, miedos, dudas… has de decidir cosas, has de ser fiel a ti mismo, has de cambiar lo que no te gusta de tu personalidad, has de arreglar tu vida, has de imponerte a tu jefe, has de esforzarte más, etc…

Pero TODO ESO NO EXISTE, porque no existe nadie que controle nada, solo existe la creencia de que tal cosa existe, y la angustia la generas gratuitamente al considerarte un concepto de persona que es irreal, falso, erróneo.

Y cuando te das cuenta profundamente de esa verdad, quedas liberado de todas esas angustias.


1 comentario so far
Deja un comentario

M’agrada molt la barreja d’obvietats i conceptes profunds. I quins siguin per cadascú (inexistent o no) també té la seva gràcia 🙂

Me gusta

Comentario por Totira




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: