El blog de 道


El intelecto (V)
20/10/2018, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

¿Por qué existe qualia? (esa representación interna de lo percibido)

Nadie lo sabe pero la hipótesis en este blog (inspirada por el experimento Molyneux) es que es el lugar donde se coordinan todas las dimensiones perceptuales (lo visto, lo oído, etc…) y en el caso de los seres humanos también “lo oído interiormente” que típicamente llamamos “lo pensado”.

¿Podemos manipular símbolos sin “verlos”?

No lo sé, quizá.

Pero en nuestro cerebro, al menos inicialmente, no podemos hacer deducciones sin aflorar ese tratamiento simbólico a la consciencia. Así que afloramos pensamiento para deducir nuevas ideas o pensamientos. Es una cadena deductiva (asociación de ideas lo llaman) parecida a la lógica o la matemática pero basada en el lenguaje natural. Además, como en el ejemplo de la nevera, se procesan tanto pensamientos como el resto de qualia para obtener conclusiones.

Un ejemplo es “rememorar” como tengo la nevera, que es memoria recuperada y de ella deducir símbolos como la lista de la compra. Al espacio donde ocurre todo eso lo llamamos consciencia y a los elementos en ella: qualia.

Otro fenómeno curioso del intelecto es su manía de “retransmitir” lo que vamos a hacer. Es muy fácil ver que aunque no lo “retransmitamos” lo podemos hacer igual, y que no “falta” nada. Por tanto la retransmisión es superflua. Puedes observar este asunto y adquirir Prajna incluso ahora mismo.

Existe pensamiento reactivo y existe pensamiento consciente. Pero no hay diferencia esencial entre ellos, son lo mismo, la diferencia es como se hace surgir pero es esencialmente lo mismo y sirve para lo mismo.

O podemos decir mejor que existe control consciente de Manas y que Manas también funciona de forma reactiva (de hecho funciona mucho más) cuando no hay control consciente. Un poco como le pasa a la respiración que puede tener control consciente pero inconscientemente seguirá funcionando.

Esta metáfora acaba de surgir ahora mismo por primera vez en mi consciencia (proveniente de la inteligencia), nunca antes lo había visto así, pero sí, puedes ver “el pensar” como la respiración, con un control consciente posible y a la que te despistas pasa a funcionar inconscientemente y lo llamamos mente reactiva.

En la mente mindful (consciente) Manas suele estar calladito. Es  esta ausencia a lo que mucha gente llama “vacuidad” o “testigo eterno”. Pero realmente no es todavía nada de eso. Es solo un poquito de ausencia de conceptualidad que hemos forzado.

Por qué Manas es tan activo reactivamente (no calla) y tan poco activo en la mente mindful, se me escapa. Solo sé que es así, que es inútil y que esa situación es parte del Samsara, por tanto debe cambiarse.

(seguimos)



El intelecto (IV)
18/10/2018, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

El lenguaje típicamente se ha dicho que sirve para comunicarse con otros. Eso es cierto pero si solo sirviera para eso ¿qué objeto tendría hablarnos a nosotros mismos? ¿para qué me he de comunicar conmigo mismo?

La pista nos la dan lenguajes como las matemáticas (o expresiones simbólicas si lo quieres más genérico).

El lenguaje simbólico permite la manipulación de símbolos, Y nos permite “deducir” nuevas expresiones simbólicas a partir de las existentes.

Eso es lo que nos permite construir el gigantesto edificio conceptual, deduciendo de símbolos sencillos y próximos a la realidad, como “piedra” hasta llegar a símbolos complejos, borrosos y muy lejanos de la realidad desnuda, como por ejemplo “espiritualidad”.

Incluso nos permite crear símbolos de cosas que no existen en la realidad, como “el hijo de una mujer estéril”.

Así que el lenguaje-intelecto tiene una doble faceta, una externa y muy relacionada con la comunicación con otros, y una interna (y a veces externa) que implica deducir nuevas cosas, es decir, manipular los símbolos que conocemos para deducir nuevas cuestiones.

No debes ver esta deducción solo al estilo matemático o lógico, también cuando razonas sobre lo que te pasará mañana o lo que debes comprar esta tarde e el super estás haciendo algo parecido, aunque como hemos dicho, en tu interior se mezclan intelecto y el resto de la inteligencia invisible, para obtener los resultados que necesitas o crees que necesitas.

Un ejemplo: Imagínate que te da por pensar en qué debes comprar esta tarde en el super. En cuanto empieces, quizá no te des cuenta, pero surgirá una intención para ponerte en tal cosa, luego quizá surja un contenido mental sutil que no deja de ser una pseudo-visión-memoria de lo que hay dentro de la nevera. Esa pseudo-visión es procesada (vijnana) y rápidamente deducimos lo que falta, y es probable que ahora conceptualmente ya estemos construyendo una lista de lo que hemos de comprar basada en el lenguaje castellano.

Seguimos



El intelecto (III)
16/10/2018, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Por cierto, intelecto es lo mismo que pensamiento conceptual, conceptualidad, habla, lenguaje, pensamiento simbólico y otras muchas palabras más. Todo es lo mismo y todo es tan sencillo como que es lenguaje. Incluso las matemáticas. Si lo quieres más genérico, creo que la palabra más amplia sería “expresión simbólica”. Esa es la especialidad de Manas, la expresión simbólica (con símbolos).

Es como si la inteligencia jugara con piezas de lego, y esas piezas son las palabras, conceptos y pensamientos. Lógicamente si jugamos con lego, solo podremos obtener figuras que se puedan crear con él. Por eso con el intelecto solo podemos alcanzar lo intelectual (y nada más). Mientras el foco de tu vida sean tus pensamientos, estarás inmerso en tu mundo de lego, un mundo que se parece al real pero que no lo es.

Bien, ¿cual es la esencia de “un pensamiento”?

Para empezar ya hemos dicho que es “un pensamiento”, es decir que es diferenciado, como un objeto, como una pieza de lego o un número. La inteligencia no es diferenciada, uno nunca verá “un trozo de inteligencia”. Pero el pensamiento también es altamento efímero, surge de “la nada” (que es la inteligencia) y desaparece en ella sin dejar rastro. ¿O deja rastro? ¿en qué forma deja rastro?

Quizá lo contestemos más adelante pero es otra observación interesante para adquirir Prajna.

Dado que pensar es hablar, el pensar tiene estructura de lenguaje. Es decir tiene sujeto, predicado, verbo… ¿no es cierto?

El lenguaje es intrinsecamente dual, así que el pensamiento es intrinsecamente dual. Por intrinseamente dual quiero decir que separa intrinsecamente un sujeto y un objeto en toda acción. Solo se permiten cierto guiños no duales, y no en todos los idiomas, como cuando decimos “llueve” (no hay diferenciación entre sujeto, ni objeto, solo hay acción).

Es por eso que toda expresión hablada o pensada es intrinsecamente dual. Nunca podremos expresar algo no dual correctamente. Nunca, ni nadie… Solo hay mejores o peores intentos… o ni eso, mejor dicho solo hay intentos más o menos útiles para asesorar a otros en el camino espiritual.

Seguimos



El intelecto (II)
14/10/2018, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Ahora, después de leer de los Yogacarins, hasta podemos decir qué función es esa que o habla o piensa, al menos según ese modelo budista, el Yogacara. ¿Lo recuerdas?

Al pensador de los pensamientos lo llaman Manas. Luego Manas es la parte de la inteligencia (y que no ves) que genera lenguaje, interna o externamente.

Alguien podría pensar (y es mejor que creerme a mi) que no, que eso no puede ser correcto del todo, que “Pensar” es mucho más que “Hablar”. Bien, lo aplaudo y le invito a observarse hasta demostrarse a sí mismo tal cosa, es una gran práctica vipassana. ¿Qué elementos hay en el pensamiento que no haya en el lenguaje? ¿qué podría hacerlos diferentes? ¿que haría superior uno respecto al otro? Investiga, obsérvate…

Lo que ocurre habitualmente, es dentro de tu cabeza se mezclan las conclusiones del intelecto con las de el resto de la inteligencia.

Un ejemplo es cuando surge una idea genial en ti. Raramente surge del intelecto (que luego veremos que solo sabe deducir, no sabe crear nada y deducir es poco más que hablar en determinada línea y siguiendo ciertas reglas).

Las ideas geniales surgen de nuestra inteligencia no manifiesta, de ahí que en el pasado se creyera que eran las musas u otros elementos ajenos a nosotros quienes nos las traían. Por eso surgen también en el sueño o cuando estás despistado en otras cosas.

Cualquier creatividad no surge del intelecto. Por eso también a menudo en los procesos creativos lo que se pretende es precisamente romper con el intelecto o introducir un elemento externo que lo pueda modificar o influir.

La existencia de inteligencia aparte de intelecto nos hace creer (y es cierto) que dentro de la cabeza ocurren más cosas que mientras hablamos, pero el intelecto es solo lenguaje.

No es una locura creer que el intelecto es toda la expresión inteligente que realizamos. Y es hasta cierto de alguna manera porque el resto de inteligencia no se expresa, no se ve. Ocurre y vemos sus resultados pero no se ve, como cuando tenemos una idea genial, eso no ocurre en un flash, por detrás nuestra mente ha estado trabajando… pero no lo sabíamos… por tanto es fácil pasarlo por alto.

Cuando ocurre un kensho o una realización, adquirimos un nuevo entendimiendo pero es tan sutil que a menudo no sabemos ni expresarlo con palabras (y entonces tampoco con pensamientos, lógicamente). Eso nos despista y descoloca, pero entendido todo esto es obvio lo que pasa. Nuestra inteligencia ha dado un paso en la dirección correcta, ha aprendido, pero nuestro intelecto no tiene palabras para expresarlo. ¿Cómo podría expresarse algo para lo que no tenemos palabras? Normalmente el caos para los demas comienza cuando lo intentamos explicarlo… porque no nos entienden… o peor creen que nos entienden…

Seguimos



El intelecto (I)
12/10/2018, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Vamos a profundizar en el intelecto, pues es uno de los grandes temas a entender en el camino espiritual.

Lo primero debería ser definirlo, y es realmente sencillo: El intelecto es el lenguaje. Punto (y final).

No es que sea como el lenguaje o que se le parezca o que …

Es lo mismo. Exactamente lo mismo.

La única diferencia es a donde se canaliza ese hablar, si hacia la expresión externa (boca) o hacia la interna (qualia). Y curiosamente aunque se canalice externamente por la boca, acabará casi en el mismo lugar que la interna, como qualia de lo oído, dado que nos oimos hablar a nosotros mismos… y eso quizá fue el mecanismo por el que empezó a existir ese “lenguaje interiorizado” pero es solo una hipótesis.

Cuando dices “Pienso” igual podrías decir “me hablo (interiormente)” y sería igual de exacto. Pero ¿a qué suena mucho peor? ¿no es acaso “hablarse a uno mismo” un síntoma de locura?

Y ese “solo hablar” es una función de la inteligencia, porque construir el habla es una función que requiere de inteligencia.

No es la función de la inteligencia porque no es la única. Es solo una de ellas. Y ese es uno de los grandes errores convencionales a borrar durante el camino espiritual. Entender el lugar del intelecto dentro de todo el Sistema-Mente.

Respecto al hablar hay un detalle curioso que puedes investigar (vipassana) en tu propia experiencia. Aunque realmente todo este texto puede transformarse con facilidad en pautas inquisitivas para la adquisición de Prajna. Y de hecho es la única manera en que os será útil. Si solamente lo leeis no habrá adqusición de Prajna.

Todo el mundo cree que “piensa” lo que habla, es decir que primero piensa (intelectualmente porque es el único pensar que conocen) y luego dice lo pensado.

Eso es notablemente falso. Es muy obvio que no ocurre así. Es sorprendente lo poco que nos observamos.

Lo que ocurre es que tanto hablar como pensar intelecualmente son la misma función, así que no ocurre una después de la otra. Ocurre una o ocurre la otra. Nunca a la vez.

Es imposible o muy difícil hablar y pensar intelectualmente a la vez, porque es como querer hablar a la vez por dos sitios y diciendo cosas diferentes. Muy difícil.

Si te observas hablar, verás que no has pensado antes lo que decías. Quiero decir que no hay intelecto asociado, no has pensado eso intelectualmente y luego lo has dicho. No. Simplemente ha surgido una intención y lo has dicho. Igual que internamente surge una intención y luego su pensamiento intelectual asociado surge.

Solo están “pre-pensados” los discursos que hayas preparado antes, nunca los diálogos espontáneos. Pero aún así durante su expresión verbal, cuando sueltes el discurso tampoco habrá pensamiento intelectual presente.

Todo esto puede observarse en tu experiencia ahora mismo. Y verlo es adquirir Prajna.

Seguimos.




A %d blogueros les gusta esto: