El blog de 道


Más allá de la existencia (y de la inexistencia) I
20/05/2019, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Ampliación de un comentario.

Algún sabio budista, lamento no recordar cual, dijo que para entender el budismo hay que entender como se sitúa más allá de los conceptos de existencia e inexistencia. Y es cierto, al menos, o de forma más clara, el budismo Mahayana.

Por ejemplo, tanto Sunyata como Anatman, solo pueden entenderse correctamente desapegándonos del concepto de existencia (y de su opuesto) y adquiriendo una perspectiva algo más elevada que reconcilie ambos extremos.

Se puede decir, que “tú” como ser vivo complejo, estás más allá de la existencia y la inexistencia. De hecho, si no fuera por eso, quizá el budismo no se habría preocupado tanto por el problema de la existencia o no de las “cosas”, pues como solemos comentar, el budismo es básicamente práctico.

Empecemos por la visión convencional de “existir”.

Todos estamos convencidos que de eso de “existir” o “no existir” no tiene fronteras difusas, es sólido como una roca, algo o existe o no existe y no hay nada en medio. Sería terrible que algo pudiera existir y no existir a la vez o en momentos consecutivos del tiempo… o según criterios subjetivos… y quizá más preocupante que algo no estuviera incluido en la categoría de existencia ni el de inexistencia, ¿dónde estaría y cómo estaría, si se diera ese caso?

Desgraciadamente, “existir” como todo concepto, es una simplificación de la realidad, y por preocupante que pueda parecer, tiene fronteras notablemente difusas, por eso a menudo hay que matizarlo.

Lo notaremos porque a veces decimos: “Sí, existe, pero de ESTA manera”, demostrando que hay diversas maneras de existir… casi nada…

Veamos un ejemplo y luego veamos como es que hay algo tan raro como “categorías o formas de existencia”.

El ejemplo típico podría ser una alucinación.

Preguntados, casi todo el mundo afirmaría “no existe”. Sin embargo no es que no haya ocurrido ¿no? La alucinación ha ocurrido, luego ¿cómo podemos decir que no ha existido algo que ha ocurrido?

Luego responderemos, ahora seguimos en la misma línea y podemos preguntarnos ¿existe un pensamiento?

La substancia que lo compone es probablemente la misma que la de la alucinación, pura substancia mental. En este caso estará más repartida la opinión sobre si existe o no (o correremos a matizar lo que queremos decir, cosa innecesaria si eso de la existencia fuera algo tan claro). Quizá incluso diremos “según como lo mires”, luego, la existencia de algo ¿es subjetiva? ¿opinable? ¿matizable? ¿con categorías? ¿qué??

Podemos complicarlo algo más y apuntar ahora a algo que vemos, por ejemplo algo rojo que vemos, por ejemplo una manzana ¿existe?

Ahora casi todo el mundo dirá que sí, pero sabemos científicamente (y teóricamente, pues no nos lo parece) que su naturaleza no es diferente a la de la alucinación o el pensamiento, es materia mental y se produce hasta en el mismo lugar del cerebro que la alucinación, pero ¿esto claramente existe y la alucinación no? ¿siendo básicamente lo mismo?

Curioso, cuanto más pensamos sobre esto de existir o no existir, más liados estamos…

Seguimos.



Historias de un gato (XIV)
18/05/2019, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Un joven de lugares lejanos preguntó:

Se ha dicho que todos los Buddhas no son el mismo ni tampoco diferentes. ¿Qué se quiere decir con esto?

El cuidador de gatos respondió:

No sé si existen los Buddhas tal como los explican algunos textos, pues implican cierta perfección y la perfección suele ser inalcanzable, pero caso que existan puedes verlo así:

Imagina tu móvil, con su sistema Android y yo con otro modelo de móvil pero con el mismo sistema y versión de Android.

Ambos estamos apegados a nuestro móvil y lo tenemos llenos de las Apps que más nos gustan, con nuestras fotos y videos, con nuestros marcadores favoritos, fondo de pantalla personalizado, etc…

Nuestros móviles no se parecen en nada. Son modelos diferentes y tienen contenidos totalmente diferentes.

Y como van bastante lentos con tanta cosa decidimos limpiarlos. Lo vamos borrando todo: quitamos las Apps, las fotos, los marcadores, el fondo de pantalla…

Y ambos quedan limpios y nuevos como salidos de fábrica.

Ahora siguen siendo dos móviles distintos pero ambos tienen solo el sistema base: esa versión de Android, que es exactamente el mismo para ambos.

Ahora finalmente, tras retirar todo, ambos móviles son y no son iguales. Pues no son iguales, pero internamente son equivalentes.

La budeidad no es demasiado diferente a esto.

Y el proceso para llegar a ella,
tampoco…

El gato blanco se metió bajo la cama.

Lo mismo que un fuego brilla en un lugar y se apaga en otra parte, así debería de ser entendida la aparición y desaparición en el caso de los Budas.

– Maitreya



Las etapas budistas del primer giro de la rueda del Dharma
17/05/2019, 9:00 am
Filed under: Uncategorized

Más que excelente texto al respecto:

Sotápanna: el que entra en la corriente de la liberación



Salvavidas
16/05/2019, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Al frente un precipicio y los lobos a la espalda,
en realidad, nunca me perdí, siempre seguí el camino correcto.

En algún lugar lejano de nuestra memoria antigua
se decidió traernos hasta aquí, sin explicación alguna.

Todo lo que necesito hoy, quítamelo
y déjame seguir atrapado, en este bote salvavidas,
navegando a la deriva y sin timón.

Por encima de lo mío siempre estuvo el infinito.
No quise más, pudiendo disfrutar y no dejar nada en el plato.

Todo lo que necesito hoy, quítamelo
y déjame seguir atrapado, en este bote salvavidas
navegando a la deriva y sin timón.



10 confusiones a identificar (según Gampopa)
14/05/2019, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Diez confusiones a identificar:

1. La confusión entre la fe y el deseo. Identifícala.

2. La confusión entre amor, compasión y el apego. Identifícala.

3. La confusión entre la ausencia de naturaleza de todo conocimiento y el vacío del intelecto humano. Identifícala.

4. La confusión entre la naturaleza del vacío de los fenómenos (Dharmadhatu) y la visión nihilista. Identifícala.

5. La confusión que se produce entre experiencia y realización. Identifícala.

6. La confusión entre la gente virtuosa y los farsantes. Identifícala.

7. La confusión entre la pérdida automática y la pérdida llevada a cabo por Mara. Identifícala.

8. La confusión entre los hechos de siddhas y de brujos. Identifícala.

9. La confusión entre actos que benefician a otros y a uno mismo. Identifícala.

10. La confusión entre métodos hábiles y habilidad pretenciosa. Identifícala.

Nota: No me pregunteis, por el 7. Ni idea. 🙂




A %d blogueros les gusta esto: