El blog de 道


Principios de espiritualidad práctica
18/02/2018, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Tres principios de espiritualidad práctica

Primer principio: La razón de la existencia del  sufrimiento

  • La mente del mono, tu mente, no evolucionó para hacerte feliz sino para hacerte sobrevivir hasta reproducirte.
  • Una de las formas en que lo hace es previendo posibles sufrimientos y placeres de forma continuada.
  • La mente no puede prever sufrimiento sin sentirlo. Pues somos seres emocionales y no racionales.
  • El deseo es prever un placer. Y cuando la realidad no encaja con nuestra previsión  rechazamos la realidad.
  • El rechazo crea separación y sufrimiento.
  • Así el sufrimiento tiene su origen en prever sufrimiento y prever placer.
  • Por ello, continuamente sentimos sufrimiento de una intensidad u otra. A eso le llamamos estrés existencial.

Segundo principio: El sufrimiento no es imprescindible

  • El funcionamiento de la mente del mono quizá era imprescindible hace unos milenios, cuando la supervivencia física no estaba garantizada minuto tras minuto.
  • Pero ya no es imprescindible.
  • Luego nuestro sufrimiento es en gran parte innecesario y gratuito.
  • El sufrimiento es causado por la mente y la mente puede cambiarse.

Tercer principio: Soluciones al problema del sufrimiento

  • La evolución humana no está cambiando esta situación, no puede. Porque la evolución fisiológica se mide en docenas de miles de años pero el entorno del ser humano cambia en décadas.
  • Luego la evolución no va a arreglar esta anomalía por sí sola. El sufrimiento humano no está reduciéndose.
  • Pero es posible cambiar esta situación y que se resuelva el problema del sufrimiento.
  • A esa solución o familia de soluciones las llamaremos genéricamente espiritualidad práctica.

 



La vida en el horizonte de sucesos
15/02/2018, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Donde lo individual toca lo universal
sin ser ninguno de ellos.

No el hogar del Buddha sino el propio campo búdico.
No el hogar del Jnani, sino el Jnani mismo.

El sabio no es que viva en
el horizonte de sucesos.

Sino que es
el horizonte de sucesos.

En un extremo la persona,
en el otro lo absoluto.

Recorrer ese camino entre extremos
es espiritualidad.

En un lado lo manifestado
en el otro su origen.

Recorrer ese camino entre extremos
es trascendencia.

El jnani ve lo manifestado
allí, tan lejos, tan onírico…
Cómo una perla brillante en la distancia.

Y siente la atracción de lo absoluto
con la fuerza de un agujero negro
infinitamente dichoso
pero en el que nada puede ser.

En esa singularidad, en tierra de nadie,
el tiempo ni existe ni no existe
el espacio ni existe ni no existe.

Da un paso más allá del horizonte de sucesos
y desaparecerás.

Da un paso alejándote
y eres samsara.

Entre ellos la eterna y continua
disolución de la individualidad.
Sin desaparecer nunca del todo.

Eternamente llegando al límite
como eternamente cayendo, pero sin tiempo
y sin moverse en absoluto.

El último aliento
de la existencia
congelado eternamente.

Y sin embargo vivo.

Es la vida
en el horizonte
de sucesos.

Es la vida
en el filo
de un cuchillo.

Bajo del vagón y me dirijo al trabajo mientras termino de escuchar la canción en el ipod.



¿Casualidades o causalidades?
13/02/2018, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Si no estás atento a las señales del cielo
pasa de largo el momento.
Bifurcaciones en el camino.
Puedes ser testigo o puedes cambiar el sentido.

A la vuelta de la esquina en la yaga y en la herida,
en el ayuno o la vigilia
vigilas cada día.
Estados alterados en el momento adecuado.

Situaciones preconcebidas,
plegarias desatendidas,
conexiones imprevistas
para la mirada del ciego.

Casualidades o causalidades
de la vida.
casualidades o causalidades
de la vida.

¿Está escrito, o no, el destino?
Mantén los ojos abiertos,
interpreta los signos correctos,
desconfía de falsos maestros.
Sólo tú puedes saberlo,
¡nadie más puede saberlo!.

Cercano o lejano, en guardia o descansando,
callado y en silencio.
El sonido perfecto de vivos y muertos.

Casualidades o causalidades
de la vida.
casualidades o causalidades
de la vida.



Mini libro: Las tres mentes – Un modelo de evolución espiritual.
11/02/2018, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Creo que merece la categoria de mini libro pues son más de 30 páginas…

Integra gran parte de lo hablado al respecto en los últimos meses con mínimos cambios surgidos en su revisión.

Espero sea de utilidad.

Las tres mentes – Un modelo de evolución espiritual



Addendum: 五位
08/02/2018, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Addendum: 五位 – Los cinco rangos (de Dongshan)

Hemos nombrado los cinco rangos de Dongshan en textos anteriores, Y de hecho ya hay una entrada en este blog al respecto, esto viene a ser una revisión de ella relacionándola con las últimas entradas vistas y terminologías usadas.

Dongshan Liangjie (807–869) se considera en fundador de la escuela Ch’an Caodong que luego derivaría en la Soto japonesa.

Por cierto, a pesar del texto y de que su autor sea el fundador de la escuela soto, hoy día la escuela soto tiene como opinión mayoritaría que no hay evolución espiritual alguna y que la budeidad es práctica-realización… No deja de ser curioso como cambian las cosas con el tiempo…

Su descripción de los cinco rangos es extremadamente poética, como tantos otros maestros ch’an, pero a la vez suficientemente clara.

Por cierto que sería más correcto traducirlo por “posición” o incluso “asiento” (donde nos hemos asentado).

Las posiciones o situaciones que establece son:

  1. Lo aparente en lo real
  2. Lo real en lo aparente
  3. Llegada de lo real
  4. Llegada de la integración mútua
  5. Logro de la unidad

1. Lo aparente en lo real (Sho-chu-chen)

En la tercera vigilia de la noche,
antes de que aparezca la luna,
no es de extrañar que cuando nos encontremos
¡no haya ningún reconocimiento!
Aún acariciando mi corazón
está la belleza de días anteriores.

Todo lo aparente, lo manifiesto está en realidad dentro de lo real, pero no lo sabemos ver. De noche quizá emerja esa mente pura, o en meditación… pero no la reconoceremos como tal. Nuestra sabiduría aún no da ni para “reconocer al Buey”. Aún nos atrae en exceso lo externo.

Estamos aquí hablando de la situación previa a todo Kensho. Buscando el Buey. Concentración Mahamudra.

  1. Lo real en lo aparente (Hen-chu-sho)

Una abuela de ojos soñolientos
se encuentra a sí misma en un espejo viejo.
ve claramente una cara,
pero no se le parece en absoluto.
Es una pena, con la cabeza confusa,
¡Trata de reconocer su propio reflejo!

Simplemente Kensho. Acceso a la mente despierta.

Nuestra esencia (antiquísima según las teorías que incluyan la reencarnación) se reconoce a sí misma. Y no es quién creía ser.

Ahora lo real empieza a aparecer puntualmente dentro de nuestra realidad manifiesta.

Buey reconocido. También comienza el camino de la Simplicidad Mahamudra que nos llevará (siguiente punto) a una no-conceptualidad sólida.

  1. Llegada de lo real (Sho-chu-rai)

Dentro de la nada, hay un camino
que te aleja del polvo del mundo.
Incluso si observas el tabú
en el actual nombre del emperador,
superarás la elocuencia de antaño
que silenció toda lengua.

Volver y volver a la mente despierta, en ella hay un camino que te aleja del samsara.  La no-conceptualidad superará nuestra elocuencia de antaño.

  1. Llegada de la integración mútua (Hen-chu-shi)

Cuando dos espadas se cruzan
no hay necesidad de huir
El maestro de la espada
es como la flor de loto en el fuego.
Cláramente se alza al cielo
espontáneamente un espíritu.

La integración de la mente inconsciente en la despierta. Ambos, buey y persona, olvidados. Un sabor. Ya no nos aflige la mente reactiva. No dualidad.

  1. Logro de la unidad (Hen-chu-to)

¿Quién se atreve a igualar
a quien ni es ni no-es!?
Todos los hombres quieren dejar
la corriente de la vida ordinaria,
pero él, después de todo, vuelve
para sentarse entre brasas y cenizas.

Vuelta al mercado y No meditación Mahamudra. No hay problema en sentarse sobre las brasas y cenizas del samsara, la realizació es sólida como una montaña y se extiende por todo el universo. Realmente solo ahora el Arahant es totalmente libre de sumergirse en el samsara cuanto quiera. No antes. Hacerlo sería un grave error.

 




A %d blogueros les gusta esto: