El blog de 道


Enlightenment in modern era (III)
30/09/2011, 12:21 pm
Filed under: Historia

Era alucinante incluso entonces, cuando daba por seguro que esto era una super experiencia mística que me visitaba precisamente a mi, como una gran broma cósmica, de la que debía librarme para volver a la normalidad. Tenía previsto haces una retractación pública de mis opiniones antimísticas y unirme a las hordas de buscadores espirituales que antes despreciaba. Debido a que mi excepticismo se recreó junto con el resto de mi memoria, jugué con la posibilidad de estar simplemente sufriendo algún efecto secundario del veneno que los doctores habían diagnosticado y que probablemente era una sobredosis de morfina y cocaina. Realmente no creía en ello, porque no había ni rastro del sentimiento de embriaguez que conocía de cuando tome parte en experimentos oficiales con altas dosis de drogras sicodélicas a finales de los 60’s.

Más tarde, cuando esta eterna conciencia continuó durante dias, semanas, meses y años, cualquier tipo de explicación basada en drogas fué obviamente descartada. Por otra parte mi desconcierto se intensificó cuando descubrí como toda clase de experiencias humanas negativas se transformaban en maravillas de la creación al experimentarlas en esta deslumbrante oscuridad. Transmitir incluso una fracción de lo que es la vida en eterna conciencia tomaría todo un libro y estoy en el proceso de escribir uno. Aquí será suficiente con ilustrar dos de las características que más me han impresionado a mi y a los que me conocen, sobretodo a Ann.

Primero, si hubiera una sección en el libro Guinness de los records sobre pánico al dolor físico, yo hubiera merecido un lugar en él. Pero con esta conciencia eterna, el dolor se vuelve simplemente una señal de aviso que una vez atendida (con independencia de si hay remedio físico o no) se vuelve simplemente una sensación interesante, otra maravilla de la naturaleza. La distinción de Buddha entre dolor y sufrimiento, que solía pensar que era un error, es ahora una experiencia común para mi. Y segundo, mi antigua y espectacular vida onírica ha sido reemplazada, muchas noches, por un estado que sólo sé llamar sueño consciente, en el cual estoy totalmente dormido pero vagamente consciente de que estoy tumbado en la cama.

Igualmente, el punto principal que quiero hacer notar, es que la característica más extraordinaria de esta eterna conciencia es que no se vive como extraordinaria. Se siente como totalmente natural que la conciencia personal debería ser consciente de su propio substrato mientras que mis primeros 59 años de la llamada conciencia normal, ignorando este estado, ahora parecen como un sueño. Era como si hubiera estado en trance desde el nacimiento en una pesadilla de individuos separados luchando en un universo alienígena para sobrevivir o satisfacerse.

Incluso así, hubieron muchos problemas para ajustar mi vida iluminada porque el resto del mundo todavia tomaba como real el estado de dualidad y mi propia mente resucitada todavia contenia programas basados en las asunciones de ese estado. Así que al principio hice esfuerzos para asumir el rol de buscador espiritual con la esperanza de encontrar ayuda. Fué decepcionante encontrar que nadie a quien consulté, fuera en persona o a través de libros, tenía ni idea. Porque las antiguas tradiciones y los movimientos modernos asumen que esa clase de conciencia eterna en que vivo es reducto del Olimpo espiritual, el equivalente mítico a ser un premio Nobel.

Afortunadamente el estado místico parece tener un patrón de crecimiento propio que me permite gradualmente lidiar con los problemas de ajuste, lo cual es un proceso fascinante. A pesar de ello, me preocupa que todos los buscadores que he contactado aceptan como ley del universo espiritual que tienen que trabajar durante años, quizá durante muchas vidas, en un viaje que se recompensará, con suerte, con lo que T.S. Elliot llamó “indicios y conjeturas” del estado de conciencia eterna, cuando yo veo ese estado como el estado natural del ser humano.


1 comentario so far
Deja un comentario

“Igualmente, el punto principal que quiero hacer notar, es que la característica más extraordinaria de esta eterna conciencia es que no se vive como extraordinaria. Se siente como totalmente natural que la conciencia personal debería ser consciente de su propio substrato mientras que mis primeros 59 años de la llamada conciencia normal, ignorando este estado, ahora parecen como un sueño. Era como si hubiera estado en trance desde el nacimiento en una pesadilla de individuos separados luchando en un universo alienígena para sobrevivir o satisfacerse.”

🙂

“Incluso así, hubieron muchos problemas para ajustar mi vida iluminada porque el resto del mundo todavia tomaba como real el estado de dualidad y mi propia mente resucitada todavia contenia programas basados en las asunciones de ese estado.”

🙂

“Afortunadamente el estado místico parece tener un patrón de crecimiento propio que me permite gradualmente lidiar con los problemas de ajuste, lo cual es un proceso fascinante.”

Lo es 🙂

Me gusta

Comentario por Radamantis




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: