El blog de 道


Instrucciones esenciales Mahamudra (y II)
20/02/2017, 10:18 am
Filed under: Fragments | Etiquetas: , , , , , , , ,

En Mahamudra todos los pecados son incinerados;
en Mahamudra uno es liberado en la prisión del mundo.
Ésta es la suprema antorcha del Dharma.
Los que no creen en ella, son tontos que para siempre
se revuelcan en el sufrimiento y la miseria.

Para luchar por la liberación
uno debe depender de un gurú.
Cuando tu mente reciba sus bendiciones,
la emancipación estará a tu alcance.

De este modo, todas las cosas de este mundo
resultan insignificantes;
no son más que semillas de dolor.
Las pequeñas enseñanzas te llevan a actuar;
uno debe seguir sólo las grandes enseñanzas.
Trascender la dualidad es la visión del rey.
Conquistar las distracciones es la práctica de los reyes.
El camino de la no-acción es el camino de todos los Budas.
Aquél que recorre ese camino alcanza el estado del Buda.

Este mundo es transitorio,
como los fantasmas y los sueños, sin substancia alguna.
Renuncia a él y abandona a tus parientes,
corta los cordones de la lujuria y del odio
y medita en los bosques y montañas.

Si  dejas de luchar y permaneces relajado y natural,
pronto obtendrás el  Mahamudra
y alcanzarás lo inalcanzable.
Corta la raíz de un árbol y sus hojas se secarán;
corta la raíz de tu mente y el samsara se desvanecerá.
La luz de una lámpara dispersa instantáneamente
la oscuridad de largos kalpas;
la intensa luz de la Mente quemará, como un rayo,
el velo de la ignorancia.

Quien se aferra a la mente
no ve la verdad de lo que está más allá de la mente.
Quien se esfuerza en practicar el dharma
no encuentra la verdad que está más allá de la práctica.
Para conocer lo que está más allá de ambas, mente y práctica,
uno debe cortar de raíz la mente
y observarlo todo en total desnudez.
De esta forma, uno deja de lado toda distinción
y permanece tranquilo.

Uno no debe dar ni tomar, sino permanecer natural,
porque Mahamudra está más allá
de toda aceptación o rechazo.
Puesto que alaya (1) es no-nacido,
nadie puede obstruirlo, ni mancillarlo.
Al permanecer en el reino de lo no-nacido
toda apariencia se disolverá en el Dharmata,
y la voluntad y el orgullo se desvanecerán en la nada.

La comprensión suprema trasciende «esto» y «eso».
La acción suprema maneja todas las situaciones, sin apego.
La realización suprema es tomar consciencia de lo inmanente,
sin esperanza.

Al principio, el yogui siente que su mente
se precipita como una cascada;
a mitad de su curso fluye lenta y plácida,
como el Ganges;
al final es como un grandioso y vasto océano
donde las luces del hijo y de la madre se funden en una sola.

-Tilopa

(1) Consciencia almacén, octava, o base en el budismo Yogacara (Solo-Mente).



Instrucciones esenciales Mahamudra (I)
18/02/2017, 7:10 am
Filed under: Fragments | Etiquetas: , , , , , , , ,

Texto también conocido como El Ganges Mahamudra.

Autor Tilopa (988-1069)


Mahamudra trasciende las palabras y símbolos,
pero para ti, Naropa, he de decir esto:

La vacuidad no necesita apoyo;
Mahamudra no descansa en nada.
Sin hacer ningún esfuerzo;
permaneciendo relajado y natural
puede uno romper el yugo
y obtener de esta manera la Liberación.

Si ves la vacuidad cuando contemplas el espacio;
si con la mente observas la mente,
destruyes las distinciones
y alcanzas el estado de Buda.

Las nubes que vagan por el cielo no tienen raíces, ni hogar,
ni tampoco los diversos pensamientos que flotan en la mente.
Una vez contemplas la propia mente,
cesa la discriminación.

En el espacio se forman figuras y colores,
pero ni el negro ni el blanco tiñen el espacio.
Todo emerge de la propia Mente;
la Mente no es manchada ni por virtudes ni por vicios.

La oscuridad de siglos no puede ocultar el brillante sol,
ni tampoco los largos kalpas del samsara
pueden ocultar la esplendorosa luz de la Mente.

Aunque se utilizan palabras para explicar la vacuidad,
La vacuidad como tal no puede ser nunca expresada.
Aunque decimos: “La Mente es tan brillante como la luz”,
ésta trasciende palabras y símbolos.
Aunque la Mente es en esencia vacuidad,
contiene y abarca todas las cosas.

No hagas nada con el cuerpo; sólo relájalo.
Cierra la boca firmemente y guarda silencio.
Vacía tu mente y céntrate en el vacío.
Como un bambú hueco relaja tu cuerpo.
Sin dar ni recibir, pon tu mente a descansar.
Mahamudra es como una mente que a nada se apega.
Practicando así, a su tiempo alcanzarás el estado de Buda.

Ni la práctica de mantras, ni de las perfecciones,
ni la instrucción en sutras y preceptos,
ni las enseñanzas de escuelas y escrituras,
proporcionan la realización de la Verdad innata.
Si la mente llena de deseo busca una meta,
solamente logra ocultar la Luz.

Aquél que observa los preceptos tántricos
y sin embargo hace discriminaciones,
traiciona el espíritu del samaya (1).
Cesa toda actividad,  abandona todo deseo,
deja que los pensamientos surjan y desaparezcan
como las olas del océano.

Aquél que nunca traiciona el no-morar-en-nada,
ni el principio de no-distinción,
cumple los preceptos tántricos.
Aquél que abandona sus deseos
y no se aferra ni a esto ni a aquello,
percibe el verdadero significado que expresan las escrituras.

(continua)

(1) Votos de iniciación tántrica Vajrayana



Pruebas de degradado
16/02/2017, 7:23 am
Filed under: Dibujo | Etiquetas: , , , ,

15732471_1837892926500072_1136217785635340071_o-1

Tinta china sobre papel de arroz


Sobre la mente y La Mente (y II)
14/02/2017, 7:43 am
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , , , , , ,

Entre estas dos acepciones extremas tenemos todavía un cierto número de posibilidades para usar mente con otros significados.

Por ejemplo, no es raro llamar mente o Mente a todo aquello que creemos que es supramundano al cerebro, es decir que no forma parte del cerebro. En ese sentido hay muchas posibilidades en función de lo que creamos que es cerebro y lo que no. Y si no se aclara en detalle, será imposible saber lo que se quiere decir.

Más posibilidades: en muchos contextos técnicos se entiende por mente toda expresión mental, sea la que sea: emoción, pensamiento, memoria, etc… pero no por ejemplo “la visión” o cualquier otra percepción (pues en ese caso estaríamos en un paradigma de Solo-Mente).

Incluso más posibilidades, en muchas traducciones se sigue usando la palabra mente para designar la esencia o núcleo, exista o no exista.

Por ejemplo cuando en zen se habla de no-mente (mu shin), se está usando el ideograma 心 que significa literalmente corazón o núcleo. En estos casos normalmente, en budismo, se niega su existencia, dado que el budismo afirma que no hay “núcleos” o “esencias” en los objetos y seres.

Mu-shin tendría mucho más sentido traducirlo como sin-núcleo o sin-centro o simplemente Anatman pero la tradición y la costumbre siguen mandando.

Por ejemplo en el sutra del corazón cuyo nombre completo es sutra del corazón de la perfecta sabiduría o núcleo/esencia o parte primordial de la perfecta sabiduría, se usa ese ideograma (心) para indicar la parte más relevante y profunda de la sabiduría Mahayana. Pero nada que ver con el corazón como órgano o con la mente…

A veces se argumenta que mu-shin es el estado sin pensamiento intelectual pero sin ser un experto en chino, diría que en ese caso no se hubiera escrito de tal manera sino con el hanzi 思, como por ejemplo sí se hace en Hishiryo (非思量) que sí apunta a la ausencia de pensamiento conceptual o al pensamiento tras el pensamiento (la inteligencia tras el intelecto).

Hay textos con otros significados para la palabra mente pero con estos ya nos hacemos una idea de lo que quería comentar.

Como veis, discutir sobre “mente” así a secas, sin concretar más, puede ser como una Torre de Babel… Y de hecho lo es… puede verse cada día…

thumb_P1160830_1024



Sobre la mente y La Mente (I)
12/02/2017, 7:41 am
Filed under: Reflexions | Etiquetas: , , , , ,

Cuando hablemos de “mente” en charlas espirituales, hemos de tener en cuenta que en la literatura budista y espiritual en general, se ha usado la misma palabra para referirse a diferentes cosas y no-cosas.

Probablemente los textos originales son más precisos que las traducciones y seguramente en sus originales sanscritos, pali, tibetanos o chinos distinguían entre los distintos conceptos o matices, que al final al castellano se traducen como “mente”, pues algunos de estos lenguajes tienen diversos términos para referirse con precisión a cosas que en castellano llamamos genéricamente, mente, por no tener palabras más especializadas. De hecho ocurre lo mismo con “consciencia” pero eso lo dejamos para otro día.

Así ocurre que diversos términos acaban todos traducidos como mente y eso genera cierta confusión por no decir mucha confusión

Existen diversas posibilidades para estos diversos usos de la palabra mente y con el tiempo se aprende a distinguirlas por el contexto pero al principio puede no ser trivial y puede llevar a entender incorrectamente algunos textos.

Pero además del problema de la traducción, es cierto que diferentes maestros, y diferentes doctrinas llaman mente a cosas ligera o radicalmente diferentes. El problema se complica con los “nuevos maestros” que al no usar de forma estricta la nomenclatura de ninguna doctrina usan los términos en función de su propia acepción pero a menudo no lo aclaran, quizá ni son conscientes de que están haciendo tal cosa.

De hecho una de las grandes ventajas de conocer una doctrina en profundidad es que se conoce su nomenclatura y lo que significan los términos con precisión. Solo entonces su entendimiento es posible. Esto no es una trivialidad, he leido multitud de malinterpretaciones de textos Zen o Vajrayana porque la persona, simplemente no conoce la forma de expresión de esa doctrina.

Tras años de trabajar sobre textos Zen o Vajrayana, se empieza a entender lo que se quiere decir con precisión (aunque la propia experiencia personal en meditación y observación de la propia mente también son fundamentales). Si no entiendes el “lenguaje” de una doctrina, da igual que el texto esté en castellano, tu interpretación el mismo será muy probablemente carencial y si hay mala suerte, errónea.

Vamos a ver algunas acepciones posibles de mente, no es que ninguna sea “la buena”, simplemente hay muchas:

– Mente entendida como pensamientos. O lo que a veces aquí llamamos intelecto, es decir pensamiento verbal o discrimiantes o conceptual, como se desee.

Por ejemplo cuando Robert Adams decía “la mente no es tu amiga”. Claramente se refería a esto.

Normalmente se pondrá en minúsculas.

– Vamos al otro extremo. En las doctrinas de Solo-Mente o de Una-Mente, se argumenta que Todo es Mente, esta puede ser universal o individual según creencias, pero es el global de nuestra experiencia, todo, absolutamente todo en Mente.

Este caso normalmente se escribirá con mayúsculas.

Y estas dos acepciones, si estamos atentos, es relativamente fácil distinguirlas por el contexto, pues son dos extremos.

Pero entender “mente” cuando nos están hablando de “Mente” o viceversa, puede hacer que un texto sea imposible de entender o mucho peor, que entendamos lo que no es…

(continua)




A %d blogueros les gusta esto: