El blog de 道


Qualia (II) – La inefabilidad (I)
04/10/2022, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

De hecho aunque parece que Daniel D. ha dicho mucho sobre los qualia, en realidad ha dicho muy poco.

Para un budista de orientación yogacara podría decir más hablando menos:

  • Son todo tu universo fenoménico.
  • Y no hay nada más que puedas percibir conscientemente.

Vamos que no es difícil entender qué es qualia, porque es absolutamente todo lo que ves, oyes, sientes, hueles, etc… Incluidos los dolores de barriga o un rato de melancolía (sí, también percibir las emociones es qualia). Como hemos dicho alguna vez no tenemos cinco sentidos ni mucho menos, tenemos muchas más capacidades de percepción.

Pero vemos qué ha dicho Daniel punto por punto. Dice que los qualia son:

  1. Inefables; esto es, no pueden ser comunicados o aprendidos por otros medios diferentes de la experiencia directa.

Bien, esto conecta con algo que se ha dicho mucho en este blog y a veces sorprende:

  1. Ninguna experiencia es transmisible a otros, solo es «sincronizable» en ciertos casos.

Estas dos frases aparentemente son muy diferentes pero en realidad dicen lo mismo.

Primero: toda experiencia es qualia (o un grupo de ellos), esto ya lo hemos visto antes.

Luego si los qualia no se pueden comunicar, es imposible que puedas comunicar tu experiencia a nadie, por sencilla que sea (por ejemplo, tener un escalofrío).

Es lo mismo que aquello típico de que es imposible explicar qué es el rojo a un ciego de nacimiento. Pero también es imposible explicar como es «tu color rojo» a cualquier otra persona.

¿Sorprendente?

Piénsalo un poco, ¿cómo se lo ibas a explicar? tienes las mismas palabras que para explicar el rojo a un ciego. Imagina que no te dejan señalar con el dedo, ni establecer comparaciones o decir que objetos lo tienen (no vale decir «Es el color de la sangre»).

Debes describirlo, describir cómo es ¿cómo lo harías?

No tenemos palabras para ello, no podemos describir el color rojo en absoluto (si crees que sí, puedes ponerlo en los comentarios pero recuerda sin comparar con nada, solo describirlo de forma pura). ¿Cual es el adjetivo o adjetivos que describen al rojo? (siendo rojo ya un adjetivo…). No los hay, como mucho habrán sinónimos…

De hecho, como se suele decir por aquí, no hay forma conocida de saber si tú ves el rojo igual que yo… podrías verlo diferente. Tu qualia de rojo sería diferente al mío. Que son iguales es solamente una hipótesis de trabajo. ¿Razonable? sí, pero hipótesis, no lo olvidemos.

Pero obviamente de alguna manera todos sabemos que el rojo es rojo y no verde (excepto daltónicos), no nos confundimos. Uno no dice que es rojo y el otro que es verde, eso no pasa si no somos daltónicos ¿cómo lo hacemos? ¿es porque vemos todos igual?

Pues eso no podemos saberlo tal como ya hemos dicho.

En realidad lo que hacemos es algo que aquí llamamos «sincronizarnos», no sé si existe una palabra más reconocida para ello. Esta la hemos inventado en el blog a falta de otra.

¿Y qué es eso de «sincronizarnos»?

Pues muy sencillo, lo mismo que haremos con los niños pequeños o si estamos ante alguien que habla un idioma que nos es desconocido: señalaremos a algo de color rojo y diremos «rojo».

Y como asumimos que ambos tenemos la misma experiencia en ese mismo momento, asumimos que la etiqueta «rojo» va a apuntar a la misma quale en ambas mentes, aunque no hay prueba alguna de ello ni forma de verificarlo.

Nos hemos sincronizado, ahora ya llamamos «rojo» a lo mismo. Pero sin saber seguro si el qualia en la cabeza de cada uno de nosotros es el mismo. No sabemos seguro si mi «rojez» se parece a tu «rojez». Y no tenemos forma de confirmarlo de forma directa o inapelable.

De hecho se podría pensar hasta que quizá tenemos gustos diferentes (en colores, comidas, música…) porque los qualias asociados en nuestras mentes son diferentes, ¿te imaginas? Da que pensar…

Pues justo eso: «que los gustos son diferentes en cada persona», está demostrado. Hay moléculas que solo tienen sabor para algunas personas y para otras no tiene gusto alguno.

¿Sorprendido?

Ahora cuando algo que te gusta, no guste a otra persona, no te preguntes solamente porque tenemos todos diferentes gustos, pregúntate también si simplemente es que eso sabe de forma totalmente diferente para esa otra persona.

Esto ocurre. Y nos dice mucho sobre la inefabilidad de la experiencia.

Seguimos



Revisitando los qualia (el problema duro de la consciencia)
02/10/2022, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Pasamos de un extremo a otro, del budismo más ortodoxo (Lankavatara sutra) a la conexión del mismo con la más moderna neurociencia. En esta ocasión vamos a revisitar todo lo que hay tras el concepto de qualia y su relación con la espiritualidad y el budismo. Y por qué qualia es el problema duro de la consciencia (y no el sujeto o testigo que los pueda observar).

De qualia hemos hablando antes aquí, aquí y aquí. Vale la pena leer esos textos antes que este aunque no es imprescindible.

Qualia es la «substancia» inatrapable que da lugar a todo nuestro universo, casi nada. La última frontera de la ciencia. Algo sobre lo que no tenemos ni idea de como surge. El problemas duro de la consciencia.

Empezamos.


Por qualia aquí entendemos (y en neurociencia también aunque en algún artículo de divulgación no se explique bien) toda nuestra representación interna, aquella de la que somos conscientes. Ese mundo interior que todos tenemos, que es solamente nuestro y que en realidad, en última instancia constituye todo nuestro universo pues es toda nuestra experiencia consciente (esto útimo es muy yogacara, pero no me puedo resisitir)

En la wikipedia dice: Por ejemplo, la rojez del rojo, lo doloroso del dolor o el sonido de una nota musical.

Es interesante ver, aunque no lo dice y la frase parece indicar lo contrario, que no hay más que rojo en la rojez, no hay más que dolor en lo doloroso, y no hay más que sonido en la nota.

Luego qualia es la representación de toda nuestra experiencia y no una parte de ella (seguimos siendo muy Yogacara).

Es eso que si creásemos un robot que se comporta exactamente igual que una persona, asumiremos que es lo que le faltaría, porque asumimos que no tendría esa representación interna del mundo. Eso que a veces hablando sin demasiada precisión diríamos que es que «no tendría consciencia».

Pues bien, eso dicho técnicamente es que no tendría qualia o qualias (esto último está mal dicho porque qualia ya es plural en latín pero bueno, por entendernos).

¿Por qué no lo llamamos consciencia?

Bueno, porque aparentemente la consciencia es un espacio en que se reunen dos categorías de cosas, los qualia y aquello que «los ve» y deduce cosas de ellos. Es decir nuestra inteligencia del Sistema-Mente o bien cualquier forma de cognición según la neurociencia o bien el atmanapara los hinduistas, el testigo eterno de los neo-advaitas, etc…

Esto es falso para el budismo si lo cosificamos, como nos recordaba Dídac hace pocos días, no tiene sentido asumir una especie de personita pequeña dentro de la mente mirando los qualia. Entre otras cosas porque si está mirandolos necesitará ojos internos de algún tipo y el problema inicial vuelve a reconstruirse y así hasta el infinito (¿tendrán re-qualia esos ojillos internos?).

No es viable que la consciencia conste de qualia y algo que lo observa (el sujeto dual) aunque es cierto que, por sencillez en el discurso a veces parecerá que lo asumimos. Pero la respuesta a como se produce el contacto entre qualia e inteligencia ha de ser de otro tipo, seguramente mucho más compleja y por supuesto sin sujeto concreto.

Curiosamente para la ciencia la parte cognitiva no es misterio alguno (para mi tampoco), es decir el atman o no atman, o testigo o como lo quieras llamar no posee ningún problema lógico, no es más que inteligencia operando. El otro polo sí, y por eso los qualia crean el problema duro de la consciencia.

Acabando hoy, podemos ver las cuatro propiedades que según Daniel Dennet tienen los qualia:

  1. Inefables; esto es, no pueden ser comunicados o aprendidos por otros medios diferentes de la experiencia directa.
  2. Intrínsecos; esto es, son propiedades no relacionales, que no cambian dependiendo de la relación de la experiencia con otras cosas.
  3. Privados; esto es, todas las comparaciones interpersonales de los qualia son sistemáticamente imposibles.
  4. Directamente o inmediatamente aprehensibles en la conciencia esto es, la experiencia de un quale es saber que uno experimenta un quale, y saber todo aquello que se puede saber acerca de ese quale.

Seguimos.



El sutra del corazón del descenso a Sri Lanka (PDF)
30/09/2022, 7:07 am
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , ,

Como hacemos habitualmente con las series largas, aqui tenemos el PDF consolidado para facilitar su lectura en el futuro:

El sutra del corazón del descenso a Sri Lanka



Tú conoces la superficie, nosotros la médula
28/09/2022, 7:14 am
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , ,
You know the surface,
we know the Core.

Dofuku dijo: «En mi opinión la verdad está más allá de la afirmación o la negación, pues así es como aparece».

Bodhidharma replicó: «Tú tienes mi piel».

«La monja Soji dijo: «Desde mi punto de vista, es como la visión de Ananda del país del Buda: una vez visto, visto para siempre».

Bodhidharma respondió: «Tú tienes mi carne».

Doiku dijo: «Los cuatro elementos están vacíos, y los cinco skandhas son vacuidad. En mi opinión, vacuidad es la realidad».

Bodhidharma comentó: «Tú tienes mis huesos».

Finalmente, Eka se inclinó ante su maestro y permaneció en silencio.

Bodhidharma dijo: «Tú tienes mi médula».



Bodhidharma
26/09/2022, 7:07 am
Filed under: Uncategorized

Entender que la mente está vacía es ver a Buda. Usar la mente para buscar la realidad es una ilusión. No usar la mente para buscar la realidad es entendimiento. Liberarse de las palabras es liberación.

-Bodhidharma

 




A %d blogueros les gusta esto: