El blog de 道


Equivocado
13/08/2022, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Equivocado

Equivocado

Nací con el signo equivocado
en la casa equivocada
con la ascendencia equivocada.
Tomé el camino equivocado
que llevó a las tendencias equivocadas.
Estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado
por la razón equivocada y con la rima equivocada
en el día equivocado de la semana equivocada.
Usando el método equivocado con la técnica equivocada.

Equivocado

Equivocado

Hay algo mal conmigo químicamente.
Algo mal conmigo inherentemente.
La mezcla equivocada en los genes equivocados.
Llegué a los extremos equivocados por los medios equivocados.
Fue el plan equivocado
en las manos equivocadas.
Con la teoría equivocada para el hombre equivocado.
Las mentiras equivocadas, con las vibraciones equivocadas.
Las preguntas equivocadas con las respuestas equivocadas.

Equivocado

Equivocado

Iba marchando al ritmo equivocado
con la escoria equivocada.
Burlándome de la energía equivocada.
Usando todas las líneas equivocadas
y los signos equivocados
con la intensidad equivocada.
Estaba en la página equivocada del libro equivocado
con la interpretación equivocada del tema equivocado.
Hice el movimiento equivocado, cada noche equivocada.

Con la melodía equivocada

tocada hasta que sonara Correcta.

¡Sí!

Equivocado
Demasiado tiempo
Equivocado
Demasiado tiempo
Equivocado
Demasiado tiempo
Equivocado

Demasiado tiempo



Neo-yogacara (epílogo)
11/08/2022, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Cada acto de percepción es
en cierta manera un acto de creación
y cada acto de memoria es
en cierta manera un acto de imaginación.

Oliver Sacks (neurólogo inglés)



Neo-Yogacara (y III)
09/08/2022, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Una doctrina-ciencia budista neo-yogacara tal como se indica podría tener las siguientes compatibilidades/incompatibilidades para el budismo Mahayana (segundos y terceros giros de la rueda del dharma):

  • No hay conflicto alguno con la doctrina de «solo-mente» dado que es budismo Mahayana ortodoxo. Curiosamente no es compatible con ciertos planteamientos Theravada y sutras pero eso no ha sido problema alguno hasta ahora.
  • Tampoco es incompatible con el budismo Mahayana ortodoxo el hacer foco en la práctica yóguica y menos o nada en rituales etc… (véase el Zen clásico).
  • Una descripción de la mente actualizada, al estilo Sistema-mente, no es incompatible con el budismo Mahayana tampoco, pues aunque algunos sutras Yogacara explican la mente como las ocho funciones clásicas, esas ocho funciones seguirán siendo de aplicación en todo modelo funcional de la mente. Y el budismo jamás ha afirmado que esas ocho funciones sean «cosas concretas» sino solamente funciones que operan de forma auto-evidente en nuestra mente.
  • Tampoco hay incompatibilidad de las tres naturalezas pues apuntan de forma clara al Dharmakaya (la absoluta), al origen interdependiente (la causal) y al intelecto+sentidos (la imaginada). En este caso es lógico pues siguen tal cual las definió Yogacara.
  • Tampoco las transformaciones mentales son ajenas al budismo Mahayana, sean kenshos, satoris, realización de rigpa, realizar la vacuidad Mahamudra, etc… y de hecho son muchos los sutras que afirman que existen.
  • El karma como experiencia subjetiva, sí puede contradecir diversos sutras. Sería el único punto relativamente «herético» de la propuesta.

A pesar de la compatibilidad de este ciencia de la mente o neo-yogacara con el budismo ortodoxo, que es muy alta, si el budismo quiere evolucionar realmente, deberá ir dejando su visión religiosa y la necesidad de compatibilizar toda propuesta nueva con hasta el más pequeño sutra desde hace dos milenios, pues eso hace que toda evolución quede bloqueada por ser «herética».

Quién tiene una aproximación científica a la liberación, debe entender como de ridículo sería que la ciencia, para cada teoría, pretendiera «no llevar la contraria» a ninguna teoría anterior, y montase argumentos complicadísimos y retorcidos para lograrlo.

Esas cadenas y limitaciones harían que la ciencia en pocos años se bloquease totalmente. No podría avanzar, y el poco avance logrado sería pagando el precio de argumentaciones retorcidísimas. ¿Cómo lograr hacer cierta la gravedad Newtoniana y la Einsteniana a la vez? Bufff, ni se me ocurre como… básicamente porque la Newtoniana es falsa (por inexacta, la Einsteniana ya se verá…) y a nadie se le deben caer los anillos por decirlo, ni le quita mérito a Newton que ha sido una de las mentes más brillantes de la humidad.

Lo contrario no es viable en una ciencia, sea física, o de la mente. Y ha llevado al bloqueo budista actual. ¿Acaso ha habido algún progreso mínimamente destacable desde hace (por ejemplo) cinco siglos? ¿cual? ¿somos tan inocentes para pensar que el budismo ya es perfecto tal como es? ¿sin fallos, fisuras, ni mejoras?

¿O es que no hay manera de hacerlo evolucionar sin romper aunque sea un poco con el pasado y eso es un tabú intocable?

La realidad es que está bloqueado todo progreso pues es imposible compatibilizarlo con todos los sutras que se dan por infalibles, verdad no discutible.

Por tanto si se quiere evolucionar hacia una ciencia de la mente budista (o de orientación budista) es imprescindible librarse también de esas pesadas cadenas. Y por tanto debe abandonarse la infalibilidad del Buddha histórico y todos los subsiguientes, pues es obvio que no eran infalibles.

Eso no significa, lógicamente un «todo vale», pero sí significa que los planteamientos se aceptan o no en función de sus argumentaciones, pruebas, experiencia personal, lógica y sentido común, ciencia, experimentos, etc… y el último factor por irrelevante, es quién lo dijo o si contradice lo que dijo alguien importante años antes.

Da igual quién fue, no es eso lo que le da ni quita validez en absoluto. Si no, no es ciencia.

Decía WuWei que le resultaba paradójica la adoración a la persona en el budismo, dado que este se basa en la ausencia de un «yo» esencial. Y tenía toda la razón.

O en corto, mi querido LinJi: Si el Budha se cruza en tu camino, mátalo.

Gracias por leer.



Neo-Yogacara (II)
07/08/2022, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Resumiendo, Yogacara tiene como posibles ejes principales (sin entrar en detalles técnicos):

  • La idea fundamental de que toda tu experiencia es mera representación mental o qualia (toda en absoluto) y que no coincide con nada externo (noúmeno si existiera) sino que es derivado de ello, co-emergente con ello y tus sentidos y mente, pero creado en, por y para la mente.
  • Foco especial en la práctica yóguica y especialmente la meditación.
  • Conocimiento de la mente y una descripción funcional de la misma como herramienta de sabiduría.
  • Entendimiento diferenciado de aquello que es imaginado, aquello que ocurre y la naturaleza esencial.
  • Transformación de la consciencia/mente como resultado a obtener que lleva a la liberación.
  • Karma como marcas en Alaya. Subjetivización del karma (el infierno y el cielo están en nuestra mente).

Y trasladándolo a la actualidad, una doctrina neo-yogacara con una clara orientación científica, sostendría que:

  • Sabemos ya sin duda que los sentidos no son la realidad externa, sino que la interpretan creando una imagen mental (el azul no es azul es una vibración electromagnética de 450 nm y eso último no sabemos «verlo»)
  • La práctica de la meditación y el mindfulness es el foco de la práctica espiritual (y no rituales, méritos, ofrendas, etc…).
  • Hoy día sabemos más de la mente y podemos construir un modelo funcional más preciso. La neurociencia mira desde fuera, nosotros desde dentro complementándose ambas visiones que no pueden ser incompatibles.
  • La neurociencia no ha encontrado «yoes», ni la física libre albedrío. Las naturalezas absoluta y condicionadas son ciencia actualmente. La tercera, la imaginada es auto-evidente y campo de trabajo de la psicología (en algunos casos) mientras que el budismo simplemente la ve como falsa y la transciende.
  • Tanto hinduismo, como budismo, como las neo-escuelas actuales, mantienen un foco relevante en los eventos transformadores de la consciencia pues sin ellos, la liberación parece imposible o extremadamente lenta. Eso no significa una renuncia a los paramitas, significa que para cumplir con ellos consistentemente, seguramente serán necesarias esas transformaciones mentales.
  • No parece existir retribución ética universal evidente, pero está claro que todos tenemos un infierno o un paraíso dentro de nuestra mente en función de nuestros traumas (marcas en Alaya). Ese es nuestro karma en cada momento. Un Buddha no genera nuevo karma porque no genera esos traumas o semillas.

Seguimos



Neo-Yogacara
05/08/2022, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Neo-Yogacara.

He buscado por Internet y no parece existir tal movimiento, así que creo que lo vamos a crear aquí. ;D

Me parece incluso raro porque Yogacara es quizá la doctrina clásica mejor adaptada a la sociedad occidental del siglo XXI pues es casi neuro-ciencia budista.

Además, si bien la idea filosófica de sunyata de los Madiamikas ha marcado totalmente el budismo Mahayana en su vertiente más filosófica, la idea de solo-mente o solo-representación o incluso dicho en moderno: solo-imagen-mental o solo-qualia creo que está incluso más adaptada al pensamiento occidental pues es, de forma obvia, una verdad científica que además puede liberarnos del apego a las formas.

Por otro lado los yogacarines son los practicantes de yoga, es eso lo que significa la palabra literalmente yogacarin, y destacaron por dar especial peso a la práctica y la meditación lo cual también es algo muy bien adaptado a la forma en que occidente ve el budismo (con mucho peso en la práctica y mucho menos en filosofía-visión, ética y menos aún en rituales).

En tercer lugar, el gran logro Yogacara y que permanece intocado, ni tan siquiera matizado (lo cual es sorprendente) pero muy presente en el budismo actual es su modelo de mente, basado en las famosas ocho funciones (mal llamadas consciencias). Con especial peso en la idea de Alaya (octava función, en este caso de repositorio).

Digo sorprendente, porque, por un lado se ha avanzado muchísimo en el conocimiento de la mente en dos milenios, por otro lado, el modelo yogacara propuesto, aún siendo un logro de titanes en su momento, siendo brillante y tremendamente útil, tiene carencias más que obvias, como por ejemplo, ni aparece la «atención», función mental que es fundamental en cualquier camino espiritual, o no contempla la relación del modelo mental con las emociones, otro tema fundamental, o no existe la memoria episódica, su surgimiento y su repositorio, etc…

Creo que la forma en que el budismo puede acercarse más a la neuro-ciencia y re-alimentar ambas doctrinas obteniendo beneficios sería con la profundización y evolución del modelo yogacara o uno parecido, eso que podríamos llamar neo-yogacara.

Las tres naturalezas yogacara, que hemos visto hace nada, son una forma muy hábil de definir lo que somos, huyendo del maniqueismo del «solo lo absoluto importa y el resto es un sueño» que el modelo de dos verdades típico Mahayana afirma (muy usado en Zen, por ejemplo). Pues nos explica como ocurren las cosas (naturaleza dependiente), como las vemos (naturaleza imaginada) y la esencia de ambas (talidad o naturaleza absoluta).

Más: los conceptos prácticos yogacara tras su idea de «transformación de la consciencia» son fundamentales y de forma soterrada han influido todo el budismo Mahayana, pues ya no se entiende ni como posible un camino espiritual que no se base en transformar la consciencia, sino que se base solo en purificación y paramitas como ocurría inicialmente.

También se revolucionó la idea de karma, volviéndola mucho más mental (pues son marcas en Alaya, que es parte de tu mente). Hasta el punto que hoy día no somos pocos los que vemos el karma como una cuestión puramente subjetiva, de modificación/transformación de Alaya. Y eso encaja también muy bien en el «descreido» mundo occidental, donde muchos no nos creemos que las buenas acciones lleven siempre asociados frutos positivos o renacimientos buenos (si es que alguien consiguiera definir que son «buenas acciones») y sin embargo nos sentimos lejos del pasotismo ético imperante. Así pasa que la integridad propia debe cultivarse pero no porque pensemos que vamos a recibir retribución alguna sino porque crea el caldo de cultivo adecuado para nuestra liberación y por tanto la de los demás.

Eso sí, todo ello abandonando el flirteo de la doctrina con el idealismo puro, pues toda tu experiencia es solo-mente o solamente imágenes mentales, pero las dinámicas del universo las mueve el origen-interdependiente (naturaleza condicionada) y no depende de tus ideas o pensamientos (más bien al revés).

Seguimos




A %d blogueros les gusta esto: